Estudio Nacional del Alquiler Vacacional (Completo)

 

 

Estudio Nacional de Alquiler Vacacional - Vídeo e infografía del estudio 2018

 

INTRODUCCIÓN


JuanCarlos.jpg

 

Un año más, el quinto ya, tengo el placer de presentar, en nombre de HomeAway y como su Director General para el Sur de Europa, el V Barómetro del Alquiler Vacacional en España.

 

La prestigiosa Universidad de Salamanca ha sido nuestro socio, como en años anteriores, para este importante análisis que nace fruto de una exhaustiva investigación llevada a cabo por un equipo multidisciplinar formado por cuatro doctores.

 

HomeAway, plataforma online experta en alquiler vacacional con una red de webs que representan más de dos millones de anuncios en 190 países, lidera este proyecto con el objetivo de continuar profesionalizando un sector que en los dos últimos años generó en España más de 124.000 millones de euros gracias a los 110 millones de viajes en los que se utilizó una vivienda turística.

 

La principal novedad que recoge este barómetro es la inclusión de nuestros países vecinos, aquellos que más turistas envían a España para pasar sus vacaciones, como son Reino Unido, Francia y Alemania. Un usuario primordial en el sector del alquiler vacacional que, hasta el momento, no se había contemplado en estudios anteriores.

 

De este modo, este V Barómetro del Alquiler Vacacional en España va más allá y se consolida como un referente en cuanto al análisis de la evolución de todos los aspectos que rodean esta modalidad alojativa: perfl del usuario, motivaciones, satisfacción, modo de búsqueda y contratación, así como gastos en alquiler y otros gastos durante la estancia, entre otros.

 

Entre las conclusiones de este año no solo destacan esos 124.000 millones que generan, sino el hecho de que más de la mitad se corresponde a gastos en compras y consumiciones de todo tipo de productos y servicios, así como el hecho de que más de un tercio del total del gasto se realiza en las inmediaciones de la vivienda, repercutiendo positivamente en la economía local.

 

Sin alguna duda, las conclusiones que encontraréis en su lectura os resultarán muy esclarecedoras.

 

Cordialmente,

 

Juan Carlos Fernández Pérez-Crespo

Director General HomeAway para el Sur de Europa

OBJETIVOS DEL PROYECTO

 

El objetivo perseguido por este informe es disponer de una radiografía del usuario de viviendas de uso turístico en España y en las comunidades autónomas que son los destinos más importantes de este tipo de alojamiento: Andalucía, Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana y Canarias; todo ello a partir de tamaños muestrales que permitan una comparación estadística sufcientemente representativa.

 


Esta radiografía presenta básicamente las siguientes novedades en relación a la del año 2017:

 

  • La inclusión de los residentes en el extranjero, además de los residentes en España, como parte de la muestra de usuarios de las viviendas de uso turístico (VT) en España.  
  • Se han añadido nuevas preguntas sobre la actitud del encuestado sobre las VT.
  • Se ha simplificado el número de conceptos por los que se pregunta en la valoración y grado de satisfacción del destino turístico para facilitar las respuestas del entrevistado.
  • Se han modifcado las preguntas sobre localización de la VT y su participación publicando opiniones en Internet sobre su experiencia con la VT.

 

El informe se estructura de la siguiente forma siguiendo los mismos apartados del cuestionario:

 

  • Frecuencia de uso de la VT en los últimos dos años, duración y personas con las que la compartió la última vez, así como la previsión de su utilización en los próximos meses.
  • Motivaciones asociadas a la utilización de la VT.
  • Valoración de la experiencia con el destino turístico.
  • Valoración de la experiencia con la VT en la que se alojó, fuentes de información y factores que primaron en su elección.
  • Gastos en alquiler y estancia.


La muestra utilizada distingue entre dos colectivos de usuarios de alojamientos por motivos vacacionales o de ocio en España en los últimos dos años: (a) usuarios con residencia en España y (b) usuarios con residencia en el extranjero; en concreto el estudio se centra en los residentes de los tres países que mayor demanda de VT realizan en España: Reino Unido, Alemania y Francia.

 

FICHA TÉCNICA Y METODOLOGÍA DE TRABAJO

 

2. PÚBLICO OBJETIVO:

 

El público objetivo de esta encuesta es el ciudadano residente en España, Reino Unido, Alemania o Francia que haya pernoctado en los últimos dos años al menos una vez en una vivienda de uso vacacional para pasar sus vacaciones o tiempo de ocio, tanto si es la persona que la alquiló, como si no lo es. En el caso de que corresponda a un viaje de varias etapas, se considerará la estancia principal, es decir, la que mayor número de pernoctaciones haya implicado.

 

 

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) en su artículo 5, letra “e”, define la VT como “la vivienda que esté amueblada y equipada en condiciones de uso inmediato y que se comercialice o promocione en canales de oferta turística con una finalidad lucrativa”. A partir de esta definición, a efectos de esta encuesta se considera vivienda turística o vivienda de uso turístico (VT) a aquella vivienda privada cuyo propietario la cede a terceros de forma completa a cambio de un precio. En las viviendas de uso turístico el titular de la actividad es siempre el propietario, que la arrienda habitualmente de forma completa, sea cual sea el número de días y siempre con carácter coyuntural y no permanente. Las viviendas de uso turístico se considerarán como tal, independientemente del entorno en el que se ubiquen (ya sea urbano, en costa o en zonas de interior).

 


La gestión del alquiler podrá llevarse o no directamente por el propietario, pudiendo éste contratar a un tercero (empresa o no) la gestión de la oferta, la contratación en alquiler temporal o el mantenimiento de la vivienda en alquiler. Si la vivienda se utiliza de forma gratuita, por razones de propiedad, parentesco, amistad u otras, no se considerará a estos efectos como vivienda de uso turístico y por tanto no es objeto de este informe.

 


Se entiende por gasto de estancia a todo gasto realizado por los visitantes o por cuenta de los visitantes durante su estancia vacacional. Este tipo de gasto está destinado fundamentalmente al consumo final realizado por un visitante correspondiente al último destino principal en el que pernoctó. El objetivo es recoger el gasto individual del viaje, independientemente de quien lo haya pagado.

 

 

Para favorecer la identifcación de los conceptos de gasto en el cuestionario y facilitar su contestación, se ha utilizado el desglose seguido inicialmente por EGATUR (Encuesta de gasto turístico) y FAMILITUR (Estadística de Movimientos Turísticos de los Españoles), encuestas ahora gestionadas por el INE (Encuesta de Turismo de Residentes). El INE utiliza estos conceptos de gasto en la metodología sobre la Encuesta de Turismo de Residentes y los agrupa en siete apartados de gasto. En este informe se agrupan los gastos teniendo en cuenta parcialmente esta desagregación. El INE distingue los siguientes conceptos: gasto en paquete turístico, gasto en alojamiento, gasto en transporte, gasto en bares o restaurantes, gasto en actividades recreativas, culturales y deportivas, gastos en objetos valiosos / bienes duraderos y resto de gastos.

 

 

 

 2.1. Selección de la muestra.

 

 

Los datos correspondientes a la identifcación sociodemográfca del encuestado son los que constan en la base de datos de panelistas de SONDEA, empresa a la que se ha contratado el trabajo de campo a partir de su propio panel de consumidores.

 

 

Población objeto de estudio:

 

Personas residentes en España, Reino Unido, Alemania y Francia, de 18 a 65 años de edad que durante los dos últimos años han utilizado al menos una vez una VT en España para uso vacacional o de ocio.

 

Tipo de entrevista:

 

Auto-administrada a través del correo electrónico. Fecha de recogida: 19/04/2018 hasta 13/05/2018 inclusive; en total, 25 días. Previamente se hizo un pretest para conocer el grado de comprensión de las preguntas y detectar posibles problemas en cuanto al formato de las contestaciones.

 

 

Muestreo:

 

En relación a los residentes en España, se seleccionó aleatoriamente una muestra inicial de 18.360 individuos de 18 a 65 años de edad, pertenecientes al panel del Instituto de Investigación Sondea, seleccionados de forma intencional y proporcional a las cuotas por edad, sexo y lugar de residencia de la población española según el Avance del Padrón de Población del INE a 1 de enero de 2017, a los que se les consultó previamente sobre su estancia en viviendas de alquiler completo por motivos de ocio o vacaciones durante los últimos 2 años.

 

 

A partir de los resultados declarativos de esta primera consulta, considerando solo a aquellos que se habían alojado en VT en los últimos dos años por motivos de ocio o vacacionales, se obtuvieron 2.393 usuarios de VT, de los cuales 1.350 corresponden con la muestra utilizada para el informe nacional y 1.043 como encuestas suplementarias para alcanzar un tamaño muestral suficientemente representativo en cada una de las cinco comunidades autónomas de las cuales también se elaboran los correspondientes informes.

 

 

En el caso de Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Canarias se obtuvieron en total un número superior a 400 entrevistas, lo que nos permite trabajar con errores muestrales habituales, salvo en Baleares, donde se obtuvieron 264 cuestionarios.

