Qué comer en Roma - Platos típicos para comer bien en Roma

La cocina romana ha sido desde siempre una cocina popular, elaborada con ingredientes pobres pero cocinados con mucha imaginación y fantasía.  Sus platos brotaron en el ambiente rural y campesino de la campiña romana. Pero actualmente, esta "cocina pobre y campesina" está de moda, y se sirve en los mejores establecimientos por el atractivo turístico que tiene.

La gastronomía romana ha cambiado desde sus inicios en tiempos de los emperadores, hasta hoy día, debido a influencias de los griegos y al cambio político de monarquía a república, y de ahí a imperio, con el enorme crecimiento de éste último, que trajo nuevos hábitos culinarios y técnicas de cocina de las provincias. En un principio, las diferencias entre las clases sociales no estaban tan acentuadas, pero la distancia entre ellas creció junto con el imperio.


En cada zona de Italia hay distintas tradiciones, aunque en la ciudad de Roma, al ser tan cosmopolita, se pueden encontrar también platos típicamente toscanos, ligures o lombardos.


La cocina romana ha tenido mucha influencia de la cocina hebrea (la comunidad judía de Roma es la más antigua del mundo) y es responsable de algunos de sus guisos más representativos, como el cordero (agnello), que en Roma se llama abbacchio [ab-báq-quio].


Una de las peculiaridades de Roma es su gusto por los sabores y los olores fuertes y con carácter, y las atrevidas combinaciones de sabores contrarios.

 

Los platos romanos que no puedes perderte

   

Primo piatto
Primo piatto


Como primer plato, en roma se toma, de forma general, pasta, aunque también son frecuentes los risottos (arroz) y los gnocchis, (bolitas de patata), al igual que algunos tipos de sopa (sobre todo en invierno).


En algunas ciudades pertenecientes a la región de Roma, se pueden saborear varias especialidades realmente deliciosas, como por ejemplo la porchetta (cerdo asado) en Ariccia, o el tradicional pan de Lariano y Genzano, o las estupendas alcachofas romanas famosas de la zona de Cerveteri.


En Palombara Sabina se toman unas exclusivas cerezas servidas en pequeños frascos de vidrio y en Nemi son célebres las selectas fresitas.


Las recetas típicas de la tradición lacial (de Roma) son muy conocidas mundialmente, por ejemplo los bucatini all’amatriciana cocinados con panceta cortada en cubitos, los rigatoni alla carbonara, con huevo y tocino, la lasagna, spaghetti cacio e pepe, con queso rallado y pimienta, pennette all’arrabbiata, pasta corta con salsa picante.

 

Vacaciones en Roma

 
   
 

   

Secondo piatto
Secondo piatto


El segundo plato suele estar compuesto de carne o pescado con "contorno" (guarnición) de patatas o verduras.


Respecto a la carne, el  Abbacchio, cordero lechal  es el rey de la mesa aunque también es muy importante la coda alla vaccinara (un cocido a base de rabo de buey ), trippa alla romana (son unos callos en salsa de tomate con queso, verduras y menta), la porchetta di Ariccia, (cerdo entero asado, relleno de hierbas, sal y pimienta), la Saltimbocca alla romana, que son rollitos de carne de ternera, prosciutto y salvia.


Las coratelle con i carciofi, entrañas con alcachofas y el fritto alla romana, fritura mixta de diferentes tipos de entrañas, alcachofas y calabacines.


Las carciofi alla giudia son una receta heredada de la cocina judía, y consiste en alcachofas cocinadas con limón, sal y pimienta, ¡también hay platos para vegetarianos en Roma!
 

 

Apartamentos en toda la provincia de Roma

 
   
 

   

Helado Italiano
Dolci: Postres, dulces y helados


El postre romano por antonomasia es el mismo que en toda Italia, el gelato. Lo que tiene de especial es que contiene menos grasa butírica y menos azúcar, además que su base estabilizadora normalmente es yema de huevo, sobre todo en los sabores como la vainilla el zabaione y el flan.


Unas galletas que están por toda Italia son las amaretti, elaboradas con almendras dulces y amargas, azúcar, clara clara de huevo, y huesos de albaricoque.


Pupazza frascatana es un dulce tradicional de Frascati, en la provincia de Roma. Se hacen todo el año y está elaborado con harina, aceite, miel y aroma de naranja. Tiene forma de una mujer con tres pechos, usándose a veces para los ojos y la boca semillas de cebada. Pizza de Pascua, dulce que se sirve normalmente en el desayuno de la mañana de Pascua, y puede ser salado o dulce.

 

Alojamientos a tu medida en Roma

 
   
 

En los almuerzos o cenas familiares romanos, es muy común incluir unos entremeses antes del primer plato, que se conocen con el nombre de "antipasti".


Los restaurantes siempre los ofrecen en su carta, y algunos de ellos le dan tanta prioridad que incluso los proponen en forma de buffet (verduras, pimientos, anchoas, sepia, gambas, fritos variados...), constituyendo en sí mismos ya una comida completa.


Algunos de los principales antipasti son: bruschetta (pan tostado con tomate, queso o verduras por encima, con aceite de oliva y sal), crostinni(rebanadas de pan pequeñas con carne, setas, paté o verduras por encima),fiori di zucca (calabaza rebozada y frita, a veces rellena con queso, mozzarella, anchoas o gambas),mozzarella (queso delicioso con leche de búfala, de vaca o de oveja), caprese, (ensalada con mozzarella, tomate y albahaca, simbolizando los colores de la bandera italiana) (muy representativas de Roma, son unas croquetas de arroz con mozzarella)crocchette di patate(croquetas de patata), hechas con patata, pan rallado, queso y huevo, affettati misti  (tabla de embutidos) y, como no, el archiconocido carpaccio, finas lonchas de carne o pescado crudo marinadas con aceite, limón y pimienta. 

 

Apartamentos y casas en Roma para saborear su gastronomía