La puerta del Pirineo

Huesca es un territorio excelente para disfrutar del turismo rural porque reúne las posibilidades más dispares. Deportes de aventura o de alta montaña, deportes de nieve en la temporada, ríos y barrancos y bellas ciudades y pueblos de interés que convierten el paisaje en un continuo disfrute estético.
 
Sabiñánigo, está situada entre el valle del Aurín y la cuenca media del Gállego, por lo que abarca desde las Sierras Interiores del Pirineo hasta las Exteriores, de modo que la gran variedad del entorno, nos tienta a ir una y otra vez para poder conocer más a fondo sus secretos.
 
La ciudad es llamada puerta del Pirineo y esta puerta tiene más de dos mil años de antigüedad pues fue fundada por los romanos. Interesante núcleo del que vamos a conocer su montaña por excelencia: Oturia.
 
Esta montaña tiene un perfil y forma peculiares, pues pudiera parecer una colina sobre una gran planicie amurallada. En ella, el Santuario de Santa Osoria, lugar en el que confluyen los numerosos caminos de acceso desde cualquiera de los pueblos a pie de monte. Todos ellos son practicables y tienen hermosas vistas. Sin embargo, puestos a  sugerir, elegimos el que arranca de Yebra de Basa. Varias ermitas salpican su recorrido, algunas clavadas en la roca, pasajes inolvidables camino al santuario en la cima. 
 
El pedazo más espectacular del recorrido es el que transcurre por una cornisa que va recorriendo una fisura de la pared. En él las ermitas están literalmente empotradas en la montaña y el camino nos lleva incluso a cruzar por el interior de una cascada. Todo es excitante y hermoso pues pocos son los lugares tan accesibles y a la vez tan exóticos en plena naturaleza.
 
El santuario dedicado a Santa Osoria tiene sus orígenes enlazados a su tradición relacionada con curaciones misteriosas de maleficios y posesiones. La santa fue, según la histórica leyenda, asaltada con su comitiva y su cuerpo disperso por la montaña. Sigue la leyenda contando como el pastor Guillén tuvo un sueño en el que se le indicó donde buscar el cuerpo de la santa y llevarlo a la catedral de Jaca, donde sigue reposando, mientras que la cabeza debía depositarla en Yebra de Basa, motivo que ha tenido su parte de influencia en elegir este pueblo como punto de partida para ascender al Monte Oturia. Del culto ritual a la santa, se conservan dos instrumentos: el chiflo y el salterio. El primero, también llamado chicotén es una flauta de tres agujeros y el salterio un tambor de cuerdas.  Ellos ponen el ritmo y la melodía a la danza de palos y castañuelas que logran el trance ritual de la santa. 
 
Después de la visita al monasterio, podemos efectuar el descenso por un camino distinto y aprovechar para conocer otra zona.
 

Alojamientos en Huesca

Loft a estrenar en el centro de Jaca

Apartamento situado en el centro de la ciudad junto a la estación de autobuses y la plaza Biscos de Jaca a 3 minutos de la calle Mayor. Cuenta con una habitación con cama de matrimonio y dos camas de 90 en el salón separadas por un biombo. La co...

Oreja de Oso apartamento de 2 dormitorios y 2 baños (34BB)

El apartamento de dos dormitorios destaca por el gran ventanal del salón que ofrece espectaculares vistas al valle y a la pista de Esquí de Panticosa, formando parte de su gran atractivo. Al tener dos baños, es el espacio ideal para parejas, amig...

La Era - casa tranquila en la parte superior del pueblo, con su propio jardín

Esta encantadora casa está situada en la parte superior del pueblo Banastón Usana, 2 km de Aínsa, ya un corto paseo cuesta arriba desde Casa Blas y el anexo. El nombre de la Era se refiere al área plana fuera de la casa, donde los agricultores uti...

Casa Foratata, a 5 minutos de Formigal y con vistas al Valle de Tena

A 4 km de las pistas de esquí de Formigal y a 10 km de las pistas de esquí de Panticosa, con parada del autobús a pistas en la puerta de casa. Amplio ático en Sallent de Gállego, con vistas de postal en cada estancia. Reformado recientemente, tie...

1689 Manse con jardín

Un verdaderamente magnífica mansión de piedra construida en 1689 se encuentra en el encantador pueblo de Coscojuela de Sobrarbe, 8 km de Ainsa. La casa ha sido restaurada conservando la estructura y materiales originales, y están decoradas con exq...

Únase a nuestro boletín

Reciba las actualizaciones por email

Encuentre su casa de vacaciones

Encuentre la perfecta casa de alquiler para sus vacaciones