 

 

La muestra principal (la nacional) de residentes en España y las submuestras por comunidad autónoma también de residentes en España, se compusieron de forma intencional atendiendo a los datos de destino por comunidad autónoma de acuerdo a los resultados publicados por el INE en la “Encuesta de ocupación en alojamientos turísticos -Apartamentos turísticos- año 2017” (datos provisionales a 31 de enero de 2018), tal y como se muestran en la tabla 3, con el fin de que la muestra final de VT no solo fuera representativa de la sociedad española por cuotas de sexo, edad y comunidad autónoma, sino también de la sociedad española en cuanto al destino del alquiler elegido por comunidad autónoma. La selección muestral se realizó de forma aleatoria.

 

 

Durante el cuestionario se entrevista a los individuos por su experiencia con respecto al alojamiento disfrutado, preguntando por su última estancia. A efectos de completar las cuotas por comunidad autónoma, cuando ha sido preciso, se ha pedido que la respuesta se refriese al uso de la VT situada en la comunidad autónoma prefjada desde la administración de este estudio, de entre las declaradas por el entrevistado en los últimos dos años, para asegurar el seguimiento del reparto del INE por comunidad autónoma de destino comentado anteriormente.

 

 

En cuanto a la muestra de residentes en el extranjero, en este caso en el Reino Unido, Alemania y Francia, se ha realizado sobre una muestra inicial de 8.555 individuos de 18 a 65 años de edad, pertenecientes a paneles internacionales de Reino Unido, Alemania y Francia asociados a Sondea, seleccionadas de forma intencional entre personas que en encuestas previas en los respectivos paneles han declarado haber estado en España por motivos vacacionales o de ocio, y a las que en una consulta previa se les ha preguntado por su estancia en España durante los últimos 2 años, por el tipo de alojamiento utilizado y por la CC.AA. en la que se encontraba dicha VT, conformando una muestra final de individuos de Reino Unido, Alemania y Francia que durante los últimos 2 años han alquilado una vivienda de alquiler íntegro en España por motivos de ocio en Andalucía, Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana o Cataluña. En esta muestra de residentes en estos tres países no se establecieron cuotas iniciales por sexo, edad o región de residencia, algo que sí se hizo para obtener la muestra de residentes en España.  

 

 

A efectos de establecer como punto de partida la relación entre el número de residentes en el extranjero y la comunidad autónoma en la que se encontraba la VT que se utilizó, se tomó como referencia la “Encuesta de ocupación en apartamentos turísticos. Año 2016” del INE ya que son los últimos datos disponibles en los que se puede obtener esta correspondencia a través de INE Base. La otra fuente de información que permite asignar usuarios de VT de no residentes por CC.AA. de destino es a través de los microdatos de la encuesta FRONTUR del INE referida también a 2016, que es la última disponible. Pero se observan diferencias significativas en relación a la “Encuesta de ocupación en apartamentos turísticos” antes señalada, ya que se observa un mayor peso de los residentes en Francia y un menor peso de los residentes en el Reino Unido, que trae como consecuencia una infrarrepresentación de estos usuarios de VT ubicadas en Canarias y una sobrerepresentación de las ubicadas en Cataluña. Entre las dos fuentes de información hemos preferido utilizar la primera por considerar que es más fable en relación a la estimación de usuarios y por homogenidad con la fuente utilizada para la encuesta a los residentes en España.

 

 

2.1 distribución.PNG

 

 

Como puede observarse en la tabla 2.1. la estimación del INE del número de residentes en el extranjero que utilizaron VT fue de 7.559.792 personas (viajeros), de los cuales 7.116.401 se concentran en las principales CC.AA. (Canarias, Baleares, Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña, por este orden); es decir, el 94,1 % del total. Reino Unido, Alemania y Francia sumaron un total de 4.167.784 viajeros que representan el 55,1 % del total de no residentes usuarios de VT en 2016 en España. El 96,8 % de las VT utilizadas en España por los residentes en estos tres países se ubican en las cinco CC.AA. principales antes señaladas. Todo ello lleva a concluir que es sufcientemente representativo centrar la encuesta y el informe sobre usuarios de VT no residentes en España en los tres países mencionados y en las cinco CC.AA. en las que se concentra la localización de las VT utilizadas por los mismos.

 

 

La encuesta a no residentes alcanzó los 1.356 entrevistados residentes en el Reino Unido, Alemania y Francia. No obstante, dado que ha sido difícil obtener las cuotas inicialmente planifcadas para cada una de las cinco comunidades autónomas y al objeto de mantener lo mejor posible la proporción de usuarios de VT en cada una de las mismas, se ha tenido que reducir aleatoriamente las correspondientes a las CC.AA. más sobrerrepresentadas en la muestra fnal, lo que nos ha llevado a un total de 960 cuestionarios tal y como se refeja en la tabla 3.2.

 

 

El número de entrevistados que componen las dos muestras fnalmente utilizadas, la de residentes en España y la de residentes en los tres países seleccionados, es la obtenida después de llevar a cabo un proceso de depuración para garantizar la mayor calidad posible de la información (han rellenado el cuestionario en su totalidad, cumplen con las cuotas establecidas, hay congruencia en sus respuestas, han sido usuarios de VT en los últimos 24 meses y cumplen con el tiempo mínimo de respuesta al cuestionario). La planifcación del tamaño inicial de la muestra se hizo de manera que se obtuviera un mayor número de cuestionarios superior al requerido para asegurar que se obtenía el tamaño de la muestra previsto por el equipo técnico del estudio una vez realizado el proceso de depuración de cuestionarios.

 

 

La recogida de información se ha hecho a través de una encuesta electrónica previa invitación por correo electrónico a los miembros preseleccionados del panel, que incluía un hipervínculo directo al cuestionario. Una vez rellenada la encuesta, el usuario remite la información directamente a la base de datos de Sondea al pulsar el botón de “finalizar”, asociando el cuestionario con la información sociodemográfca del usuario, a través de un código de identifcación que permite conocer qué usuarios han respondido al estudio. Este proceso garantiza que sólo se reciba una respuesta por encuestado, así como la posibilidad de identifcar a los participantes del estudio.

 

 

Error muestral:

 

El error muestral correspondiente a cada una de las submuestras, para un nivel de confianza del 95,5 % es el siguiente:

 

  • Muestra de residentes en España usuarios de VT en España en los dos últimos años: una muestra de 1.346 personas corresponde a un error muestral de + / - 2,67 %.
  • Muestra de residentes en el extranjero (Reino Unido, Alemania, Francia) usuarios de VT en España en los dos últimos años: una muestra de 960 personas corresponde a un error muestral de + / - 3,16 %.
  • Muestra total de residentes en España y en el extranjero (Reino Unido, Alemania, Francia) usuarios de VT en España en los dos últimos años: una muestra de 2.306 personas corresponde a un error muestral de + / - 2,04 %.

 

 

3. PERFIL DE LA MUESTRA:

 

Las diferencias entre la distribución porcentual de la muestra y la facilitada por el INE (tabla 3.1) sobre las personas alojadas en VT (apartamentos) tanto si son residentes en España como si lo son en el extranjero (Reino Unido, Alemania y Francia) por CC.AA. son perfectamente asumibles, a efectos de la representatividad de la muestra. La tabla 3.2 recoge la distribución de la muestra en función de las demás variables sociodemográfcas incluidas en el análisis.

 

 

Como puede apreciarse en la tabla 3.2. la distribución de las dos muestras por sexo y situación laboral son muy parecidas, pero no ocurre así en edad, en donde se aprecia un mayor peso de los de más edad (55 a 65 años), de los que viven en municipios de menor tamaño y de los que tienen estudios básicos en la muestra de residentes en el extranjero en relación a los residentes en España; diferencias que son estadísticamente signifcativas. Normalmente la formación académica está muy vinculada con el acceso a mayores rentas, al igual que ocurre con los residentes en municipios de mayor dimensión. Se puede concluir que en la muestra de residentes en el extranjero la componen personas de más edad y posiblemente menores rentas medias que los residentes en España que han sido usuarios de VT.

 

 

 

3.1 Distribución.PNG

 

 

3.2 Distrución.PNG

 

RESULTADOS

 

 

4. RADIOGRAFÍA DEL USUARIO DE VIVIENDAS TURÍSTICAS:

 

 

Mediante los siguientes análisis se persigue examinar las diferencias en el comportamiento viajero entre las dos muestras de usuarios de VT en algún momento de los últimos dos años que son residentes en España o en el extranjero. Se han realizado contrastes estadísticos para detectar si hay o no diferencias entre ambas muestras.

 

 

Para obtener la columna de totales en cada bloque de variables se ha calculado una media ponderada de acuerdo al peso que tiene cada uno de los dos tipos de residentes en el total de usuarios (viajeros) de VT en España en 2017. De acuerdo a los datos provisionales de la Encuesta de ocupación de alojamientos turísticos (apartamentos) de 2017, el total de viajeros fue de 12.706.885 personas, de las cuales 4.556.872 fueron residentes en España y 8.150.013 fueron residentes en el extranjero. La premisa es que los datos obtenidos a través de la muestra de residentes en Reino Unido, Alemania y Francia, son representativos de la totalidad de usuarios de VT no residentes en España. Se debe recordar que como muestra la tabla 2.1. estos tres países representan el 55,1 % del total de residentes en el extranjero que han sido usuarios de VT en España. Siguiendo esta proporción, la ponderación del dato de residentes en España será de 35,9 % y la de residentes en el extranjero 64,1 %.

