5 ciudades de Europa donde escaparse en Semana Santa

Reconozcámoslo, el invierno es demasiado largo. Una vez dejamos atrás la Navidad nos aferramos al calendario como locos en busca de las fechas de los próximos días de fiesta que deseamos (y debemos) disfrutar como sea. Con la llegada de la esperada primavera se nos viene a la cabeza una pregunta. ¿Qué hacemos esta Semana Santa?

Para solucionar este entuerto se me ocurren unas cuantas ideas en forma de ciudad europea. Concretamente cinco. Mi pretensión es que no sean muy evidentes ni las de siempre. Así que espero estar atinado en esta ocasión.


 

1. BATH (REINO UNIDO)

Llamada Aquae Sulis durante la época romana debe su existencia a la presencia de aguas con propiedades curativas. Cuenta con unas termas romanas excelentemente conservadas pero, además, se trata de una de las ciudades más bellas de Inglaterra. Su característico estilo georgiano presente en muchos de sus edificios es motivo de una fotogenia maravillosa, aunque baste caminar un poco a sus afueras para situarnos en la verde y tranquila campiña.

bath-resize860x645.jpg


Muy cerca de Bristol y estupendamente comunicada, esta ciudad Patrimonio de la Humanidad es uno de los regalos que nos demuestran que Inglaterra es mucho más que Londres. Y que hay que escaparse a seguir descubriendo rincones que nos emocionen. Bath lo hace, no tengáis duda.


Casas y apartamentos en Bath

 

2. SIENA (ITALIA)

Incluida entre los grandes atractivos de la Toscana esta ciudad acogedora y coqueta nos embelesa con sus calles medievales y una Piazza hecha para ver correr a los caballos en el emblemático Palio de Siena. Siempre he pensado que Siena es la hermana pequeña de Florencia pero con carácter medieval. Sólo le falta un David de Miguel Ángel para empezar a volar y llegar a afirmar que se trata de una de las ciudades más hermosas de Italia.

Siena-resize860x645.jpg


Las vistas desde la Torre del Mangia con la sombra reflejada en el suelo como si fuese la manecilla de un reloj o el preciosismo de una catedral renacentista absolutamente formidable, son motivos más que suficientes para que acariciemos el corazón palpitante de la Toscana más indomable. Y ya que estamos, aprovechar a hacer una excursión a la cercana San Gimignano con sus grandes torres palaciegas que provocan sea conocida como la Manhattan del medievo.


Casas y apartamentos en Siena

 

3. ROCAMADOUR (FRANCIA)

Escaparse a Francia siempre es una buena idea. Y si vamos con coche propio mejor. Cruzando los Pirineos nos encontramos con la región de Midi-Pyrénées y algunas de las localidades medievales más bellas del país. De todos ellas destaca Rocamadour, una población adosada literalmente a lo más alto de un acantilado.

Rocamadour-resize860x645.jpg


Lugar de peregrinaje desde hace más de un milenio, su vértigo nos lleva hasta la espiritualidad de la Alta Edad Media en la forma de siete santuarios religiosos donde los más devotos se postran ante la tumba de San Amador y, sobre todo, ante la Virgen Negra, cuya madera oscurecida ha sido testigo de miles de plegarias, lamentos y agradecimientos por su capacidad de hacer milagros.


Unas panorámicas maravillosas nacen en cualquier rincón de un espacio para soñar cuyo emplazamiento es del todo inaudito. Para nada es casual que se trate de una de las poblaciones pequeñas más visitadas de Francia junto al Mont Saint Michel.


Casas y apartamentos en Rocamadour

 

4. VILNIUS (LITUANIA)

Una de las reservas espirituales del cristianismo en Europa es Lituania, en las Repúblicas Bálticas. Las prohibiciones religiosas de los largos años del comunismo impuesto por la URSS no hicieron decaer la fe cristiana de los lituanos, capaces de llenar una colina con miles de cruces de la noche a la mañana para responder a las máquinas excavadoras que las retiraban a la mañana siguiente. Esta colina, más recargada que nunca, se puede visitar a 13 km de la localidad de Šiauliai.

Vilnius-resize860x645.jpg


Pero para ver una ciudad diferente vivir su religiosidad en plena Semana Santa recomiendo viajar a la sorprendente Vilnius (o Vilna), la capital lituana que es poseedora un casco histórico deliciosamente barroco en el que surgen constantes capillas o iglesias decoradas con suma elegancia. Salvo la Catedral, por supuesto, la cual simula un templo griego o romano en uno de los mejores ejemplos del neoclásico en el norte de Europa. De hecho desde el año 1994 la ciudad vieja de Vilna fue incluida dentro de la lista de lugares patrimonio de la Humanidad por UNESCO, algo que no pocos desconocen.


Casas y apartamentos en Lituana

 

5. VALLADOLID (ESPAÑA)

La Procesión General, el Sermón de las siete palabras en la Plaza Mayor o la tradicional visita a siete iglesias en Jueves Santo son algunas de las protagonistas de una de las celebraciones de Semana Santa más impresionantes en todo el mundo. La sobriedad, el silencio y el respeto de la gente se contradicen con el ornamento y colorido de las tallas policromadas del barroco que convierten a cada uno de los pasos en una auténtica obra de arte. Pero en Semana Santa las figuras son algo más que figuras. Para Valladolid su Semana Santa es el acontecimiento del año, el motivo que llevaban doce meses menos siete días esperando con verdadera ansia.

Valladolid en Semana Santa-resize860x559.jpg


Si lo que queremos es ver procesiones en las que todavía se respira el sentimiento, presenciar a la luz del día las imágenes talladas en el siglo XVI Juan de Juni y conocer los adentros de una cofradía con muchos años de tradición, recomiendo escoger Valladolid para este año. Su Semana Santa es directamente para enmarcar (y para vivir al menos una vez en la vida).



Estas son tan sólo cinco ideas para escaparse a vivir unas fechas tan especiales. Quizás algunos lo que quieran es huir de los tambores y los trajes de nazareno mientras que otros ya estén deseando escuchar una saeta desde el balcón. Para todos ellos hay ideas y maneras de disfrutar una de las semanas más especiales del año. Lo importante es viajar, moverse y, sobre todo, sentir lo que hacemos. ¿Ya sabéis lo que vais a hacer esta Semana Santa?


Casas y apartamentos en Valladolid