1,7 millones de viajeros andaluces se han alojado en una vivienda vacacional en los dos últimos años

 

 

 

 

Madrid, 23 de noviembre. HomeAway, Inc., líder mundial en alquiler vacacional, ha presentado el III Barómetro del Alquiler Vacacional en Andalucía, pionero en nuestro país, con el objetivo de aportar datos fiables que ayuden a mejorar el conocimiento del sector. La novedad de esta tercera edición es que ofrece la comparativa respecto al estudio elaborado en 2014, con lo que se puede observar la evolución del usuario de viviendas de uso turístico residentes en Andalucía. Entre sus principales conclusiones, destaca que en los dos últimos años, un total de 1,7 millones de viajeros residentes en Andalucía entre 18 y 65 años se han alojado en una vivienda turística, lo que suponen 300.000 más de los 1,4 registrados en la edición de 2014.
 
El estudio revela que la vivienda vacacional representa el 39% del total de contrataciones generadas por los andaluces en alojamientos turísticos. Si se analizan los datos de 2014, se concluye que esta modalidad incrementa un 46% su cuota de mercado frente a otros alojamientos tradicionales (hoteles, casas rurales, etc.). El estudio resalta además que se reduce la estancia media respecto a hace dos años y pasa de las 7,8 noches (2014) a las 5,6 noches. Sin embargo, este descenso se compensa con el incremento en la frecuencia de contratación de la vivienda turística (de 1,8 veces en 2014 a 2,6 en 2016). Estos datos están en la misma línea que los registrados en el estudio nacional.

 

Familias, los principales usuarios de viviendas de alquiler vacacional
Al igual que en el Barómetro Nacional, los principales usuarios andaluces de las viviendas turísticas son familias (46%) y parejas (31%) y, en tercer lugar, los grupos de amigos (19%), con un tamaño medio del grupo que se mantiene en 4 personas respecto a 2014. De acuerdo a los datos del estudio, los viajeros andaluces prefieren las viviendas turísticas por su comodidad, para estancias más largas en destinos nacionales y para viajar en familia.

 

Los andaluces prefieren Andalucía
El estudio de HomeAway y USAL concluye que el principal destino de los usuarios residentes en Andalucía de vivienda turística es la misma comunidad andaluza (77%), con mucha diferencia sobre el segundo destino, la Comunidad de Madrid (4%), así como de Asturias y Comunidad Valenciana (3%) que quedan empatadas en tercer lugar.

 

1.900 millones de euros de impacto económico
Según el Barómetro, en total se estima que el gasto de los usuarios andaluces es de 2.387 euros durante toda la estancia. De éstos, 406 euros se destinan al alquiler del alojamiento y 1.981 euros a gastos vinculados a la estancia (alimentación, ocio, etc.).

 

Durante toda la estancia, la media que cada persona gasta es de 792 euros al año, mientras que el gasto total por persona y día es de 125 euros. Todos estos datos están en consonancia con la media nacional (789 y 127 euros, respectivamente). 


Al desglosar las diferentes partidas de gasto de los andaluces, el estudio muestra que las dos que suponen una mayor inversión son las comidas y consumiciones fuera del alojamiento (26% del gasto durante la estancia), y la compra de comestibles, bebidas y otros productos de consumo cotidiano para consumir dentro del alojamiento (16% del gasto durante la estancia). El estudio nacional muestra una distribución del gasto similar.

 

Los gastos en alquiler y durante la estancia extrapolados a los 1,7 millones de viajeros andaluces entre 18 y 65 años que se alojaron en una vivienda vacacional en los dos últimos años (entre abril 2014 y abril 2016) supuso un impacto económico de más de 1.900 millones (*) de euros en el entorno de las viviendas: gasto en comercios locales, restaurantes, bares… Si a esta cantidad se le añade la contratación de viviendas turísticas, se estima que el sector ha generado un negocio de 2.386 millones de euros en los dos últimos años.

 

Elección de la vivienda turística: motivos y canales
Los principales motivos del viaje por parte de los andaluces son los mismos que los de los españoles, “Disfrutar del tiempo libre con las personas con las que viajo” (lo que significa que se valora más la compañía que el destino), así como “Descansar, escapar de la rutina y del estrés”. Ambas razones se sitúan por delante de otras como irse a la playa, que pierde siete posiciones como motivo principal para irse de vacaciones respecto al estudio de 2014.