 

Finalmente, se incluye en cada tabla a efectos comparativos, como última columna, el dato obtenido en el IV Barómetro del Alquiler Vacacional en España en 2017 publicado por HomeAway. De esta forma tenemos una visión dinámica de la evolución de las opiniones y comportamientos de los usuarios de VT con residencia en España, que es el tipo de muestra utilizado en dicho informe. En ese informe publicado en 2017 se preguntaba solo a los residentes en España y referido al periodo de abril de 2015 a abril de 2017.

 

 

4.1 Utilización de alojamientos vacacionales o de ocio en los últimos dos años:

 

De media el número veces que han utilizado alojamientos vacacionales en España en esos dos años (marzo 2016 a marzo de 2018) ha sido de 2,78, una cifra muy próxima al número de veces que han utilizado hoteles, 2,99 veces. Al fjarse en los residentes en el extranjero se ve que apenas hay diferencia en el número de veces entre estas dos formas de alojamiento: 2,62 y 2,68 respectivamente (tabla 4.1). Esto es sumamente importante destacarlo porque quiere decir que las preferencias de los residentes en el extranjero sobre alojarse en VT o en hotel están muy igualadas. Por tanto, facilitar que haya una oferta suficiente y competitiva de una y otra es esencial para mantener el interés por España como destino turístico de los residentes en el extranjero.

 

 

Como cabe imaginarse por razones de cercanía, son los residentes en España los que más veces se alojan en establecimientos turísticos en España en relación a ese número total de veces de la población con residencia en el extranjero, 8,81 frente a los 6,85 respectivamente. Por otro lado, el dato de los residentes en España que han utilizado VT es superior al obtenido en el informe de 2017, lo que signifca que han viajado más veces; en concreto el incremento en la utilización de VT ha sido del 32,8 % frente al 2,5 % de los hoteles entre estos dos años.

 

 

El 44,3 % de los usuarios de VT solo buscan ofertas de VT cuando deciden hacer un viaje por vacaciones u ocio y el resto comparan la oferta de VT con la de hoteles (tabla 4.2). Al fijarse exclusivamente en los residentes en España, la fidelidad a la VT ha aumentado, ya que en el informe de 2017 solo buscaron ofertas de VT en el destino turístico al que querían ir el 38,7 % y en el informe actual ha aumentado hasta alcanzar el 46,9 % (tabla 4.2). En el informe de 2015 ese dato fue del 36,1 %. Por tanto, se mantiene la trayectoria de mejora del grado de fidelidad del usuario de VT, entendiendo por tal el hecho de que solo piensen en buscar VT cuando quieren viajar a un destino turístico, sin acudir a la comparación con la oferta de hoteles. Resultado que se entiende que tiene que ver con la experiencia positiva del usuario de VT residentes en España.

 

 

En cuanto a las previsiones para los meses que quedan del año (mayo a diciembre de 2018) que muestra la tabla 4.3.a, un 80,9 % de los residentes en España prevé volver a utilizar una VT, frente al 52,4 % de los residentes en el extranjero. Una cifra algo superior en el caso de los residentes en España a la obtenida en el informe del año 2017 (79,0 %) y que supera ampliamente a la obtenida en este informe de 2015 (42,6 %). Dado que el verano es el periodo en el que más se demandan las VT, la gran mayoría de los usuarios de VT repetirán su uso en lo que queda del año. Cifras algo más bajas, pero también importantes, son las que refejan la previsión de utilización de hotel (75,1 % para residentes en España, 41,2 % para residentes en el extranjero). Solo el 6,3 % de los residentes en España no prevé utilizar en lo que queda del año alojamiento alguno en España en su tiempo de vacaciones u ocio, cifra que sube al 35,2 % en el caso de residentes en el extranjero.

 

 

De media se prevé utilizar 1,8 veces VT en los próximos meses de 2018 (tabla 4.3.b), cifra que no presenta una diferencia significativa al comparar las respuestas de los residentes en España y en el extranjero. La previsión de alojamiento en hotel en España es algo más baja, 2 veces para los residentes en España frente al 1,5 de los residentes en el extranjero; diferencia que sí es estadísticamente signifcativa. Diferencias que también se aprecian en el total de veces que se utilizará algún tipo de alojamiento contratado en España; los residentes en España prevén realizar casi 5 contrataciones frente a las 4 de los residentes en el extranjero. Debe tenerse en cuenta que los residentes en el extranjero realizarán escapadas o contratación de aloja- mientos en sus respectivos países o en otros distintos de España, por lo que no se puede inferir de esta cifra que viajen o contraten alojamientos menos que los residentes en España, ya que se hace referencia siempre en esta encuesta a alojamientos ubicados en España. De ahí la importancia que debe atribuirse a que en el caso de VT el número de veces declarado por uno y otro colectivo no sea signifcativamente diferente; lo que se entiende que se explica por la mayor propensión a utilizar VT por parte de los residentes en el extranjero cuando vienen a veranear a España.

 

 

4.1 Veces contratación.PNG

 

4.2 Hotel.PNG

 

4.3.a Alojamiento.PNG

 

4.3.b Número medio.PNG

 

 

5. DURACIÓN DE LA ESTANCIA, PERSONAS ALOJADAS TIPO DE VIVIENDA:

 

 

Los residentes en el extranjero pasan más noches en la VT que los residentes en España, casi 10 noches en relación a las 5,5 de los residentes en España (tabla 5.1), cifra muy parecida a la observada para los residentes en España en el informe de 2017 (5,3) y algo menor que la registrada en el informe de 2015 (5,9). En el caso de los residentes en España este puede ser un indicador de que no ha continuado el patrón de comportamiento turístico de los residentes en España que mostraba, en el pasado, una tendencia a un mayor número de viajes pero menor número de noches de alojamiento por viaje.

 

 

El número de personas alojadas es algo más elevado en el caso de residentes en España (4) que en el caso de residentes en el extranjero (3,4). Esta cifra se mantiene estable en los últimos años en el caso de los residentes en España.

 

 

La composición del grupo que se aloja es similar para los dos tipos de residentes, tal y como muestra la tabla 5.2, con la excepción de los que viajan solos que está más presente entre los residentes en el extranjero. Claramente son los que viajan en pareja o en familia los que concentran la mayor parte de los usuarios de VT, ya que totalizan un 79,1 % de usuarios. Cifra muy similar a la registrada por los residentes en España en el informe de 2017 (78,2 %), aunque sí que se observa una menor presencia de familias que se compensa con la mayor presencia como usuarios de los que viajan con su pareja.

 

 

Salvo en el caso de viajes que se hacen con compañeros de trabajo o estudio, en las demás posibles situaciones de acompañantes es claramente mayor el número de noches que se contratan por parte de los usuarios residentes en el extranjero en relación al número de noches contratadas por residentes en España. Los que viajan en pareja se alojan de media 12 noches si son residentes en el extranjero y 4,4 noches si son residentes en España (tabla 5.3). Las cifras para el caso de familias se acercan más, pero estadísticamente siguen siendo diferentes (8,7 y 7,2 noches, respectivamente). En comparación con el informe de 2017 se mantiene el número de noches de los residentes en España que viajan en pareja y aumenta ligeramente los que viajan en familia. Además, teniendo en cuenta que en el informe de 2015 los que viajaban en pareja se pasaban 4,9 noches en la VT y los que viajaban en familia 7,2, se puede concluir que, como se apuntaba en el epígrafe anterior, se ha parado la tendencia a alojarse menos noches y a viajar más veces. Por parte de los residentes en España se mantiene la tendencia a viajar más, puesto que ya no parecen necesitar tener una estancia de menos noches para compensar el gasto.

 

 

Finalmente, en cuanto al tipo de VT utilizada (tabla 5.4), los dos tipos de residentes coinciden en que es el apartamento el más demandado, pero el resto de tipo de VT las preferencias son distintas. Mientras que los residentes en el extranjero tienen como segunda preferencia las villas (32,8 %), los residentes en España prefieren en segundo lugar los chalets (15,2 %). Como ya se ha apuntado anteriormente, el número de noches contratadas por tipo de VT es mayor en residentes en el extranjero que en los residentes en España y esto se aprecia en todos los formatos de VT (tabla 5.5). Como se verá más adelante, hay disparidad de precios para cada formato de VT según se trate de residentes en España o en el extranjero, pero, aparte de esta consideración, la contratación de VT a priori es más rentable si se hace a residentes en el extranjero que a residentes en España, al menos debido a la menor rotación de usuarios que se precisa tener por periodo de tiempo.

