En la costa del Sol con niños

Quieres hacer un viaje en familia, disfrutar del sol, de la playa. Y complementar las horas con actividades que les gusten a tus hijos. Ponemos entonces rumbo sur, a la Costa del Sol (Málaga), destino donde todas esas condiciones se cumplen.

SELWO AVENTURA EN ESTEPONA


Malaga Sewo aventura jirafas alimentacion NaniArenasTI-resize860x573.jpg


Empezamos por Selwo Aventura, en Estepona. “Mamá, saluda a Timón”. Es ya una frase hecha que los niños gritan al pasar ante el suricato que habita en este parque. Es sin duda el ejemplar más conocido de esta especie, y en el que se inspiraron los guionistas de “El Rey León” a la hora de crear al simpático amigo de Pumba. Es normal que el suricato llame la atención pues este mamífero, de la familia de las mangostas, es muy poco común en España.
 

Pero es que tampoco Selwo Aventura es un zoológico al uso. Este parque es más bien un territorio salvaje donde viven en semilibertad y en condiciones similares a su hábitat natural más de dos mil animales llegados desde todos los continentes. Lo divertido no es sólo su contemplación. En Selwo Aventura los visitantes también emular a Tarzán saltando de una rama a otra ¡subidos en la tirolina fija más larga de Europa! o atravesando interminables puentes colgantes. Sentirse como Guillermo Tell practicando tiro con arco. Imitar a Pocahontas, dando de comer a las jirafas. O suplantar a Indiana Jones haciendo un recorrido en un gran todoterreno digno del mas osado explorador.


Casas de vacaciones para toda la familia en Estepona

 

EL BIOPARC DE FUENGIROLA

Malaga Bioparc tigre NaniArenasTI-resize800x1200.jpg



Menos salvaje es la apariencia externa del Bioparc de Fuengirola. La primera toma de contacto despista. ¿De verdad hay un zoo tras tanto ladrillo? Sí. El Bioparc es un vergel oculto donde habitan felices cocodrilos, tigres, ¡gorilas! Y lémures, más conocidos como “los cola anillada”, los más fotografiados junto con los tigres. La presencia de estos últimos impone. Sobre todo porque el cristal que separa a los felinos de los visitantes está tan limpio que apenas se percibe y esa sensación de cercanía ¡asusta!.



Justo esa es una de las características del Bioparc: la aparente, sólo aparente, ausencia de barreras entre animales y visitantes. Así pensado para que los que pasan por allí tengan la sensación de estar en la selva, en la de verdad. Es la llamada “zooinmersión”.

 


Apartamentos y casas para toda la familia en Fuengirola

 

 

 

 

CROCODRILE PARK EN TORREMOLINOS

malaga cocodriario zoologoNaniArenasTI-resize800x533.jpg



Impresión parecida vivimos en el Crocodrile Park de Torremolinos. Un parque más pequeño, donde los protagonistas son los aproximadamente trescientos cocodrilos que allí habitan. Durante la vista además de verlos, olerlos, escucharlos, descubrir que son descendientes de los ya desaparecidos dinosaurios y que emplean las mismas frías e implacables técnicas de caza de sus antepasados, podrás incluso coger un cocodrilo bebé en tus brazos… ojo. Su tacto no tiene nada que ver con el de los peluches a los que estamos acostumbrados.

 

 

 

 

Malaga Selvo Marina delfin aro naniarenasTI-resize800x533.jpg



Justo al lado del Cocodrile Park está en Aqualand, mítico recinto acuático en el que refrescarte y deslizarte por larguísimos toboganes. Otra opción también refrescante es visitar Selwo Marina, ya en Benalmádena, donde los que saltan y juegan no son los visitantes sino los delfines, las focas y leones marinos… la vista es comparable a un viaje a través de Sudamérica, desde el cálido Caribe hasta la gélida Antártida, para conocer su fauna y aves exóticas más carismáticas. El espectáculo con los delfines es la atracción estrella, aunque los pingüinos también hechizan.

Malaga Selwo Marina Pinguinos NaniArenasTI-resize800x534.jpg


 Si te apetece rematar el viaje contemplando todo esto desde el aire, hay que volver a Benalmádena de donde parte el teleférico que sube hasta la cima del Monte Calamorro, uno de los enclaves más altos de la Costa del Sol, a unos 800 metros de altura sobre el nivel del mar. Ah, y atento a la subida ya que pasarás sobre el también mítico parque de atracciones del Tívoli… ¡cuidado no vayas a chocar con la noria!


Una vez arriba, además de contemplar las hermosas panorámicas de la Costa del Sol (en días despejados se ven Sierra Nevada, Gibraltar y la Costa Africana) podrás hacer una ruta de senderismo (unos tres kilómetros, pensada para todas las edades). Si no te gusta caminar, quédate a contemplar la exhibición de aves rapaces, halcones, águilas, búhos, buitres... con el cielo malagueño y el Mediterráneo como telón de fondo.

 

Malaga calle Larios Mimo NaniArenasTI.jpg

No sólo en los parques temáticos puedes refugiarte del sol. ¿Qué tal aprovechar el paso por Málaga para visitar algún museo? Por ejemplo, para profundizar un poco en la obra del mas famoso artista malagueño, Pablo Picasso en cuyo museo además de contemplar algunos de sus cuadros más famosos (algunos divertidos para los niños y cuyas interpretaciones seguro dibujarán más de una sonrisa en la cara de sus acompañantes), son habituales los talleres para pequeños artistas. La idea es que los más jóvenes aprendan a trabajar en grupo con un objetivo: crear una obra de arte entre varios.


Otra opción es visitar el museo Carmen Thyssen, dedicado al arte del siglo XX español. Ah, no dejes de pasar por su librería donde encontrarás ejemplares muy originales para que los más pequeños se inicien en el apasionante mundo del arte.


Si te apetece ir de compras y de paso ver esculturas (vivientes) no dejes de darte un paseo por la comercial y peatonal calle Larios, siempre llena de mimos que seguro hechizarán a los más pequeños.


¿Agotados? Ya, ser aventurero es muy fatigoso. Para recuperar fuerzas se me ocurren varias opciones. La mejor, ya que estamos en la Costa del Sol tumbarse el resto del día en una playa. Por ejemplo en la de la Misericordia, en Málaga capital, una de las más frecuentadas por las familias de la zona. O la playa de la Carihuela (Torremolinos), en cuyo paseo marítimo seguro te chocaras con algún pescador. Y donde también encontrarás muchos chiringuitos para comer una buena ración de arroz de un surtido de ¡pescaíto frito!. En Andalucía es lo que toca.