Dubrovnik y Split: dos gigantes en la costa croata

Hay dos ciudades en la costa de Croacia que todo viajero debe marcar en su calendario viajero.

Dubrovnik

No es una exageración decir que es una las ciudades más bellas del sur de Europa. Fama acuñada desde que Lord Byron la bautizó como “Perla del Adriático”. Pero Dubrovnik no es sólo famosa por su belleza, también por ser un ejemplo de supervivencia. Reina aún el recuerdo de aquel trágico día de 1991 en el que fue bombardeada durante guerra de los Balcanes.


En 1995, cuando acabó el conflicto el gobierno croata y varios organismos internacionales pusieron manos a la obra con el fin de recuperar la belleza de un lugar mítico. Y lo consiguieron. La restauración ha sido impecable. Tanto que hay incluso quien lanza críticas asegurando que su perfección es tal que parece una postal. Pero no. Dubrovnik no es una urbe estática. Sus calles rebosan vida. Las terrazas están siempre a tope. Aquí siempre hay ambiente y del bueno.

Dubrovnik mapa Nani Arenas TI.jpg


Una vez situados, comenzamos el recorrido. Para empezar, recordar que es esta una ciudad rodeada por dos kilómetros de muralla. Entramos a la fortaleza por la puerta del Pire y lo primero que llama la atención es que es todo peatonal. Intramuros el tráfico rodado está prohibido. Una vez dentro, el viajero tiene ante si tal exposición de edificios soberbios que abruma. Riqueza fruto de la actividad comercial de antaño. La Placa o Stradum, erteria principal, muestra un avance de lo que nos espera.

 
Dubrovnik Tejados.jpg

La lista de referencias artísticas y arquitectónicas es larga: la iglesia de los Franciscanos, palacio Sponza, la iglesia de San Blas... Los Tizianos de la catedral, la arquería gótico-renacentista del convento de los dominicos...


Si tanto arte satura, no pasa nada. Dubrovnik es ante todo una ciudad para el paseo. Mi consejo. Piérdete escaleras arriba, recorre la muralla. Además de contemplar las mejores panorámicas de los tejados azafrán, te encontrarás con mujeres que se asoman a tender ropa asomadas a ventanas llenas de macetas floridas. Con cientos de rincones bellos, tranquilos. Deja el tiempo pasar hasta que caiga la tarde. Espera a que todo se ilumine con la luz amarilla de los tenues farolillos de las calles. Y ya al anochecer, busca una terraza donde cenar o tomar una copa mientras escuchas música de fondo. Postal o no, Dubrovnik es siempre un placer.

 

 

 

Split

Split Columnas palacio.jpg


Capital de Dalmacia, bañada por el Adriático y ubicada en una pequeña península al sur de Croacia. Es la gran desconocida a pesar de ser la segunda urbe más grande del país sólo superada por Zagreb.


Su perfil está marcado por el onmipresente palacio de Diocleciano. Un cruel emperador romano quiso retirarse en una bahía cercana a su Salona natal (hoy llamada Solin) donde ordenó construir una fortaleza, sin reparar en gastos. Nació así un palacio alrededor del cual poco a poco surgió la ciudad de Split.


Allá por el año 600, los habitantes de Salona ante las amenazas que les rodeaban, decidieron instalarse en la fortaleza para refugiarse de las invasiones. Ya no salieron de allí.


Han pasado los años y el palacio se conserva hermoso, aunque es cierto que muchas de sus características originales se han perdido. A cambio, el ir y venir de gentes ha aportado al complejo otras obras. El resultado es una amalgama de edificios variados, de diversas épocas históricas, difícil de explicar pero encantador. Protegido por la UNESCO. Pero lo mejor es que es monumento vivo. En las entrañas de este palacio habitan, hoy en día, más de dos mil quinientas personas. Una rareza.


Empezamos la visita por el Peristilo, la plaza que da paso a la monumental entrada principal (el protirón) y alrededor de la cual gira hoy la vida. Destaca aquí el mausoleo (vacío) de Diocleciano. Quienes quieran hacerse una idea de cómo era el palacio en tiempos del emperador, pueden bajar a los sótanos, donde se aprecia cómo se distribuía el espacio en las distintas plantas del edificio.




Además del excelente Palacio Diocleciano, Split tiene otros monumentos históricos situados fuera de la muralla. Destacan las construcciones de estilo veneciano como el antiguo Ayuntamiento sito en la plaza medieval Narodni.

Split plaza Nani Arenas TI.jpg (Split)
El caso es que tanto dentro del palacio como fuera, Split es un laberinto de callejuelas, repleto de rincones deliciosos con el mar como compañero.


No olvidemos que Split es también un importante puerto. Punto de partida de barcos y ferris que llevan a las múltiples islas cercanas, y escala, cada vez más habitual, de grandes cruceros atraídos por la belleza de una ciudad aún bastante desconocida.

 


nani sombrero blog.jpg

Nani Arenas 
Comunicadora, contadora de historias y creadora del blog "la Viajera Empedernida". Periodista especializada en turismo con más de 16 años de experiencia en medios escritos y audiovisuales.También @travelinspirers
Experta en viajes HomeAway


Apartamentos y casas en Croacia

3 - 7  Noche/s mínimo
3 Habitación/es, 2 BaÑo/s, Persona/s 8

#2479362

(0)
Reserva ahora!
3  Noche/s mínimo
2 Habitación/es, 0 BaÑo/s, Persona/s 6

#1465506

(13)
Reserva ahora!
3 - 7  Noche/s mínimo
3 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 7

#3954306

(2)
1 - 6  Noche/s mínimo
2 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 6

#492668

(2)
Reserva ahora!
1  Noche/s mínimo
1 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 4

#3991974

(1)