Muebles de jardín para aprovechar el espacio de su casa de vacaciones


Si su casa de vacaciones dispone de jardín, una manera de aprovechar un poco más sus espacios es colocando mesitas, sillas o incluso sofás en la zona ajardinada. Desayunar o cenar en los jardines y terrazas es una experiencia muy agradable y más durante las noches calurosas.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de instalar muebles en el jardín de su casa de vacaciones es el espacio del que disponemos. Si la casa tiene una zona exterior de grandes dimensiones va a ser posible montar diferentes rincones con muebles como una mesa y unas sillas para tomar un desayuno. Y también, un aparte con sillones y divanes dedicado exclusivamente al descanso.

Mesas y sillas en el jardín
Si se tiene poco espacio se pueden utilizar sillas y mesas plegables. Las mismas que se utilizan para pasar unos días de camping. Así se puede montar y desmontar la zona de esparcimiento siempre que sea necesario. Normalmente, el juego de mesa y sillas se suele ubicar en la parte más cercana de la pared de la casa.

Lo segundo que es necesario evaluar antes de comprar mobiliario exterior son las condiciones climáticas del lugar en el que se encuentra su casa de vacaciones. Dependiendo de las mismas se deberá elegir un material u otro para los muebles de jardín que se desee instalar.

Los materiales más recomendados para las zonas de exterior son la madera y el hierro puesto que son resistentes a las lluvias y también a los rayos del sol. La madera de teca es la más utilizada, por ejemplo la de pino tiende a corromperse antes. El hierro, por su parte, se puede mantener en buen estado lijándolo y utilizando productos antioxidantes.

Muebles de madera para jardín

La cuerda y la forja pueden ser el esqueleto de los sofás que deseemos instalar. En el mismo lugar puede haber una mesa baja, una sombrilla e incluso hamacas y tumbonas. En algunos jardines también suele ser muy útil montar cubículos de almacenamiento destinados a guardar algunos elementos como cojines y mantas. Gracias a estos cubículos de madera se evita que las telas se mojen y pierdan color debido a los rayos del sol.

Aunque si el jardín de su casa de vacaciones es muy grande también es posible construir una caseta de madera para guardar sillas, mesas, cojines, manteles y alfombras. Estas casas de madera pueden convertirse en una zona de juegos para los más pequeños o en un lugar en el que depositar otro tipo de elementos como las herramientas de jardinería.

En su jardín también se pueden ‘plantar’ bancos de madera de eucalipto para generar un rincón destinado exclusivamente a la lectura. Se puede poner bajo un árbol o pegado a la pared más cercana de la casa. Los cojines y las mantas le darán un toque de comodidad y de color.

Barbacoa en el jardín
Otro de los elementos que no puede faltar en su casa de vacaciones es una barbacoa. Siempre que el viento y el calor permita encender fuegos (debemos tomar todo tipo de precauciones para no causar incendios) hacer una comida con amigos o familiares alrededor de una barbacoa puede ser divertido y entrañable.

Los viajeros que pasen algunos días en su casa de vacaciones agradecerán mucho tener una barbacoa para preparar su propia comida al aire libre. También es posible montar una piscina elevada en alguna zona del jardín, aunque sea de pequeñas dimensiones, para combatir el calor. Cerca de la misma, se puede instalar una ducha destinada a asearnos después de un día de comida o, simplemente, para refrescarnos mientras disfrutamos del jardín.

 

Síguenos

Facebook España Twitter España Pinterest España Google+ Portugal
¡Ponga su propiedad al alcance de viajeros de todo el mundo! Sólo HomeAway pone a su alcance turistas de todo el mundo **Los precios incluyen IVA