Se acerca el invierno y, con esta época blanca y gélida del año, estamos más cerca también de abrir la nueva temporada de esquí. Siempre que pienso en pistas alpinas me acuerdo, como no podría ser de otra manera, de los Alpes suizos, donde se encuentran algunas de mis estaciones de esquí favoritas. Hoy os ofrecemos una recopilación de los mejores resorts alpinos para hacer una parada obligada si decidís viajar hasta hasta Suiza esta temporada.


Saas-Fee

Saas-Fee: también conocida como la perla de los Alpes, es una de las estaciones de referencia que eligen los esquiadores profesionales para entrenar, ya que sus pistas cuentan con unas pendientes adecuadas y además, debido al glaciar de Felskinn, esta estación está rodeada de nieve durante los 12 meses del año.

No te pierdas la cueva de hielo más alta del mundo y tómate una fondue a continuación en el restaurante giratorio, con unas vistas panorámicas que quitan el hipo. Además, es una de las estaciones que cuentan con oferta de actividades para niños y ha sido distinguida por la Asociación Suiza de Turismo con el sello de calidad de “Familias Bienvenidas”. De mis preferidas.


Zermatt

Zermatt: solo accesible por tren, este pueblecito encantador y pintoresco de casas típicas suizas de madera al que no llegan los coches (solo hay carruajes de caballos) cuenta con kilómetros y kilómetros de pistas de esquí interminables en el cantón del Valais y nieve blanca inmaculada con vistas privilegiadas al Matterhorn, ¿qué más se puede pedir? No olvides reservar con tiempo, ya que es una de las estaciones más solicitadas y exclusivas de Suiza.


Verbier

Verbier: sin duda, la estación más chic esta temporada 2013-2014, con agradables alojamientos a la altura de su fama y el Mont Blanc, Grand Combin y Matterhorn de fondo. Forma parte de la estación de esquí Quatre Vallées y conocerla es un must para todo esquiador que se precie.


Crans Montana

Crans Montana: una de las clásicas, es el paraíso de los snowboarders y se ha ganado la reputación merecida de “meca del golf”. Situada entre los pueblos de Crans y Montana sobre el valle del Ródano, cuenta con vistas espectaculares y panorámicas a los Alpes del Valais. Público joven y ambiente après-ski de lo más animado.


Portes du Soleil

Portes du Soleil: con sus estaciones vecinas francesas, esta estación es una de las que cuenta con más kilómetros esquiables, reuniendo 8 estaciones en Francia y 4 en Suiza, y tiene además el atractivo de poder esquiar de país en país cruzando varias fronteras europeas en un solo día. Además, puedes disfrutar de varias jornadas de esquí seguidas sin repetir pistas. Para los más aventureros, ¡no os la perdáis!


St Moritz

St Moritz: si lo que buscas es más exclusividad y dejarte ver, sin duda esta es tu zona. Con unos paisajes montañosos de ensueño y unos alojamientos en ocasiones prohibitivos (por su precio), esta zona del cantón suizo de los Grisones, donde Thomas Mann ambientó su novela La montaña mágica, cuenta sin duda con ese encanto especial que te hace sentirte de alguna forma alejado del mundanal ruido y del estrés, y volver a disfrutar de los pequeños placeres de la vida, como leer un buen libro junto a la chimenea mientras contemplas los copos de nieve caer al otro lado de la ventana.


Datos prácticos

  • Cómo llegar: hay vuelos directos a Ginebra y Zúrich desde Madrid y Barcelona con Swiss.

  • Mejor época: la temporada de esquí comienza en diciembre, y en algunas estaciones se extiende hasta el verano.

  • Qué llevar: equipo de esquí, gafas de sol… ¡Y no te olvides de la cámara/smartphone!

  • No te pierdas: la cueva de hielo de Saas-Fee y los carruajes de caballos sobre la nieve en Zermatt.