 

 

5.1 Noches y personas.PNG

 

5.2 Personas acompañantes.PNG

 

5.4 Usuarios tipo.PNG

 

5.5 Número de noches.PNG

 

 

 

 

6. MOTIVACIÓN DE LA ESTANCIA:

 

 

Los motivos vacacionales que están presentes en los viajes de ocio y vacaciones son “Descansar, escapar de la rutina y del estrés” y “Disfrutar del tiempo libre con las personas con las que viajo” (tabla 6.1). En esto coinciden tanto los residentes en España como los residentes en el extranjero. Ambos son motivos que se pueden denominar genéricos y son los mismos que fueron también más valorados en el informe de 2017.

 

Como aspectos significativamente más valorados por los residentes en el extranjero en relación a los residentes en España están:

 

 

  • Divertirme, vivir experiencias excitantes
  • Ir a la playa
  • Ir de compras

 

Y los que se valoran significativamente más por los residentes en España en relación a los residentes en el extranjero son:

 

  • Conocer patrimonio histórico
  • Disfrutar de la gastronomía y enoturismo
  • Disfrutar del tiempo libre con las personas con las que viajo

 

 

El residente en el extranjero busca playa, diversión y lugares en los que disfrutar del ocio a través de las compras. En cambio, el residente en España se puede decir que es más de interior y más cultural. Tanto si se va en pareja como con la familia o amigos, las motivaciones más importantes son coincidentes tanto para un tipo de residentes como para otro, que son los dos motivos apuntados al principio: el descanso y disfrutar con las personas con las que viaja. Sí que se puede apreciar más diversidad en la puntuación de las motivaciones entre los residentes en España que entre los residentes en el extranjero; así, los residentes en España que van en pareja viajan más para asistir a eventos (actividades culturales, musicales o deportivas), conocer nueva gente y relacionarse con sus actividades e ir de compras, si se compara con las valoraciones dadas por los que van en familia o con amigos. En cambio, los que van en familia o con amigos se distinguen de los demás por dar más relevancia a disfrutar del tiempo libre con las personas con las que viaja. Y al fijarse en los que viajan con amigos, lo que les distingue es que buscan en mayor medida divertirse y vivir experiencias excitantes. Estas variaciones no se aprecian entre los residentes en el extranjero (véase tablas 6.2 y 6.3).

 

6.1 Motivos vacacionales.PNG

 

 

7. VALORACIÓN DE LA SATISFACCIÓN CON EL DESTINO TURÍSTICO:

 

 

La satisfacción con el destino turístico puede realizarse observando cada uno de los factores que identifica dicho destino, o de forma sintética a través de indicadores generales de la misma, como la satisfacción global o el deseo de recomendar y de volver a dicho destino. Ambas son aproximaciones que se complementan, por ello se presentan conjuntamente en este epígrafe.

 

 

7.1 Valoración del nivel de satisfacción:

 

La valoración general con el destino turístico elegido es de 4,2 sobre 5 puntos (tabla 7.1). Una valoración alta para los dos colectivos de residentes. En el caso de los residentes en el extranjero las valoraciones son signifcativamente superiores en todos los epígrafes de satisfacción, lo que puede entenderse que, o bien saben seleccionar mejor los destinos turísticos que buscan, o bien tienen expectativas menos exigentes que los residentes en España. Comparando los valores alcanzados por los residentes en España en este informe y en el de 2017, se observa que son muy parecidos, por tanto, se mantiene la buena tónica en cuanto al cuidado de los lugares a los que acuden los turistas; en particular destaca que la valoración de los precios (bienes y servicios consumidos en la zona) no parecen alejarse de esa buena tónica.

 

7.1 Factores satisfacción.PNG
 

7.2 Implicaciones del nivel de satisfacción:

 

Una de las implicaciones más importante son las ganas de recomendar el destino turístico. El valor que alcanza es alto, un 4,1; que es semejante en los dos colectivos de residentes (tabla 7.2). Una segunda implicación son las ganas de volver al destino turístico. La media es de 3 en una escala de 1 (“Seguiría yendo a ese lugar y buscaría otra forma de alojamiento”) a 5 (“Cambiaría a otro lugar que tuviese viviendas de uso turístico para alquilar”); por tanto no se aprecia una inclinación por volver. Este hecho puede estar influido por la “búsqueda de variedad” que los turistas tienen en relación a los lugares a los que van; lo que implicaría que prima la búsqueda de nuevas experiencias a la repetición de la ya conocida.

 

 

Por tanto, primero se buscaría el lugar preferido y luego se decidiría sobre la forma de alojamiento más apropiada en dicho lugar. También puede interpretarse como una apertura del usuario a cambiar de destino turístico si la oferta de VT del lugar no le convence. Otra de las implicaciones que tiene el grado de satisfacción alcanzado es la valoración sobre si en esa experiencia vacacional con el destino turístico se sintió como un vecino más (1) o, al contrario, como un turista (5); entendiendo que lo que busca el alojado es integrarse y sentirse como una persona más en dicho destino turístico. Al considerar el valor medio el 3, la sensación es que se ha sentido algo más como turista que como un residente. Esta sensación es algo más pronunciada en los residentes en el extranjero en comparación con los residentes en España. Sí que se puede apreciar una tendencia lenta a que este valor disminuya a lo largo del tiempo para los residentes en España, ya que el valor alcanzado en el informe de 2015 fue de 3,3 y el del informe de 2017 fue de 3,2, mientras que en el informe actual es de 3,1; sin duda, una tendencia positiva.

 

 

7.2 Implicaciones del nivel de satisfacción.PNG
 

8. UTILIZACIÓN DE WEBS ESPECIALIZADAS EN ALOJAMIENTOS VACACIONALES:

 

 

Las fuentes que puede utilizar una persona para disponer de información sobre destinos turísticos y alojamientos son de tipo interpersonal (recomendación de una persona conocida, repetición, agencias de viaje) o electrónicos (webs de las administraciones, webs especializadas en la contratación de alojamientos o de agencias de viajes online).

 

 

Considerando el número de fuentes utilizadas en la elección del alojamiento sobre el que responden los encuestados en esta encuesta, se observa que el número medio de fuentes utilizadas ha sido de 2,1 (en el informe del año 2017 fue de 2,3) para los residentes en España y de 2,5 para los residentes en el extranjero. Hay por tanto un mayor esfuerzo de búsqueda por parte de los que vienen de más lejos para alojarse en VT en España.

 

 

La fuente de información más utilizada son de forma muy clara las webs especializadas en alquiler de VT, con un 62,6 % sobre el total de encuestados, y esto es válido tanto para un tipo de residentes como para el otro (tabla 8.1). En el caso de los residentes en España el valor se mantiene constante en relación al obtenido en el informe del año 2017. Las siguientes posiciones en el orden de fuentes de información utilizadas está muy repartido entre las fuentes de tipo más interpersonal que se citaban al principio y las agencias de viaje online. Los valores de las fuentes interpersonales son signifcativamente más importantes para los residentes en el extranjero, de igual forma se aprecian diferencias signifcativas en “ya la habíamos utilizado anteriormente”, “consulta de la web turística del gobierno de la comunidad autónoma o de un organismo público” y cuando se trata de consultas a través de agencias de viajes.

 


Al fijarse a partir de la tabla 8.2 en las veces que una fuente ha sido utilizada como fuente principal de información (la más importante para el encuestado), se observa que los residentes en España utilizan como fuente principal las web especializadas en alquiler de VT (40,8 %), mientras que los residentes en el extranjero utilizan menos esta fuente como principal (29,1 %), simultaneándola con el contacto de tipo interpersonal, bien contactando con el responsable de la VT que ya han utilizado en el pasado (27,5 %), bien a través de recomendaciones de personas conocidas (25,8 %).

 

 

En cuanto a los dispositivos utilizados para acceder a las web especializadas en alquiler de VT, sigue aumentando el porcentaje que representan los dispositivos móviles por parte de los residentes en España, que han pasado de un 14,8 % en el informe de 2017 (7,4 % en el informe de 2015) a un 17,0 % actualmente. A pesar de ello, aún queda un importante camino por recorrer si se compara esa cifra con el 23,6 % de los residentes en el extranjero, tal y como muestra la tabla 8.3.

 

 

8.1 Porcentaje utilización.PNG

8.1 Porcentaje utilización_2.PNG

 

8.2 Porcentaje de veces.PNG

 

 

8.3 Tipos de dispositivos.PNG

 

9. FACTORES DISTINTIVOS DEL ALOJAMIENTO VACACIONAL ELEGIDO:

 

 

Los usuarios valoran las alternativas de alojamiento disponibles y finalmente seleccionan la que consideran más idónea de acuerdo a los criterios de selección que consideran que son importantes (sí o sí tienen que estar presentes) y discriminantes (ayudan a distinguir entre alternativas). El factor claramente más importante para elegir una vivienda es la localización, tanto para los residentes en España (4,1 sobre una escala de 5 puntos) como para los residentes en el extranjero (4,2). Para los residentes en el extranjero el segundo factor de elección es el entorno y alrededores de la VT (4,1), seguido del precio (3,9); pero para los residentes en España el precio y el entorno están más igualados (4,0 y 3,9 respectivamente). Los comentarios o valoraciones en Internet de anteriores usuarios de la VT son semejantes tanto para un colectivo como para otro.

