Noches blancas de junio:
El sol de medianoche en las capitales nórdicas



San Petersburgo. Palacio de inviernoLlega junio. Y este mes llega siempre acompañado de las llamadas noches blancas. O lo que es lo mismo. Junio es el mes de los días inmortales. Cuando en los países nórdicos se viven esas jornadas eternas de más de veinte horas de luz. Es este un fenómeno natural típico en el norte de Europa. Cuanto más cerca del círculo polar, más horas de sol. Se alarga alrededor de cincuenta días (desde ahora hasta, más o menos, mediados de julio). El día más largo (o la noche más corta) se celebra el 21 de junio, fecha del solsticio de verano, con 18 horas 50 minutos de sol, fecha que en España coincide con nuestras famosas noches de San Juan.

Pero lo reseñable de las noches blancas no es esa luz mágica, indiscreta, que penetra por todos los rincones. Ni esa sensación extraña que invade el cuerpo y despista a todos los relojes biológicos. Lo mejor es que durante estas fechas las ciudades de esta zona norte del mundo rebosan vida. Los nórdicos aprovechan estas horas regaladas de luz para pasear. Y pasear. Y vivir en la calle. Es más bien una necesidad vital. El cuerpo necesita luz y vitamina D, un bien escaso durante los largos meses de frío invierno, de nieves perpetuas y de oscuridad. No olvidemos que entre noviembre y marzo, hay destinos donde sólo se disfrutan de cuatro o cinco horas de luz... ¡y donde nunca asoma el sol!

Por eso, cuando llega junio, viajar por el norte de Europa es una experiencia tan recomendable. Como casi siempre, nada mejor que una imagen para demostrar y describir las situaciones. Por ejemplo, ¿Quién diría que estas fotos de la ópera de Oslo han sido tomadas a las 23:30 de la noche? Subir y bajar por estas rampas de mármol blanco impoluto y cristal con el resplandor de ese eterno atardecer de fondo justifica ya un viaje a la capital noruega.

Oslo opera Tejado Sol de medianoche

Si te animas, un consejo. No te vayas de Oslo sin pasar, a última hora de la tarde en la zona del Aker Brygge. Un complejo comercial instalado en los viejos muelles del puerto, rebosante de terrazas siempre anima¬das y de restaurantes de todo tipo donde comer, cenar o tomar una copa ¡hasta las tres de la madrugada!, hora en la que los bares dejan de servir alcohol, (aunque no cierran hasta una hora más tarde).

Finlandia lago noches blancas También Finlandia es un destino muy recomendable donde vivir la magia y fuerza que aporta en sol de media noche. Mi propuesta nos lleva hasta el centro del país, a la llamada la región de los Lagos, ya muy cercana a la frontera con Rusia. Fue justo aquí donde tomé esta foto, a las 00:30 de la madrugada para ser exactos.

Y justo después de salir del lago donde tuve la suerte de darme uno de los baños nocturnos más maravillosos de mi vida en compañía de unas buenas amigas. Cuando salimos del agua, el reloj ya superaba ¡la una de la madrugada. Y recuerdo perfectamente que el agua estaba fría pero no importaba, la experiencia bien merecía esa sensación. ¡Fue genial! Ah. Y para dormir, por supuesto una cabaña de madera con sauna desde donde contemplar todo ese espectáculo en conexión total con la naturaleza. Creo que ese contacto es lo que más me gusta de Finlandia.

Finlandia lago noche blanca medianoche

Sigo el recorrido en busca del sol de medianoche y en esta lista no puede faltar San Petersburgo una de las ciudades más turísticas de Rusia y donde más se vive este fenómeno. Pasear por la Perspectiva Nevski acompañados por la luz rojiza del eterno crepúsculo es desconcertante. Y son increíbles los reflejos de mil colores que emanan de la pintoresca catedral ortodoxa de San Salvador Sobre la Sangre Derramada, construida en el mismo lugar donde fue asesinado el zar Alejandro II, en 1881. Su estilo, tradicional ruso con las típicas cúpulas de cebolla dorada recuerda mucho a la catedral de San Basilio de Moscú. Aunque hay quien dice que la de San Petersburgo es más elegante.

San Salvador sobre la Sangre derramada. San Petersburgo

San Petersburgo. NevskiPero lo mejor de San Petersburgo no es esa extraña estética donde la herencia de la opulencia de los zares convive con la estética soviética y con los nuevos símbolos del presente. Ni sus tiendas. Ni sus restaurantes. Lo mejor de la ciudad es que rebosa vida, y más en estas fechas, cuando la noche casi no existe y la gente, aprovecha las horas de luz para dejarse ver. Las tiendas de la Nevski no cierran antes de las 21 horas (algunas aguantan hasta medianoche) y se puede cenar hasta muy tarde. En estas fechas los horarios se difuminan y los establecimientos se adaptan al trasiego de gente. Además, como hay tanto que ver en esta palaciega urbe estas horas extras de luz para pasear se agradecen.

Otra ciudad donde disfrutar del sol de medianoche es Tallin. La capital de Estonia, famosa por dar cobijo a uno de los cascos antiguos medieval, mejor conservados de la zona (protegido como Patrimonio de la Humanidad) es buen lugar donde pasear hasta las mil. Da gusto ver atardecer en la plaza Raekoja, donde antes se reunían mercaderes y ahora se dan cita turistas que llenan las terrazas. O pasear por esas callejuelas empedradas hasta bien entrada la madrugada.

Noches blancasTallinn PLAZA MAYOR

Sí. Sin duda. Las noches blancas son uno de esos fenómenos naturales que hay que vivir al menos una vez en la vida. Pero si te animas a experimentarlo en primera persona, un consejo muy importante que debes tener en cuenta. Importante guardar un antifaz para dormir en la maleta (yo siempre suelo recurrir a uno de esos de los que dan en los aviones) ¿y para que? En los hoteles de los países nórdicos no saben lo que son las persianas. Y, sí, la luz de medianoche es maravillosa pero mientras uno esta despierto. A la hora de conciliar el sueño ese sol resplandeciente tras la ventana puede llegar a convertirse en una tortura.

Pero ojo, las noches blancas no sólo se caracterizan por los atardeceres que no se acaban. En estas ciudades donde oscurece tarde, el sol asoma muy muy pronto. A las 4 de la mañana ya puedes ponerte en pie y empezar a pasear. Buena noticia para los muy madrugadores.

 


nani sombrero blog.jpg

Nani Arenas 
Comunicadora, contadora de historias y creadora del blog "la Viajera Empedernida". Periodista especializada en turismo con más de 16 años de experiencia en medios escritos y audiovisuales.También @travelinspirers
Experta en viajes HomeAway


Síguenos

Facebook España Twitter España Pinterest España Google+ Portugal

Encuentre su casa de vacaciones

Encuentre la perfecta casa de alquiler para sus vacaciones
 ¡Obtenga beneficios de su casa de vacaciones! Anúnciela ahora »
¿Es usted propietario? Acceda a su cuenta

Encuentra tu casa de vacaciones en: