Triángulo Dalí: siguiendo la huella del genio por la Costa Brava

Salvador Dalí es un artista tan complejo como universal. Al genio de Figueres se le suele relacionar con el surrealismo, pero lo cierto es que dominó todos los estilos que se le pusieron por delante y fue una persona con múltiples y contradictorias personalidades que no dejaron indiferente a nadie. Muchos lo tachan de loco, aunque esta visión quedará completamente enterrada tras visitar algunos de los lugares claves de su vida, especialmente en la provincia de Girona.

Dalí fue un personaje muy controvertido allí donde fue, le encantaba y vivía de la provocación. El marqués de Dalí de Púbol tuvo muchísimas influencias a lo largo de su vida y todas las supo adoptar y absorber con gran maestría. También vivió en lugares tan globales y cosmopolitas como Madrid, París o Nueva York, pero fue su Costa Brava natal la que más estuvo presente a lo largo de su prolífica y extraordinaria carrera artística.



A poco más de una hora de Barcelona y a media de Girona en AVE comienza el recorrido por el denominado Triángulo Dalí, una trilogía daliniana formada por el Teatro-Museo Dalí de Figueres, la casa en la que vivió con Gala en Portlligat y el castillo que le regaló a su musa en Púbol. Vamos a dar un paseo por estos tres lugares con el objetivo de intentar comprender un poco mejor a esta figura irrepetible… empieza un viaje fascinante.

  1. Teatro-Museo Dalí de Figueres

    Si alguien tiene la impresión de que Dalí fue un loco, la visita al Teatro-Museo de Figueres le hará cambiar de opinión. La cantidad de obras de arte que hay expuestas aquí invitan a tomarse la visita con mucha calma, sobre todo porque todas tienen un doble, un triple o un múltiple significado. La máxima de que nada es lo que parece a simple vista está muy presente en el maestro del surrealismo.

    Gala desnuda mirando el mar que a 18 metros aparece el presidente Lincoln...

     

    Los paisajes, cultura y tradiciones de la Costa Brava están implícitos en su obra, así como muchos de sus referentes y amigos. Velázquez, Vermeer, Freud, Picasso, García Lorca, Manolete, Buñuel, Wagner, su familia, los Pichot… y sobre todo Gala.


    Todo esto mezclado con su peculiar simbología cargada de relojes blandos, elefantes, hormigas, huevos, panes… Quedarse con alguna obra concreta sería injusto, ya que el recinto está repleto de verdaderas maravillas cargadas de ingenio, ironía e inteligencia.


    Casas y apartamentos en Figueres


     

  2. Casa de Salvador Dalí en Portlligat

    Sólo por contemplar un atardecer en este increíble rincón de la Costa Brava merece la pena viajar hasta este lugar de Cadaqués. Dalí quedó prendado de su luz, su hermoso entorno y también de su aislamiento, por lo que decidió fijar su residencia en Portlligat. De hecho, fue uno de los lugares donde vivió más tiempo y de una forma más estable hasta que falleció su musa y compañera en la vida.

    De la Casa de Salvador Dalí de Portlligat destaca su estructura laberíntica en la que podemos contemplar tres espacios claramente divididos (¿o no?): las estancias donde trascurría la vida más íntima de Dalí y Gala, el estudio donde trabajaba (casi sin descanso) el artista, y los patios y espacios exteriores donde la pareja organizaba sus míticas fiestas que llenaban aquella tranquila localidad de celebridades de talla mundial.

    Proyección de la Casa Museo Dalí en Portlligat-resize860x569.JPG


    La visita a la casa se hace en grupos reducidos y siempre debe reservarse con antelación. Merece la pena aprovechar la visita a Portlligat para acercarse también hasta el Cap de Creus, un lugar moldeado por la Tramuntana, que también está muy presente en la obra y vida de Dalí.

     

    Casas y apartamentos en Cabo de Creus

     

  3. Castillo Gala Dalí de Púbol

    Este edificio medieval es un homenaje contante de Dalí a Gala, ya que volcó todo su talento creativo en forjar un lugar de descanso para su musa. También tiene la particularidad de que fue aquí donde el artista tuvo su último taller y por tanto fue el lugar donde creo sus obras postreras (algunas todavía permanecen en Púbol). Además, es donde está ubicado el solemne mausoleo de Gala.

    Este edificio no tiene nada que ver con la alegría y espontaneidad de Portlligat o el Teatro-Museo de Figueres, es más bien sobrio, lúgubre y todo está relacionado con Gala y el amor que le profesaba.

    Obra en el Castillo de Púbol-resize860x569.JPG


    Gala era la reina y Dalí su vasallo, tanto es así, que sólo podía visitarla cuando ella le daba permiso o le enviaba una invitación por carta. El edificio, donde la piedra es protagonista, es realmente imponente y el jardín laberíntico lleno de obras de Salvador Dalí es una verdadera maravilla.

     

    Casas y apartamentos en el Baix Empordá

     

Casas y apartamentos en Costa Brava

Reserva ahora!
7 - 14  Noche/s mínimo
3 Habitación/es, 2 BaÑo/s, Persona/s 6

#1679010

(1)
Reserva ahora!
7  Noche/s mínimo
2 Habitación/es, 2 BaÑo/s, 1 Aseo/s, Persona/s 4

#6457974

(7)
Reserva ahora!
2  Noche/s mínimo
2 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 4

#6478316

(5)
Reserva ahora!
7  Noche/s mínimo
3 Habitación/es, 2 BaÑo/s, Persona/s 7

#1913074

(0)
Reserva ahora!
7  Noche/s mínimo
3 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 6

#8169564

(0)