 

 

En relación a los resultados obtenidos en 2017 para los residentes en España ubicación y precio presentan ahora puntuaciones algo mayores y bajando en el resto de los factores. Por tanto, se entiende que, en términos comparativos, ambos se hacen más importantes en la mente del usuario de VT. Si se tienen en cuenta los datos obtenidos para precio (4,0) y para ubicación (4,0) del informe de 2015, se está produciendo una progresiva sustitución del precio por la ubicación entre los residentes en España como principal factor de valoración de la VT, tal y como ya ocurre con los residentes en el extranjero. En consecuencia, se puede considerar que en la elección del alojamiento, sea cual sea el tipo de VT, el cliente debe llegar a la conclusión de que en términos de ubicación, precio y entorno, el alojamiento cumple como mínimo con las expectativas del usuario; luego, para seleccionar de entre las alternativas que cumplan esta condición, entrarán en juego otros factores.

 

 

9.1 Valoración de los factores.PNG

 

 

9.1 Preferencias sobre la ubicación del alojamiento:

 

 

Dada la relevancia de la ubicación del alojamiento a la hora de seleccionarlo, se analiza el grado de sensibilidad que el usuario tiene a la distancia del alojamiento respecto a los lugares de interés del destino turístico y sus preferencias. Cualquier medida que se adopte sobre la ubicación de los alojamientos turísticos ofertados, tiene una importancia crucial en el grado de satisfacción del usuario con la experiencia vacacional, especialmente en el caso de los residentes en el extranjero.

 

 

Pero cuando se pregunta por el lugar en el que estaba la VT contratada (tabla 9.2), los residentes en el extranjero claramente decidieron contratar la VT en las afueras (62,8 %); en cambio, los residentes en España se decantan algo más por el centro (52,8 %). Es mayoritario en ambos casos el desplazamiento en coche, moto o transporte público, pero lo es con más intensidad en el caso de los residentes en España que en el de los residentes en el extranjero. Por tanto, en términos comparativos, los residentes en España utilizan más el coche, moto o transporte público que los residentes en el extranjero. Los tiempos de desplazamiento se concentran en el tramo de menos de 20 minutos; ese tiempo es el que emplearon el 81,3 % de los residentes en España y el 76,8 % de los residentes en el extranjero, en congruencia con la mayor proporción de los residentes en el extranjero a la hora de contratar una VT en las afueras.

 

 

Otro resultado interesante es que cuando la VT está en el centro, los residentes en el extranjero emplean más tiempo que los residentes en España, sobre todo cuando el desplazamiento es en coche, moto o transporte público, posiblemente por la mayor difcultad para orientarse en el centro de la ciudad o las difcultades idiomáticas para entender la señalización. Pero en el resto de las situaciones no se dan diferencias significativas. La utilización de dispositivos móviles con aplicaciones de guiado en los desplazamientos posiblemente explique estas menores desigualdades en tiempos de desplazamiento de acuerdo a cada ubicación de la VT y el modo de desplazamiento.

 

 

 

9.2 Localización.PNG

9.2 Localización_2.PNG

 


 

 

10. GRADO DE SATISFACCIÓN CON EL SATISFACCIÓN CON EL ALOJAMIENTO VACACIONAL UTILIZADO:

 

 

 

10.1 Valoración desagregada por factores de satisfacción:

 

 

Las valoraciones de todos los factores explicativos de la satisfacción con la experiencia vacacional se sitúan de media por encima de los 4 puntos de una escala de 5 (tabla 10.1). De hecho, el grado de satisfacción general expresada a través de una pregunta directa también se sitúa por encima de los cuatro puntos. Por tanto, se debe concluir que la experiencia vacacional es satisfactoria. Todas las valoraciones de los residentes en España, factor a factor, están muy próximas. En cambio, las valoraciones de los residentes en el extranjero presentan una mayor variación, siendo los aspectos más valorados, por este orden: confort, limpieza, precio y ubicación en la zona. Salvo en descanso y trato con los dueños, las valoraciones de los residentes en el extranjero son estadísticamente superiores a la de los residentes en España. Aunque, la valoración general es coincidente en ambos colectivos.

 

 

Una medida adicional del grado de satisfacción es la existencia o no de quejas por vecinos. En la tabla 10.2. se aprecia que el grado de confictividad en VT es marginal, 2,3 % para residentes en España y 3,6 % para los residentes en el extranjero. Estadísticamente esta diferencia no es signifcativa. Comparando con las cifras obtenidas en los informes de 2015 (2,9 %) y 2017 (1,8 %), se puede concluir que este porcentaje se sitúa en un valor medio de los últimos tres informes.

 

 

Considerando el grado de satisfacción general, en torno a 4 en una escala de 5 puntos, la percepción de calidad y servicio es buena. Este valor se mantiene a lo largo de todos los informes de este tipo que se han hecho en estos años. En consecuencia, es el mercado y el deseo de las plataformas especializadas de tener únicamente alojamientos con valoraciones del mayor valor posible, las que están haciendo de fltro de ofertas, de forma que quedarían relegadas las que no cumplen las expectativas o las peor valoradas, ya que afectarían a la reputación y rendimiento de dichas plataformas.

 

 

10.1 Factores de satisfacción.PNG

 

10.2 Existencia de problemas.PNG

 

 

10.2 Valoración de la satisfacción general:

 

 

Además de la valoración general de la satisfacción a partir de una pregunta directa, se consideran dos aspectos que se deberían desprender del nivel de satisfacción, como son la recomendación y la repetición del alojamiento en otro momento posterior, variables que se deben interpretar como un resultado del grado de fidelidad de un usuario hacia la VT utilizada.

 

 

La recomendación alcanza un valor alto 4,2 puntos en una escala de 5 puntos, en consonancia con el nivel de satisfacción antes señalado (tabla 10.3). El deseo de recomendar es superior en residentes en el extranjero (4,3) que en residentes en España (4,1). El grado de recomendación alcanzó un valor superior en el informe de 2017 (4,2) y fue algo inferior al obtenido en el informe de 2015 (4,1); por tanto, se puede decir que se sitúa en un valor intermedio.

 

 

Otra de las medidas que pueden ayudar a medir el grado de fidelidad es ver el grado de implicación del usuario en difundir su experiencia con el alojamiento utilizado a través de alguna de las webs especializadas o en redes sociales (tabla 10.4). En este informe se distingue entre el comentario o valoración que haya puesto personalmente el entrevistado, de los que se hayan puesto por las demás personas que se alojaron con él en la VT, de acuerdo al conocimiento que de este hecho tiene el entrevistado.

 

 

De acuerdo a los datos de la tabla 10.4 el 40,8 % de los entrevistados pusieron al menos una valoración, de los cuales el 96,8 % fueron positivos. Aunque hay diferencias nominales en las cifras de residentes en España y en el extranjero, estadísticamente no se aprecian diferencias. Es un valor alto, que añadido a los mensajes y valoraciones de los acompañantes, indica que la información generada por los usuarios de VT puede llegar a tener una incidencia importante a la hora de validar o no la presentación que de la oferta alojativa haga cada propietario en su página web o en la de los “infomediarios” en los que se oferte. El  27,7 % de los que le acompañaban pusieron una valoración en Internet, cifra que es signifcativamente más alta entre los residentes en el extranjero (30,2 %, el 95,2 % positivos) que entre los residentes en España (23,4 %, el 96,8 % positivos). Considerando conjuntamente las dos fuentes de generación de valoraciones, el entrevistado y los que le acompañaron, se obtiene que en el 50,9 % de las ocasiones se emitió una valoración por parte de residentes en España y un 44,9 % para los residentes en el extranjero.

 

 

10.3 Recomendación.PNG

10.4 Publicación de comentarios.PNG

 

 

 

11. GASTOS DE ALQUILER Y ESTANCIA EN EL ALOJAMIENTO VACACIONAL:

 

 

El importe total del alquiler de la VT depende de varios factores: del número de noches contratadas, del número de personas, del tipo de alojamiento y de los servicios incluidos como parte de la contratación. El gasto medio en alquiler de la VT en España fue de 917 € en 2018 tal y como refeja la tabla 11.1. Este importe es muy distinto para los residentes en España (530 €) que para los residentes en el Extranjero (1.134 €). Esta diferencia puede explicarse al menos por tres razones: (a) el mayor número de noches contratadas (9,9 frente a las 5,5 de los residentes en España), (b) a la tipología de VT contratada dada la mayor relevancia de la contratación de villas, que tienen precios más elevados, en detrimento de la contratación de apartamentos que tienen precios más bajos, por parte de los residentes en el extranjero en relación a los residentes en España y (c) por las características de las VT contratadas (localización, equipamiento,….) que podrían ser relativamente mejores en el caso de residentes en el extranjero que en el de residentes en España (ver tabla 11.3).

