Guía de Rio de Janeiro - Qué hacer y qué ver en Rio

Vacaciones en Rio de Janeiro

 
La samba es, sin lugar a dudas, el himno de la ciudad de Rio de Janeiro, tan alegre y animoso que se ha convertido en todo un símbolo de Rio y también de Brasil. Rio de Janeiro es ciudad perpétua de música, carnaval y playas, no en vano es considerada como la Ciudad más feliz del mundo, donde se alternan hermosos paisajes y caminos tranquilos con actividades llenas de frenesí.
 
No hay otra ciudad en el mundo que tenga una situación geográfica tan maravillosa como ésta, con montañas y colinas que se elevan sobre la magnífica bahía de Guanabara, a pesar de todas las construcciones que se han llevado a cabo en ella. Y por último, el pueblo carioca, con esa sonrisa y alegría que es otro tipo de música, la que acaricia el alma.
 

 

 

 

Samba...di Janeiro!


   

Cristo redentor Cristo redentor

Esta es quizá una de las imágenes más conocidas de Río de Janeiro, y, sin lugar a dudas, una de las más bellas. Para acceder hasta el Cristo se puede coger el tren, que subiendo una cuesta con bastante inclinación (unos 700 metros de altura), atraviesa el Bosque Atlántico, en coche, o andando, paseando por los bonitos caminos del Parque Nacional da Tijuca, un verdadero pulmón verde de la ciudad.

Ya que la estatua recibe una multitud diaria de visitantes, es mejor subir muy temprano por la mañana, momento en que suele estar menos masificado. Sin embargo, la mejor vista del monumento es al atardecer, cuando el sol manda sus rayos por detrás del Cristo, acariciando la ciudad.

Otro mirador precioso de esta maravillosa ciudad es el Pan de Azúcar, un monte al que se accede en un "bondinho" (teleférico), desde el que también se ve el Cristo Redentor. La estatua la realizó el escultor francés Paul Landowski y se inauguró en 1931.

 
   
 

   

Las playas de Rio Las playas de Rio

Río de Janeiro está íntimamente ligada al mar, ya que es en sus playas donde los brasileiros hacen las cosas más cotidianas, como dar un paseo o incluso enamorarse. Tanto es así, que los cariocas (personas originarias de Rio), ni siquiera llevan toallas a la playa, sino que alquilan sillas y sombrillas directamente allí o simplemente se sientan en la arena.

Rio de Janeiro es el paraiso de las playas, y a pesar de su enorme diversidad, todas tienen algo en común: su espectacular belleza. Copacabana es la más conocida en todo el mundo, y también la más extensa de Rio, siempre encontrarás gente jugando al fútbol o al vóley, en cualquier momento del día. Ipanema significa "agua peligrosa", y es la playa preferida por los surferos. Leblon no es tan popular como las anteriores, ya que sus aguas no son tan cristalinas,  pero es idónea para pasear o para hacer deporte y Vermelha,  que es una playa ubicada en las faldas del monte Pan de Azúcar, y una de las más tranquilas, perfecta para practicar kitesurf, windsurf y pesca de costa.

   
 

   

Carnaval de Rio de Janeiro Carnaval de Rio de Janeiro

Una de las mayores fiestas de fama mundial es el Carnaval de Rio de Janeiro, que recibe visitantes sólo para disfrutar de este evento. El desfile más importante se realiza en el Sambódromo situado en la zona norte de Rio.

Las Escolas do Samba que intervienen en el Carnaval se dividen en 6 categorías, y a su vez en cada una de estas categorias, participan 12 Escolas, en total desfilan durante 4 días. Una opción para vivir el Carnaval desde dentro, es apuntarse a una de estas Escolas y colaborar en el desfile con un traje de fantasía, aunque hay que estar en plena forma para seguir el ritmo del baile y del desfile. Una de las ventajas de apuntarse a una Escola es que dejan presenciar el ensayo de la cabalgata.

Al Sambódromo se puede ir gratis, aunque estará lleno de gente. Si prefieres otra posibilidad más cómoda, comprar entradas para un palco merece la pena, porque podrás ver el maravilloso espectáculo y apreciar en conjunto todo su colorido y esplendor, junto a la música de cánticos y tambores.

 

 
   

En Río hay 2 aeropuertos: el  Galeão, utilizado para vuelos internacionales y el Santos Dumont, con una ubicación más céntrica y en el que predominan los vuelos domésticos. Para llegar a nuestro destino desde el aeropuerto, podemos coger un taxi o un microbús.

La compañía de buses "Real" conecta ambos aeropuertos con los lugares principales de Rio y el precio del billete es de unos 6 reales. Cada media hora sale uno y tarda unos 40 minutos hasta llegar al centro de la ciudad. Para coger un taxi sin temor a que nos hagan pagar un precio más elevado de la cuenta, se puede comprar un bono de taxi en el mostrador de las Autoridades de Turismo de Río de Janeiro, o, en caso de cogerlo directamente, es mejor asegurarnos de que el taxímetro se baja al comenzar el trayecto. 

 

 
 

Síguenos

Facebook España Twitter España Pinterest España Google+ Portugal

Encuentre su casa de vacaciones

Encuentre la perfecta casa de alquiler para sus vacaciones
 ¡Obtenga beneficios de su casa de vacaciones! Anúnciela ahora »
¿Es usted propietario? Acceda a su cuenta