Acurrúcate cerca de la chimenea en estos 7 cálidos lugares

Llega el frío y con él las ganas de encender la chimenea, de asar unas castañas ¡o de no salir de la sauna o del jacuzzi! Nuestras acogedoras casas de alquiler repartidas por toda Europa te invitan a dar la bienvenida a las bajas temperaturas en pareja, con tu familia o con tu grupo de amigos. Disfruta de esos días fríos y de esas noches gélidas refugiándote junto a la chimenea en estas casas de vacaciones, ideales para una escapada romántica o para unas placenteras vacaciones durante los últimos meses del año.

  1. Alta Saboya, Francia

    Resguárdate del frío en el lujoso interior de este acogedor chalet de madera en las laderas del Mont d'Evian, el mismo lugar de donde proviene la famosa agua mineral. Dispone de cinco habitaciones con baño privado y de acogedores sofás alrededor de una chimenea de piedra rústica. Su diseño de planta abierta te permite disfrutar del hipnotizante parpadeo del fuego mientras disfrutas de una cena degustando un espléndido borgoña. Eso sí, no podrás evitar salir al exterior cuando observes las sobrecogedoras vistas: a través de los amplios ventanales y balcones te espera el encantador pueblo de St-Jean-d'Aulps y las pistas de esquí de La Grande Terche y Morzine. Irresistible, ¿verdad?

  2. Valais, Suiza

    Sin duda, este acogedor chalet de cinco dormitorios te hace la vida más fácil. Dispone de una sauna, un elegante comedor, una cocina completa y un gran salón de planta abierta con una magnífica chimenea de piedra entorno a la cual degustar una deliciosa taza de chocolate suizo. Las alfombras de piel, las mantas aterciopeladas, los pufs de lana y los suelos de madera le dan un toque acogedor a su interior vanguardista. Los niños irán directos a la sala de juegos equipada con televisión, iMac, juegos de mesa y libros y, a la hora de dormir, les encantará su dormitorio con literas. El chalet se ubica cerca del teleférico de La Tzoumaz y de Verbier y cuenta con una amplia habitación para guardar el equipo de esquí, lo cual la convierte no solo en una propiedad preciosa, sino también práctica.

  3. Dublín, Irlanda

    A solo 10 minutos a pie del centro, esta casa señorial de estilo georgiano con capacidad para seis personas no podría estar mejor situada para descubrir la capital irlandesa. Aun así, es probable que te cueste salir a la calle debido a su gran cantidad de chimeneas y estufas de leña distribuidas por todas sus estancias: en el comedor, en el salón, en la cocina e incluso en los dormitorios. El salón principal, con sus relucientes suelos de roble, sus cómodos sofás y sillones, sus grandes ventanales y su espléndida chimenea de mármol e hierro fundido, resulta extremadamente acogedor. Cuando veas la curiosa bañera independiente y sus accesorios Art Déco, querrás ser el primero en estrenarla.

  4. Bolzano, Italia

    Perfectas para unas vacaciones con tu pareja ya sea en otoño o en inverno, estas dos casas de campo con capacidad para cinco personas cada una disponen de su propia sauna y bañera exterior de hidromasaje en una terraza privada, además de una enorme bañera en el interior en la que podrás disfrutar de unas vistas espectaculares al calor de la chimenea. Esta casa, ideal para disfrutar de unas reparadoras vacaciones, te permite disfrutar de un entorno glamuroso en combinación con una increíble sensación de desconexión. Te sentirás un auténtico privilegiado rodeado de naturaleza virgen y contemplando unas maravillosas vistas de los Dolomitas, además de poder practicar esquí y de dar paseos en trineo por el valle Gsieser Tal.

  5. Cumbria, Inglaterra

    Después de un tonificante paseo por los alrededores del lago Windermere, no hay mejor lugar para entrar en calor que la lumbre de la chimenea de esta elegante casa de pizarra ubicada en el mismo corazón del Distrito de los Lagos, al noroeste de Inglaterra. Dotada de 3 dormitorios y con capacidad para ocho personas, su interior combina a la perfección elementos clásicos y contemporáneos. Dispone de una chimenea tradicional y de una enorme bañera moderna en el cuarto de baño del dormitorio principal, perfecta para recuperarse tras un largo y reconfortante paseo. Además, esta época del año es la mejor para visitar la zona, dado que los colores del otoño reflejados en el lago lo convierten en una estampa única.

  6. Tirol, Austria

    Con su elegante chimenea de cristal situada entre el salón y la cocina, una bañera de hidromasaje al aire libre y una sauna, esta tranquila casa de campo es el lugar perfecto para refugiarse de las inclemencias del tiempo. Disfruta de sus acogedores rincones repartidos por toda la casa en los que encontrarás sillones con mantas de piel de oveja para entrar en calor y cojines mullidos para echar una cabezadita. Los cuartos de baño rebosan lujo rústico; uno de los tres dormitorios, incluso tiene su propio baño independiente. Así que, ¡déjate cautivar por el paisaje alpino! Estás a solo unos minutos de las pistas de Schladming Dachstein, sede de los campeonatos mundiales de esquí de 2013, mientras que las pendientes que hay alrededor de la casa son ideales para montar en trineo. ¿A qué esperas para reservar tu escapada a la nieve?

  7. Telemark, Noruega

    La agreste y mítica Escandinavia luce como nunca durante los últimos meses del año. Escondida en medio de arbustos de arándanos y frambuesas, el interior de esta cabaña de tres dormitorios es increíblemente acogedor y tiene unas vistas espectaculares al bosque y a los prados de alrededor. Después de caminar o practicar esquí en este romántico entorno natural con sus colinas y lagos, refúgiate al calor de la estufa de leña en la sala de estar o relájate en la sauna con capacidad para cuatro personas. Si prefieres pistas de esquí más profesionales, estás a solo 35 minutos de Gautefall Skisenter. ¿Tentador? Lánzate a la aventura.

Encuentra tu propio rincón acogedor