 

 

El pago del gasto de alquiler de la VT se hace mayoritariamente a través de tarjeta de crédito o débito (44,9 %). Hay diferencias signifcativas entre los residentes en España y los residentes en el extranjero (tabla 11.4); mientras que los primeros pagan el 37,1 % a través de tarjeta y el 29,0 % en mano, los segundos pagan el 49,2 % con tarjeta y el 16,3 % en mano. El pago con tarjeta progresivamente va imponiéndose con más claridad en los residentes en España, ya que ha pasado de representar el 27,7 % en el informe de 2015, al 30,1 % en el informe de 2017, hasta llegar al actual 37,1 %; estos diez puntos porcentuales de aumento del pago por tarjeta en este tipo de residentes viene acompañada de una pérdida del peso también de diez puntos porcentuales del pago en mano. Los gastos durante la estancia en una VT es de 767 € por persona (tabla 11.1). Este gasto es casi el doble en los residentes en el extranjero (930 €) que en los residentes en España (475 €). Hay que recordar en este punto que la estancia media de los residentes en el extranjero (9,9 noches) es claramente superior a la de los residentes en España (5,5 noches), lo que obviamente afecta a la cuantía de gasto durante la estancia por persona.

 

 

En casi todos los epígrafes de gasto, es mayor el gasto de los residentes en el extranjero que el de los residentes en España. Aunque con cuantías diferentes, el orden de importancia de los epígrafes de gasto es coincidente entre ambos grupos de residentes:

 


1º Gasto en comidas y consumiciones fuera del alojamiento: restaurantes, cafeterías, bares, etc.

2º Compras de comestibles, bebidas y otros productos de consumo cotidiano para consumir principalmente en el alojamiento.

3º Gasto en actividades de diversión nocturna, copas, discotecas, clubs, etc.

4º Gastos en compras de otros productos: ropa, joyas, vino, artesanías, productos típicos, regalos, etc.

 

 

Epígrafes de gasto que suelen realizarse en las inmediaciones en donde se encuentra la VT y, por tanto, tienen un importante efecto de arrastre económico en la economía local. Esta misma ordenación de la cuantía de gasto es la que se observó entre los residentes en España en los informes de 2015 y 2017. La cuantía del gasto total de estancia de los residentes en España ha tendido a disminuir a lo largo de estos años para los residentes en España, pasando de los 497 € a 488 € y 475 € obtenida en los informes de 2015, 2017 y este de 2018 respectivamente. Para hacer un análisis más claro de cara a observar la composición y cambios en la estructura de gasto de estancia por persona alojada, se presenta en la tabla 11.3 una agregación de estos gastos de acuerdo a la dedicación general que los justifca, y entendiendo que con ello se puede hacer un seguimiento más realista del impacto del gasto en la zona de ubicación de la VT. Esta agregación por capítulos de gasto es la siguiente:

 

• Gastos en actividades deportivas, culturales y recreativas: Gasto por asistencia como espectador a actividades deportivas, Gasto por realización de actividades deportivas, Gasto por alquiler de barcos de recreo u otro tipo de equipos, Gasto en visitas culturales (museos, iglesias, pueblos, monumentos, bodegas...), Gasto por asistencia a espectáculos culturales, musicales, etc., Gasto de servicios tipo balnearios, talasoterapia, spa, Gasto en parques temáticos.

• Gastos en diversión nocturna, casinos y salas de juegos: Gasto en casinos / salas de juegos, Gasto en actividades de diversión nocturna, copas, discotecas, clubs, etc.

• Gastos en excursiones y transporte: Gasto en excursiones fuera del lugar donde estaba alojado, Gasto en alquiler de un vehículo en origen, Gasto en alquiler de un vehículo en destino, Gasto en transporte público local, gasolina, aparcamiento y peajes en destino.

• Gastos en compras y consumiciones de todo tipo de productos y servicios: Gasto en la contratación de servicios como limpieza, cuidado de niños, arreglos de la vivienda o de su equipamiento, etc., Gasto en comidas y consumiciones fuera del alojamiento:  restaurantes, cafeterías, bares, etc., Compras de comestibles, bebidas y otros productos de consumo cotidiano para consumir principalmente en el alojamiento, Gastos en compras de otros productos: ropa, joyas, vino, artesanías, productos típicos, regalos, etc.

• Gastos extraordinarios: reparación de vehículos, gastos por enfermedad o accidentes, etc.

 

 

Las tablas 11.5.a y 11.5.b recogen los valores monetarios y distribución porcentual de estos gastos de estancia. La distribución de estos gastos es diferente entre estos dos tipos de residentes. De los 475 € de gastos totales de estancia por persona residente en España, el 52,6 % corresponden a Gastos en compras y consumiciones de todo tipo de productos y servicios; en cambio, este capítulo de gasto es del 48,8 % en el caso de los 930 € de gasto de estancia de los residentes en el extranjero. Los residentes en el extranjero gastan en términos relativos más en Gastos en excursiones y transporte (21,8 % frente al 15,9 % de los residentes en España) y menos en Gastos en actividades deportivas, culturales y recreativas (15,7 % frente al 18,5 % de los residentes en España). Esto puede deberse a la mayor movilidad de los residentes en el extranjero en relación a los residentes en España cuando vienen a visitar nuestro país; movilidad motivada por el conocimiento del entorno más que por las actividades deportivas, culturales y recreativas propias del lugar en el que se encuentra la VT.

 

 

El efecto de arrastre sobre la economía local se centra principalmente en tres epígrafes de gasto: Gasto en comidas y consumiciones fuera del alojamiento: restaurantes, cafeterías, bares, etc., Compras de comestibles, bebidas y otros productos de consumo cotidiano para consumir principalmente en el alojamiento, y Gastos en compras de otros productos: ropa, joyas, vino, artesanías, productos típicos, regalos, etc. En la encuesta se ha preguntado por el porcentaje del gasto en cada uno de estos tres epígrafes que se ha hecho en la zona cercana a la VT, el resultado se refeja en la tabla 11.6. De media el 32,0 % del gasto total de estancia por persona alojada se ha hecho en establecimientos comerciales ubicados en cercanía del lugar en el que se encuentra la VT. Este porcentaje es muy similar entre los dos colectivos de residentes, aunque la cuantía absoluta es distinta debido al mayor importe del gasto en estancia de los residentes en el extranjero. De los 475 € gastados por alojado residente en España, 155 € se gastan en establecimientos próximos a la VT. De los 930 € gastados por persona alojada residente en el extranjero, 296 € se gastan en este tipo de establecimientos.

 

 

La tabla 11.2 refeja el importe de los gastos en alquiler y los motivados por la estancia de acuerdo a tres niveles de desagregación. En los tres niveles de desagregación contemplados las cifras de gasto de los residentes en el extranjero son superiores a las de los residentes en España. El gasto total en alquiler y estancia de todos los usuarios alojados durante toda la estancia es de 2.375 € por parte de los residentes en España y 4.417 € por parte de los residentes en el extranjero, lo que corresponde a una media ponderada de 3.684 €. Si el gasto se calcula por persona alojada, los residentes en España se gastan en total 622 € y los residentes en el extranjero algo más del doble, 1.308 €, lo que corresponde a una media ponderada de 1.062 €. Por persona y noche un residente en España se gasta 142 €, 33 € de los cuales corresponden a alquiler; en cambio, un residente en el extranjero gasta 168 €, de los cuales 45 € corresponden a alquiler. De media, el gasto por persona y noche por una VT en España es de 159 €, de los cuales 41 € es por alquiler.

 

 

Las cifras de gasto de los residentes en España se han mantenido a lo largo de estos años incluso en lo que corresponde al gasto en alquiler. Los gastos de estancia tienden a bajar lentamente. Por ejemplo, en los informes de 2015, 2017 y el actual se relejan la siguiente evolución del gasto en alquiler por persona y noche: 32 €, 33 €, 33 € respectivamente y los gastos de estancia han sido: 145 €, 144 € y 142 €, respectivamente. Esta tendencia a lenta disminución de los gastos de estancia se aprecian más claramente cuando se observan los correspondientes al de todos los alojados y por persona, tal y como se refeja en la tabla 11.2. En conclusión, al menos para los residentes en España, la evolución de los precios del alquiler de la VT y de los bienes y servicios implicados en la estancia, o han permanecido estables o tienden a disminuir.

 

 

11.1 Gasto total.PNG

11.2 _ 11.3.PNG

 

11.4 Forma de pago.PNG

11.5.a Distribución.PNG

 

11.5.b _  11.6.PNG

 

 

 

12. VALORACIÓN DE LAS IMPLICACIONES SOCIALES DE LA OFERTA DE VIVIENDAS DE USO TURÍSTICO:

 

 

Son muchas las informaciones que se publican en medios de comunicación sobre la importancia y efectos de la oferta y demanda de VT. A continuación, se comentan cuatro variables que son indicadoras del grado de aceptación de esta modalidad de alojamiento turístico.

 

 

Aproximadamente un 69,7 % de los usuarios de VT están de acuerdo con el pago de una tasa turística que sirva para mejorar las infraestructuras turísticas y promover los destinos turísticos (tabla 12.1). Son los residentes en el extranjero los que mayor disposición muestran (74,7 %) en comparación con los residentes en España (60,8 %).

