Ruta en coche por la Occitania francesa: Albi, Montauban y Cordes Sur Ciel

 

Recorrer el departamento de Tarn-et-Garonne, situado en la región francesa del Mediodía-Pirineos, crea al viajero una mezcla de sensaciones que hace que siempre quiera regresar .

La ruta en coche que os voy a proponer -de poco más de 200 kms- os sumergirá en historias medievales; campiñas interminables que han transformado la sangre vertida en sus frecuentes guerras en algunos de los vinos más cotizados del mercado francés, los caldos de Gaillac. También hay lugar para la arquitectura milenaria y el arte, siendo Albi la cuna del gran Toulouse Lautrec.


Primera Etapa: Toulouse – Montauban (54 km. 45 minutos)

place-nationale-montauban.JPG
Mi viaje comenzó con un vuelo a Toulouse. Allí alquilamos un coche para recorrer la región del Tarn-et-Garonne a nuestro ritmo, con la ventaja de poder parar a admirar cualquiera de los muchos rincones que llamaría nuestra atención.

Montauban, con sus apenas 60.000 habitantes, es la capital del departamento. Es una ciudad muy tranquila cuyo centro histórico está invadido por antiguos edificios de fachadas de ladrillo rojo, característicos de la zona.

montauban-saint-jacques.JPG
Para los amantes de los monumentos religiosos, la iglesia de Saint Jacques y la Catedral de Notre-Dame de L’Assomption son los máximos exponentes de la ciudad.

Saint Jacques fue utilizado como fortaleza protectora por los protestantes en el primer cuarto del siglo XVII. Las tropas católicas de Luis XIII sitiaron durante tres meses la ciudad en el año 1621, mostrando aún las paredes de la iglesia algunos de los impactos de los cañones del monarca.

La Catedral fue finalizada en 1739 y llama la atención su piedra de color blanco. Luis XIV decidió afrentar así a la rebelde ciudad rosada.

Para los amantes del arte les recomiendo una visita al museo Ingres. El pintor Jean Auguste Dominique Ingres es la personalidad más importante nacida en Montauban, aunque se formó, artísticamente, en París, Roma y Florencia. El edificio que alberga su colección es un antiguo palacio episcopal de ladrillo -cómo no, rojizo- que fue expropiado a la iglesia durante la Revolución Francesa. Ingres comparte espacio con las esculturas de su paisano Antoine Bourdelle, importante figura de finales del XIX.

El resto de la tarde la pasamos haciendo aquello a lo que más invita una ciudad como Montauban: pasear al aire libre. Casi ningún ruido nos molestaba en la zona peatonal, donde pequeñas tiendas de bombones -no dejéis de probar los de la pequeña boutique Les Délices de Montauban-, floristerías y cafés te acompañan hasta desembocar en la magnífica Place Nationale. Este antiguo punto de reunión de predicadores, comerciantes y fuerzas vivas de la ciudad es una de las pocas plazas de toda Francia que aún conservan una doble arcada en cada uno de sus cuatro lados.

Pont-vieux-montauban.JPG

Tan sólo un par de grupos de jóvenes compartían charla y cervezas al atardecer de aquel frío día de Primavera. Tomamos el camino que nos llevaba al Puente Viejo, erguido desde el siglo XIV como símbolo de desafío al poder monárquico, e indestructible a pesar de las muchas guerras que han sufrido sus piedras. Un magnífico lugar para admirar la puesta de Sol.

 

Segunda etapa: Montauban – Cordes Sur Ciel (61 kms. 1 hora)

La ruta que separa a Montauban de Cordes merece recorrerla lo más despacio posible. Campiña, granjas, viñedos, paz, verde, buena cocina y buenos vinos… Es el lugar perfecto para tomarte un descanso de la civilización.

Y cuando llegas a Cordes Sur Ciel te das cuenta de que has retrocedido unos 800 años, pero no a bordo del Delorean de Marty McFly.

cordes_tarn.JPG
La primera bastida –ciudad fortificada-del reino de Francia fue construida por Raimon VII, conde de Toulouse, en 1222. La situó encaramada a una pequeña colina y tuvo capacidad, en su momento álgido, para unos 6000 habitantes…O refugiados. Raimon VII conocía la existencia de multitud de familias desperdigadas por la región debido a la continua caza de brujas que los católicos estaban llevando a cabo con los cátaros, y les proporcionó esta fortaleza donde vivir reagrupados.

La fe cátara proclamaba que al principio de los tiempos existió un Dios bueno y otro malo. El bueno acabó venciendo al malo pero éste, como revancha, secuestró el alma de los seres humanos y olvidaron para siempre cómo llegar al bien. Para los cátaros, la única forma de reencontrarse con el Dios bueno era llevar una vida totalmente pura, abandonando cualquier posesión valiosa y sin cometer pecados ni concederse placeres corporales.