 

Las webs de viviendas vacacionales, la principal fuente empleada
A la hora de elegir el alojamiento, las webs específicas de viviendas turísticas son la principal fuente empleada para el 54% de los encuestados andaluces, por delante de las recomendaciones de conocidos que ocupan el segundo lugar al citarla el 48% de los consultados. En este sentido, estas webs se convierten en el primer referente porque probablemente se les otorga más confianza como fuente de información. La muestra nacional arroja unas cifras muy similares a la andaluza.

 

El ordenador se mantiene como el principal dispositivo para realizar las consultas (84%), aunque respecto a 2014, el móvil gana cuota y duplica su porcentaje de uso alcanzando el 16% de usuarios andaluces (4 puntos porcentuales más que el estudio nacional).

 

A la hora de contratar, los andaluces utilizan los mismos canales que los españoles, y las webs son claramente el canal líder con el 51% del total de los usuarios de vivienda turística (frente al 42% de 2014), seguidos del teléfono (27%) y del correo electrónico (11%).

 

Asimismo, el Barómetro muestra que en Andalucía, al igual que en España, cada vez se reserva con menor antelación: así lo registra la comparativa 2014-2016 donde los plazos cortos experimentan aumentos en varios puntos porcentuales. Más del 50% de las reservas se hace con una antelación entre 15 días y 2 meses.

 

Por otra parte, el precio y la ubicación (con una valoración de un 4 sobre 5) son los dos factores fundamentales que el usuario busca a la hora de elegir vivienda turística, seguidos del entorno y alrededores de la vivienda (3,8), sin cambios respecto a 2014 ni respecto al barómetro nacional.

 

Valoración y comportamiento tras la utilización del alojamiento
Según los datos del III Barómetro de Alquiler Vacacional en Andalucía, la satisfacción del usuario en general es de un 4 sobre 5, donde la ubicación, el precio y el descanso son los aspectos mejor valorados. En la misma línea, la intención de recomendar es alta, con un 4 en una escala de 5 puntos. Al igual que en el informe de 2014, las relaciones interpersonales son un punto importante a la hora de contratar un alquiler vacacional y algo más del 95% de los encuestados confirma que no tuvo ningún problema con los vecinos. Los datos nacionales apuntan en la misma dirección que los andaluces.

 

Otra conclusión del estudio es que el 90% de los usuarios andaluces de vivienda turística volvería a contratar esta modalidad si volviesen al mismo lugar y en las mismas condiciones, mientras que el 45% cambiaría de destino y se iría a otro con oferta de vivienda turística en caso de no encontrar esta modalidad de alojamiento en destino. Ambos datos son muy similares a 2014, y demuestran una fidelidad muy alta a la vivienda turística, como ocurre en el caso de los datos nacionales.

 

Asimismo, el 55% de los entrevistados andaluces (frente al 49% del estudio nacional) ha compartido algún comentario en Internet tras la experiencia, 17 puntos porcentuales por encima del número de personas que publicaban comentarios en Internet en 2014 (38%), y el 98% de ellos fue positivo.

 

Intención de repetir
El 78% de los encuestados andaluces afirma que se alojará de nuevo en una vivienda turística en 2016. La mayoría (74%) lo hará en verano, mientras que un 25% lo hará en otoño, siguiendo la misma distribución que el estudio nacional.

 

Del estudio también se desprende que los andaluces, al igual que los españoles, asocian vivienda vacacional con vacaciones con familia o con amigos, para estancias más largas y como opción económica, y cuenta con una percepción mejor respecto al hotel tanto por precio como por comodidad.

 

Según Juan Carlos Fernández, Director General de HomeAway para el sur de Europa, “el tercer barómetro de alquiler vacacional en Andalucía concluye que esta comunidad desempeña un papel clave en el desarrollo del sector y representa el 17% del alquiler vacacional a nivel nacional. Además, el impacto económico generado por los viajeros andaluces que se han alojado en una vivienda turística en los dos últimos años (2.300 millones de euros) se quedan en Andalucía porque más de tres cuartos de los viajeros andaluces eligen como destino su propia comunidad autónoma”.

 

“Como director del estudio, para la Universidad de Salamanca es un placer haber desarrollado de nuevo este proyecto encargado por HomeAway y esperamos que los datos que hemos presentado sean útiles para todas las partes involucradas en el alquiler vacacional y brinde nuevas perspectivas para el sector”, señala Pablo Antonio Muñoz, Catedrático de Marketing de la Universidad de Salamanca.

 

(*) En los dos últimos años se estima que la contratación de vivienda turística a viajeros residentes en España generó un negocio de 12.318 millones de euros, de los cuales 2.622 millones corresponden a alquileres y 9.696 millones a gastos de estancia en los lugares en los que se ubican estas viviendas turísticas, tales como tiendas, restaurantes, lugares de ocio…etc.

 

 

 

check