Madrid: Platos típicos que debes probar de la capital

La gastronomía de Madrid  sigue teniendo la solera inicial, cuando el rey Felipe II formó la capital, añadiendo después las comidas típicas de las provincias colindantes. El olor más común de la cocina madrileña es el de la fritura, como los churros, los calamares a la romana (son típicos los bocadillos de calamares servidos en los bares), las patatas bravas, los chopitos, etc.

Hay quien dice que la cocina de Madrid es el resultado de las prisas de las tabernas y tascas, de platos cocinados rápidamente y con sabores fuertes, acompañados de buenos vinos regionales.


Una peculiaridad de la gastronomía madrileña es su don para adaptar recetas originales de otras regiones de España, traidas a la capital gracias a los emigrantes de zonas rurales y provincias más pobres a la capital del pais. En la actualidad, ocurre lo mismo con las comidas de otras culturas, como africanas o centroeuropeas, creando una deliciosa cocina fusión.

mercado-sanmiguel-madrid.jpg


 

Entre las bebidas más consumidas y típicas de Madrid, está el café, como puede apreciarse por la gran cantidad de cafeterías y bares que pueblan la ciudad. También es típica la leche merengada y el agua procedente de Lozoya, sobre todo en los meses de verano cuando el calor aprieta.


Las bebidas alcohólicas más consumidas son la cerveza (servida en vasos llamados cañas) y los domingos existe la tradición de salir a tomar el aperitivo o vermú. La horchata y la limonada se siguen vendiendo en algunos puestos nostálgicos, ya que eran muy consumidas el siglo pasado.

 

Qué comer en Madrid


   

cocido-madrid.jpg
Platos principales madrileños

 

De entre todos los platos típicos de Madrid, el más destacado es el cocido madrileño, ideal para tomar en los fríos meses de invierno. Es un plato muy consistente, ya que consta de 3 partes: sopa, garbanzos y carne, por lo que normalmente se erige como plato único en los almuerzos.
 

Otra comida muy apropiada para calentarse en invierno son los callos a la madrileña, elaborados con los desechos de la matanza y que en Madrid se cocinan de maravilla (no en vano se viene comiendo este plato desde el año 1560). Cuando no se podía comer carne (como en época de cuaresma o de escasez), ésta se sustituía por bacalao, dando lugar al famoso potaje de garbanzos.
 
 
Según algunos autores, el 3er plato madrileño por excelencia son las sopas de ajo, honor que disputa con los caracoles a la madrileña. 

 

La casa de vacaciones que necesitas en Madrid

 
   
 

   

De tapeo por Madrid
De tapeo por Madrid

 

Muchos de los platos típicos se sirven en bares y tabernas como tapas, dada la gran afición madrileña a picar algo entre horas. Otras de las tapas fueron creadas en los mesones o figones.


Los platos más comunes en Madrid a la hora de tapear son: el pincho de tortilla, un clásico de los bares de la capital, oreja a la plancha (es una de las más típicas en Madrid, aunque a la gente de fuera les choca bastante). La oreja se prepara de muchas maneras: al ajillo, con salsa picante, a la vizcaína, etc.


Las gambas al ajillo y las setas al ajillo son uno de los aperitivos más populares al mediodía. Las gallinejas (no son gallinas, sino vísceras de cordero fritas), los caracoles a la madrileña y las patatas bravas y, por supuesto, los bocadillos de calamares, culminan la lista de las tapas más cotidianas y típicas de Madrid.

 

El alojamiento mas apropiado para ti en Madrid

 
   
 

   

chocolate con churros
A nadie le amarga un dulce

 

De los dulces más típicos de Madrid, se encuentran las rosquillas de San Isidro, muy típicas de la fiesta del mismo nombre. Se diferencian entre rosquillas listas y tontas, las listas llevan una capa por encima de azúcar fondant y las tontas van solas. Otros dulces típicos madrileños son los buñuelos de viento, los bartolillos (empanadillas muy finas rellenas de crema), las tejas y los barquillos (en los días de fiesta se ponen puestos callejeros para venderlos por las calles de la capital), los picatostes son muy típicos de los cafés, las Chatitas, pasteles llamados así en honor a la Infanta Isabel, apodada "la chata" por los madrileños. 


En Alcalá de Henares son famosas las rosquillas y las almendras garrapiñadas, en Aranjuez, las "fresas de aranjuez", tomadas con nata,y un desayuno tradicional y muy castizo son los churros con chocolate. En Madrid, la churrería de San Ginés, en la Plaza Mayor, es el local más típico para tomarlos por la mañana. 

 

Los apartamentos mejor ubicados de Madrid

 
   
 

Apartamentos en Madrid para disfrutar su gastronomía

Reserva ahora!
1 - 2  Noche/s mínimo
2 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 6

#6901800

(0)
Reserva ahora!
4  Noche/s mínimo
1 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 5

#4081498

(1)
Desde  EUR99 /noche
Reserva ahora!
2  Noche/s mínimo
1 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 4

#6893890

(0)
Desde  EUR66 /noche
Reserva ahora!
2  Noche/s mínimo
2 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 4

#6783908

(0)
Reserva ahora!
5 - 10  Noche/s mínimo
2 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 5

#1269325

(2)