 

 

Es claramente mayoritaria la opinión de que merece la pena ofertar una VT que se tenga en propiedad, el 76,1 % así lo piensa y no hay diferencias signifcativas entre ambos tipos de residentes (tabla 12.2). Por tanto, el interés se explica a partir de informaciones y experiencias que no difieren signifcativamente entre los residentes en España y los residentes en otros países. También hay una opinión semejante entre ambos tipos de residentes cuando de lo que se trata es de valorar el que la VT estuviese en el edifcio en el que reside el encuestado (tabla 12.3), en el sentido de que no hay una valoración ni favorable ni contraria (3,1 en una escala de 5 puntos sobre su grado de acuerdo). En suma, si una persona es proclive a ofertar una VT que fuese de su propiedad, obviamente entendería que otros también pudiesen hacer lo mismo en el edifcio en el que reside.

 

 

12.1 Disposición al pago.PNG

12.2 Disposición.PNG

 

12.3 Disposición.PNG

 

 

13. ESTIMACIÓN DEL GASTO TOTAL EN VIVIENDAS DE USO TURÍSTICO EN ESPAÑA:

 

 

Considerando la estimación de gasto en alquiler y estancia por persona y teniendo en cuenta el número de veces que declaran haber contratado en este periodo (marzo 2016 –  marzo 2018) una VT, se puede hacer una estimación del gasto generado en España como consecuencia de la utilización de VT por parte de la población residente en España y de la residente en el extranjero.

 


Como se detalló inicialmente en el apartado 2.1, para seleccionar a los individuos que formaron parte de la muestra, se hizo una encuesta previa a individuos de acuerdo a los siguientes criterios:

 


A. En el caso de residentes en España, la muestra previa se hizo respetando las cuotas por edad, sexo y comunidad autónoma de residencia señalados en el Padrón de Población de España del INE correspondiente a 2016 (último definitivo). El único fin era identifcar a la población que había utilizado VT en el periodo de tiempo de dos años atrás. A partir de las respuestas de las 18.360 personas de 18 a 65 encuestados, respondieron el marco muestral con los que se obtuvieron las muestras representativas de usuarios de VT. A partir de estas respuestas, se obtuvo que el 31,7 % de las personas había utilizado una VT en ese periodo de dos años. Considerando la población residente en España entre 18 y 65 años, que es el mismo perfil que la muestra utilizada para esta encuesta, se obtiene una estimación de usuarios de VT en 2017 (año al que se adscriben los datos de gasto obtenidos de esa última vez que se alojó el entrevistado en una VT) de 9.529.961 personas. La “Encuesta de turismo de residentes” del INE realizada a residentes en España, como en este caso, estima que son 11.106.546 las personas que se han alojado en 2017 en una VT (como alojamiento principal). Por tanto, esta estimación puede considerarse razonable, teniendo en cuenta que dentro del epígrafe de “vivienda en alquiler” entran algún otro tipo de alojamiento que no es de alquiler completo. La última referencia es la “Encuesta de ocupación en alojamientos turísticos (apartamentos turísticos)” del INE en la que se señala que en 2017 (datos provisionales) el total de viajeros residentes en España que se alojaron en VT fue de 4.556.872 personas; cifra que queda muy por debajo de la que se estima en este informe a partir de la encuesta realizada.

 

 

B. La muestra de usuarios de VT en España que son residentes en el extranjero se obtuvo a partir de tres paneles de internautas, uno por cada uno de los tres países más relevantes por el importante porcentaje que representan sobre el total de visitantes: Reino Unido, Alemania y Francia. Los paneles utilizados son generalistas y representan a la población de sus respectivos países. Los potenciales entrevistados de cada panel se seleccionaron teniendo en cuenta a los que habían viajado a España por motivos turísticos en los últimos dos años. A estos se les remitió una encuesta preliminar para verifcar que habían pernoctado al menos una noche en España en los últimos dos años y el tipo de alojamiento utilizado; pregunta de respuesta múltiple, por lo que un entrevistado podía responder a más de un tipo de alojamiento. De los 4.728 cuestionarios válidos recibidos (1.128 Alemania, 472 Francia y 3.128 Reino Unido) se obtuvo la siguiente proporción de alojados en VT (se muestra también la proporción de hoteles a efectos comparativos):

 


• Alemania: 35,2 % (en hoteles: 84,0 %)

• Francia: 54,8 % (en hoteles: 66,7 %)

• Reino Unido: 42,0 % (en hoteles 78,2 %)

 

 

Lo que corresponde a una media ponderada (según el peso de los residentes de cada país que visitan España) de las VT de 43,5 % (hoteles: 76,8 %), hayan sido utilizadas como alojamientos principales o no durante su estancia en España. En esta encuesta se pregunta por la VT que utilizó la última vez que estuvo en España a lo largo de los dos últimos años.

 

 

Como fuentes estadísticas, Frontur (INE) aporta los datos ofciales recogidos en frontera sobre el número de residentes en el extranjero que se alojan en España por cualquier tipo de motivo. Entre los alojamientos se diferencian los de “No de mercado” (los que no originan un pago, como la vivienda en propiedad, de familiares o amigos o similar) y los “de mercado” entre los que se encuentra el “alojamiento en alquiler”, en el que engloba “vivienda completa de alquiler” y “habitaciones alquiladas en casas particulares”. En esta estadística se adscribe al turista al alojamiento principal utilizado (el de mayor número de noches). Los tres países sobre los que se ha centrado la encuesta a residentes en el extranjero (Francia, Reino Unido y Alemania) representaron en 2017 el 51,3 % del total de las 81.816.666 personas que entraron en España y que tenían residencia en el extranjero. Son, con mucho, los países más importantes a la hora de aportar turistas a España. De las 81.816.666 personas, 71.055.685 tenían como motivo del viaje el ocio, recreo y vacaciones; representando los tres países analizados el 52,5 % del total de personas.

 

 

En definitiva, los datos obtenidos a partir de esta encuesta muestran una presencia más importante del uso de viviendas en alquiler (y también de hoteles). Se entiende que una parte sustancial de esta diferencia se debe a que Frontur ofrece únicamente el número de alojamientos principales (el de mayor número de noches del viaje), pero no refleja la totalidad de alojamientos utilizados en cada viaje, lo que implicaría aumentar los porcentajes que representa la VT (y el hotel) sobre el número de residentes en el extranjero que viajan a España. Cuanta mayor sea la variedad de alojamientos utilizados, mayor será el incremento de los porcentajes en relación a los proporcionados por Frontur. Las diferencias entre esta encuesta y Frontur son mayores en VT (43,5 % frente a 12,6 % de Frontur), que en hoteles (76,8 % frente a 64,1 % de Frontur).

 

 

A continuación se presenta la estimación del gasto en VT en España distinguiendo entre el gasto originado por residentes en España (tabla 13.1) y el gasto originado por residentes en el extranjero y, en relación a este último, se presentarán dos estimaciones, una utilizando el porcentaje de utilización de VT (vivienda en alquiler) de Frontur (tabla 13.3) y otra utilizando el porcentaje obtenido en esta muestra (13.4). De esta forma se puede ver la incidencia económica considerando solo cuando la VT es alojamiento principal y esta misma incidencia considerando la totalidad de personas que la han utilizado, sea de forma principal o sea de forma secundaria. La tabla 13.5 recoge la síntesis de estos resultados ofreciendo el intervalo de la estimación de gasto en VT considerando tanto los resultados de esta encuesta como los resultados a partir de la tasa de penetración de la VT que muestra Frontur.

 

 

Respecto al gasto originado por residentes en España en VT en 2017 (tabla 13.1) alcanzó 9.087.299.475 €, una cifra record a la vista de los resultados obtenidos en los últimos años. El 23,7 % correspondió al gasto en alquiler y el 76,3 % al gasto en estancia. En relación a las cifras obtenidas en 2016, el gasto en alquiler aumentó un 27,6 % y los de estancia en un 31,2 %. Este aumento no es consecuencia del aumento en el gasto por persona y vez alojada, ni en alquiler ni en alojamiento, ya que han experimentado una leve disminución según se muestra en el epígrafe 11 de este informe (tabla 11.2), sino al aumento en el número de veces que se utiliza la VT a lo largo del año, que han pasado de 1,1 en 2017 (1,1 en 2015) a 1,5. En la tabla 13.2 se muestra que el porcentaje de usuarios de VT sobre la población española entre 18 y 65 años se ha frenado este año, rompiendo con la tendencia al crecimiento que venía viéndose en los años precedentes.

 

 

En cuanto al gasto en VT originado por los residentes en el extranjero, utilizando como fuente la proporción de usuarios obtenida en esta encuesta, alcanzó los 53.069.845.334 € en 2017, el 28,9 % correspondió al gasto en alquiler y el 71,1 % al gasto en estancia. Lo que refeja que los residentes en el extranjero gastan, en términos relativos, menos en estancia que los residentes en España. Sin embargo, como se comentó  en el epígrafe 11 (véase tabla 11.2) estos usuarios gastan en términos absolutos algo más del doble que los residentes en España, entre otras razones por el mayor número de días de estancia y por la mayor capacidad de gasto que tienen dada su mayor renta percápita en relación a los residentes en España.