La iglesia católica, gran amante de acumular privilegios y riquezas, persiguió con fuego y espada a estos pobres infelices. Sin embargo, la ciudad floreció económicamente gracias al comercio de tejidos, lana, cuero y, sobre todo, de la planta de pastel. Hasta que se descubrió el añil o índigo en América del Sur, el pastel era el principal colorante azul para todo tipo de tejidos e incluso se utilizaba para pintar edificios.

Del dinero de este comercio provienen la mayoría de palacios góticos que jalonan las estrechas calles empedradas de Cordes Sur Ciel.

cordes-sur-ciel.JPG

Todo el casco histórico está peatonalizado y no hay casas particulares. Restaurantes, tiendas de souvenirs, artesanías y gastronomía se intercalan entre las múltiples terrazas desde donde contemplar la campiña francesa mientras degustas un buen vino de Gaillac. Así debieron sentirse el escritor Albert Camus o el padre de Jean Paul Belmondo –que fue un famoso escultor-, abrumados por la historia del lugar, cuando se ocultaron aquí durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Etapa 3: De Cordes Sur Ciel a Albi (25 km. 25 minutos).

La milenaria ciudad de Albi fue la perla final de nuestro viaje.

ciudad-episcopal-albi.JPG

Declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, esta pequeña ciudad del Tarn te puede atrapar durante días entre las enmarañadas calles de su casco histórico con la misma fuerza que los locales nocturnos de París atraparon a su más famoso paisano: Toulouse Lautrec.

El palacio de la Berbie, integrado en la monumental Ciudad Episcopal de Albi, alberga –desde 1905- el museo dedicado al genial y prolífico artista francés. Más de 1000 obras suyas se encuentran en esta exhibición, entre ellas sus 30 carteles más famosos, casi todos del Moulin Rouge.

lautrec-albi.JPGTras el museo, caminamos por los jardines del palacio y aprovechamos para sacar algunas fotos de la panorámica de los puentes de la ciudad sobre el río Tarn. El Puente Viejo de Albi lleva aguantando el embate del río desde el año 1040.

Dos siglos más tarde se construiría la que es, hoy en día, la catedral de ladrillo más grande del Mundo: la de Santa Cecilia. Desde fuera es casi imposible determinar si semejante edificio macizo es una fortaleza o un lugar religioso.

albi-tarn.JPG

Por la noche nos dimos el lujo de cenar en el restaurante L’Esprit Du Vin, donde su joven chef, David Enjalran, nos deleitó con sus platos basados en productos de la región desde la confianza que da el haber ganado su primera estrella Michelin a tan pronta edad.


Tras 4 días de ensueño recorrimos apenados los casi 80 kilómetros que separan Albi de Toulouse. No queríamos que acabase esta escapada gastronómica, cultural y paisajística a tiro de piedra de los Pirineos.

 

David Escribano de Viajablog
David Escribano

Es economista de carrera pero viajero y cuentacuentos de vocación. Desde el 2007 es co-editor de Viajablog, uno de los blogs de viajes pionero de la blogosfera y miembro fundador de la agrupación Travel Inspirers

Experto en viajes HomeAway

 

Síguenos

Facebook España Twitter España Pinterest España Google+ Portugal

Encuentre su casa de vacaciones

Encuentre la perfecta casa de alquiler para sus vacaciones

Apartamentos y casas en la Occitania Francesa

7  Noche/s mínimo
3 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 6

#1419776

(0)
Desde  $400 /noche
1 - 7  Noche/s mínimo
4 Habitación/es, 3 BaÑo/s, Persona/s 8

#408537

(4)
Desde  EUR70 /noche
Reserva ahora!
6  Noche/s mínimo
4 Habitación/es, 2 BaÑo/s, Persona/s 10

#1098812

(0)
3 Habitación/es, 2 BaÑo/s, 2 Aseo/s, Persona/s 8

#6639996

(1)
Reserva ahora!
7  Noche/s mínimo
1 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 6

#1236850

(0)
Reserva ahora!
7  Noche/s mínimo
1 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 6

#1235581

(0)
Reserva ahora!
7  Noche/s mínimo
1 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 8

#1482505

(0)
7  Noche/s mínimo
4 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 10

#410107

(26)
3 - 7  Noche/s mínimo
2 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 4

#1806

(10)
7  Noche/s mínimo
2 Habitación/es, 2 BaÑo/s, Persona/s 8

#8064649

(1)
Desde  EUR90 /noche
Reserva ahora!
2  Noche/s mínimo
3 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 6

#1393245

(1)
7  Noche/s mínimo
2 Habitación/es, 1 BaÑo/s, Persona/s 4

#613886

(8)