Semana Santa de Cuenca 2015 - Fiesta de Interés Turístico Internacional

Del 29 de marzo al 5 de abril de 2015 se celebra en Cuenca una de las fiestas más significativas de la ciudad: su Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional. Dada su singular arquitectura (ciudad considerada como Patrimonio de la Humanidad), su centro histórico con cuestas y calles estrechas, hacen que esta celebración sea una de las más especiales de España.

Semana Santa en Cuenca

 

Fue en el S. XVII cuando se fundaron las primeras cofradías y hoy día, alrededor de 30.000 personas participan en las 9 procesiones que salen.


De esas 9, la más emblemática es la de la madrugada del Viernes Santo, la del Camino del Calvario, que va acompañada por las célebres “turbas”: el estrépito formado por los tambores y trompetas que preceden a la imagen de Jesús.

 


 

 

Semana Santa en Cuenca, tambores y trompetas


   

las turbas de cuenca

Las Turbas de Cuenca


La procesión más famosa y esperada de Cuenca es la que tiene lugar el Viernes Santo a las 5:30h, conocida como "Camino del Calvario o Turbas de Cuenca" también llamada popularmente como procesión de Los Borrachos.


El mejor sitio para verla salir es situarse lo más cerca posible de la iglesia del Salvador, por lo que hay que ir con bastante antelación, dada la gran muchedumbre que se concentra allí. Aunque el punto culminante de esta procesión es cuando se canta el "Miserere" en las escaleras de la iglesia de San Felipe Neri, ya que, en este momento, en la Turba se hace un silencio impactante e inesperado, y en medio de este conmovedor silencio se alzan los cánticos del coro al Jesús de la Cruz. Una vez terminado el canto, suenan al unísono tambores y clarines con unaa emoción que contagia a todos los presentes. 

   
 

   

procesiones de Cuenca

Todas las procesiones de Cuenca


El domingo de Ramos empieza la primera procesion, llamada del Hosanna, que sale a las 9:30 desde la Iglesia de San Andrés, llegando a las 12:30 a la Iglesia de San Felipe Neri, donde el obispo de Cuenca bendecirá ramos y palmas.


El lunes santo sale la procesión Penitencial del Santísimo Cristo de la Veracruz, desde el Palacio Episcopal, siendo la procesión más reciente de Cuenca, ya que data de 1996.


El martes santo le toca el turno a la Procesión del Perdón, realizada por la Hermandad de San Juan Bautista, a las 20:00, y, tras la imagen de la Cruz y desde esa misma iglesia, sale la imagen de Santa Maria Magdalena.


El miércoles santo sale la conmovedora Procesión del silencio, a las 19:00, con la característica de que todas las cofradías visten de blanco menos la de San Pedro Apostol que va de rojo.


El jueves santo es uno de los días más importantes de la Semana Santa conquense y la procesión de este día es la más antigua, llamada Procesión de Paz y Caridad, y sale a las 16:30 desde la Iglesia de Nuestra Señora de la Luz.


El viernes santo tienen lugar 3 procesiones: la famosa Camino del Calvario,  la procesión en El Calvario, a las 12:30 y la del Santo Entierro a las 21:00.


Y por último, el domingo de Resurrección tiene lugar otra procesión muy emotiva: la del Encuentro, a las 10:00.

 
   
 

   

Semana Santa infantil
Semana Santa Infantil en Cuenca


Resulta muy curiosa esta procesión que se realiza en la ciudad. La lleva a cabo cada año el Colegio Público Federico Muelas, y tiene lugar un día antes de las vacaciones de Semana Santa.


Los conquenses más pequeñitos salen a desfilar, ataviados con atuendos semanasanteros, portando tronos hechos a su medida y con la misma emoción con que lo harían los mayores, ya que ellos mismos se encargan de preparar la procesión hasta el más mínimo detalle.


Uno de los objetivos de este evento es fomentar los lazos de hermandad entre los más pequeños, así como la amistad y el cariño por la Semana de Pasión de Cuenca.

 
   

Al mismo tiempo que la Semana Santa, se celebra también la Semana de Música Religiosa de Cuenca, con múltiples actividades entre las que se cuentan conferencias, conciertos de músicos nacionales e internacionales que se celebran en sitios tan especiales como la Catedral, en iglesias y, por supuesto, en el Teatro Auditorio.