 

 

Si se consideran los datos de Frontur (tabla 13.3), el gasto total estimado para 2017 fue de 15.408.243.498 €, un 70,0 % menos que lo estimado a partir de los datos de esta encuesta. La proporción del gasto en alquiler y estancia es la misma ya que se calcula a partir de los mismos gastos por persona y estancia. Por tanto, el aporte a la economía española de la VT en 2017 medido a través del gasto en alquiler y estancia, se encuentra entre los 24.495.542.973 € si tenemos en cuenta únicamente los datos de Frontur, y los 62.157144.809 € si se tienen en cuenta los datos obtenidos a partir de esta encuesta (tabla 13.5). Los resultados de este informe también difieren para los residentes en España ya que el número de usuarios que refleja el INE en la Encuesta de ocupación de alojamientos turísticos para 2017 refeja un número de usuarios residentes en España de 4.556.872 personas, mientras que esta estimación a partir de encuesta es de 9.529.961 personas, algo más del doble.

 

 

Los datos proporcionados por este V Barómetro del Alquiler Vacacional en España 2018 es un salto cualitativo muy importante en la valoración del impacto del VT en España, al incluir no solo el gasto de residentes en España, sino también el de los residentes en el extranjero. Es preciso continuar este esfuerzo público y privado por mantener y mejorar los datos estadísticos del sector turístico en España ya que es y seguirá siendo uno de los principales motores del crecimiento de la economía española y de la creación de empleo. Los resultados que se obtengan en las próximas ediciones permitirán analizar la evolución de este gasto de los residentes en el extranjero y del gasto total, información que no es posible proporcionar en este informe al ser la primera vez que se lleva a cabo en el marco de este informe.

 

 

13.1 Estimación.PNG

 

13.2 Estimación.PNG

 

13.3 Estimación.PNG

 

13.4 Estimación.PNG

 

 

13.5bis.PNG

 

 

CONCLUSIONES

 

Conclusión 1:

La VT ha generado en total  124.313 millones de euros en los dos últimos años: 18.174 millones por residentes en España (4.230 millones más que lo obtenido en 2017 - 13.944 millones),  y por su parte, los residentes  en el extranjero han generado 106.139 millones

 

Conclusión 2:

La VT ha sido utilizada en más de 110 millones de viajes en los dos últimos años: 29 millones por parte de los residentes en España (7 millones más que en 2017) y 81,2 millones por parte de los residentes en el extranjero.

 

Conclusión 3:

En estos dos últimos años, el número medio de veces de utilización de VT ha sido de 2,8 (españoles y extranjeros). En concreto, los residentes en España han utilizado VT 3,1 veces, cifra claramente superior a las 2,3 veces de obtenido en 2017,  lo que representa un aumento  del 32,7 %. Los residentes en el extranjero han utilizado la VT 2,6 veces.

 

Conclusión 4:

Los residentes en el extranjero contratan más noches en VT (casi 10) que los residentes en España (5,5), pero se alojan menos personas (3,4 en el caso de residentes extranjeros frente a las 4,0 per- sonas de los residentes en España). En comparación con años anteriores, tanto la duración de la estancia como el número de personas alojadas se mantiene para los residentes en España (5,3 noches  y 4,0 personas en 2017).

 

Conclusión 5:

El 46,9 % solo buscó ofertas de VT en el destino turístico al que querían ir (38,7 % en 2017). Por su parte, el 42,9 % de los residentes en el extranjero solo buscó VT.

 

Conclusión 6:

Familia (43,7 %) y parejas (35,6 %) son los principales usuarios de VT por parte de los residentes en España (un ligero cambio respecto a los datos de 2017 – 48,7 % familias y 29,5 % parejas). Igualmente, los usuarios principales entre los residentes en el extranjero son las familias (42,1 %) y las parejas (36,7 %).

 

Conclusión 7:

La satisfacción con el destino turístico supera los 4 puntos sobre 5 tanto para los residentes en España como en el extranjero, y se mantiene estable respecto a 2017.

 

Conclusión 8:

Más de dos tercios del total de encuestados estaría dispuesto al pago de una tasa turística. En concreto, en el caso de residentes en España el porcentaje alcanza el 60,8 % y en el de residentes en el extranjero del 74,7 %.

 

Conclusión 9:

La utilización de webs especializadas en alojamientos lideran la búsqueda de información tanto de los residentes en España (64,1 %) como de los residentes en el extranjero (61,8 %) y son, además, señaladas como su fuente principal en ambos usuarios (40,7 % para los residentes en España y 29,0 % para los residentes en el extranjero).

 

Conclusión 10:

Aumenta el uso del dispositivo móvil hasta un 16,9 % (del 14,7 % de 2017) y baja el del ordenador a un 83,0 % (del 85,2 % de 2017). Los residentes en el extranjero también utilizan más el ordenador (76,3 %) que los móviles o tablets (23,6 %).

 

Conclusión 11:

El principal factor para elegir una vivienda es la localización en ambos casos, mientras que el segundo y el tercer puesto lo ocupan el precio y el entorno para los residentes en España, y el entorno seguido del precio para los residentes en el extranjero. En cuanto a la ubicación, los residentes en España no muestran grandes diferencias entre las VT en el centro (52,8 %) o a las afueras (47,2 %), mientras que los extranjeros optan más por las afueras con un 62,8 % frente al 37,2 % que busca alojarse en el centro. Asimismo destaca que el 41,5 % de los residentes en el extranjero optaba por andar o por la bicicleta como medio de transporte. Los tiempos de desplazamiento se concentran en el tramo de menos de 20 minutos; ese tiempo es el que emplearon el 81,3 % de los residentes en España y el 76,8 % de los residentes en el extranjero.

 

Conclusión 12:

La satisfacción general con la VT es del 4,0 sobre 5 en ambos tipos de residentes. Este valor se mantiene estable respecto al barómetro de 2017.

 

Conclusión 13:

El apartamento es el tipo de alojamiento más solicitado por ambos tipos de residentes (65,8 % para los residentes en España y un 50,0 % para los residentes en el extranjero) siendo la villa la segunda opción para residentes en el extranjero (32,8 %) y el chalet (15,2 %) para los residentes en España.

 

Conclusión 14:

El 97,6 % de los residentes en España no tuvo problemas con los vecinos durante su estancia, dato similar al obtenido en 2017 (98,1 %). En el caso de los residentes en el extranjero este porcentaje es del 96,8 %.

 

Conclusión 15:

La disposición a recomendar también supera los 4 puntos sobre 5: 4,3 en el caso de los residentes en el extranjero y 4,1 entre los residentes en España (en línea con los datos del 2017 cuando era un 4,2).

 

Conclusión 16:

Considerando conjuntamente las dos fuentes de generación de mensajes, el entrevistado y los que le acompañaron, en el 50,9 % de las ocasiones se publicó una valoración por parte de residentes en España, siendo un 97,8 % de ellas positivas. El 44,9 % de las veces que se utilizó una VT por residentes en el extranjero se publicó una valoración, el 97,0 % fueron comentarios positivos.

 

Conclusión 17:

Los gastos durante la estancia en una VT por parte de residentes en España es de 475 €, de los cuales el 52,6 % corresponde a gastos en compras y consumiciones de todo tipo de productos y servicios (en 2017 los datos eran similares, 488 € y un 54,9 %). Por su parte, los residentes en el extranjero gastan en su estancia un total de 930 € (48,8 % en los citados gastos).

 

Conclusión 18:

El pago con tarjeta va imponiéndose. En el caso de los residentes en el extranjero alcanza el 49,2 % y en el de los residentes en España el 37,1 % (frente al 37,1 % de 2017 y al 27,7 % de 2015).

 

Conclusión 19:

En total se estima que, de media, el gasto por parte de los residentes en España es de 2.375 € durante toda la estancia. De éstos, 530 € son del alquiler de alojamiento en VT y 1.845 € de otros gastos vinculados a la estancia. Los datos relativos al gasto en 2017 eran: el gasto era de 2.453 € durante toda la estancia. De éstos, 536 € eran de alquiler de alojamiento en VT y 1.917 € de otros gastos vinculados a la estancia. Lo que representa una ligera disminución nominal del gasto total entre 2017 y 2018 de 3,1 % en VT. En el caso de los residentes en el extranjero, el gasto es de 4.417 €, siendo 1.134 € del alquiler y 3.283 € de otros gastos derivados de la estancia. En total, de media, el 32,0 % del gasto se realiza en los comercios próximos a la vivienda.

 

EQUIPO

 

Elaboración del estudio

 

Universidad de Salamanca

(Campus de Excelencia Internacional):

                Dr. Pablo Muñoz

                Dra. Rosa M. Hernández

                D. Marta Nieto García

                Dr. Óscar González Benito

 

Trabajo de campo y tratamiento de datos

 

Instituto de Investigación de Mercados Sondea:

                David Martín

                Sonia Gómez

 

Iniciativa y dirección

 

Departamento de Comunicación de HomeAway:

                Joseba Cortázar

                Verónica Álvarez

 

Comunicación y diseño

 

The Blueroom Project:

                Alejandro Pérez-Ferrant

                María Redondo

                Sergio Flecha

                Susana Álvaro

                Noelia López