Alquiler de cabañas para vacaciones - Una forma original vivir las vacaciones

Vacaciones en cabañas: Una divertida y natural opción

Aunque desde tiempos ancestrales el ser humano ha vivido en cabañas, no fue hasta mediados del S. XX en que empezaron a alcanzar gran difusión como alojamientos turísticos. 

Parte de este cambio fue responsabilidad del innovador arquitecto Le Corbusier, de origen suizo, quien durante una de sus vacaciones en Francia decidió construir una cabaña al lado del chiringuito de un amigo, afirmando: "Tengo un castillo en la Costa Azul que tiene 3,66 metros por 3,66 metros. Está ubicado en Roquebrune, sobre un sendero que llega casi al mar. Una puerta minúscula, una escalera exigua da acceso a una cabaña incrustada debajo de los viñedos. El sitio es grandioso, un golfo soberbio con acantilados abruptos". 

A partir de entonces, como muchas veces le había sucedido a este genial arquitecto, marcó tendencia. Se empezó a difundir la cabaña como modalidad turística, con la madera como elemento principal, la luz natural y la máxima comodidad en el mínimo espacio. Como curiosidad, señalar que hay réplicas de la cabaña construida por Le Corbusier en museos de todo el mundo, para inspirar a otros arquitectos y diseñadores.


Cabañas en el bosque

Si alguna imagen se nos viene a la mente cuando pensamos en la palabra "cabaña", es una casita de madera perdida en un bosque, entre numerosos árboles frondosos y, a ser posible, frente a un lago.

Pues eso es justo lo que nos encontramos cuando iniciamos la búsqueda para reservar este tipo de alojamiento, tanto en España como en Europa y en el mundo entero, ya que están siempre integradas en parajes naturales como valles o Parques Nacionales y, lo mejor de todo, es que disponen de comodidades que a veces no encontrarias ni en un hotel, como jacuzzi o sauna. También hay cabañas construidas en los árboles, por lo que imagínate llevar allí a tu familia, ¡sería como entrar en un cuento o en una novela de aventuras!

Cabañas en montañas y bosques de todo el mundo >


Para los que prefieren la playa...

No hay nada mejor que ver una puesta de sol desde el porche de una cabaña de madera, con una taza de té, una copa de buen vino o, simplemente, con la persona que amas al lado...esa es otra de las ventajas de pasar las vacaciones en una cabaña de madera, ya que, sólo con el decorado, el romanticismo está asegurado.

Son ideales para hacer una escapada y disfrutar de las mejores playas en un ambiente íntimo y reservado, puesto que las cabañas normalmente están apartadas de las aglomeraciones de sitios turísticos. Al ser más económicas que si os quedárais en un hotel, puedes aprovechar para coger un vuelo y salir del pais, y así descubrir sitios tan extraordinarios como el Parque de Yellowstone, las playas de Tailandia o las estupendas cabañas que encuentras en toda Europa. Si quieres volverte a enamorar, con todas las opciones que te ofrecemos...¡está en tus manos!

Cabañas preciosas en playas recónditas >


Ideales para fiestas

Las cabañas son también una excelente opción para pasar unas fechas señaladas con familia o amigos, tal como Navidades, Año Nuevo, Reyes, Semana Santa o incluso Halloween. Al estar apartadas pero disponer de todo lo necesario para hacer comidas especiales, chimenea y salón espacioso, resultan ideales para estas fiestas.

Si vas a casarte, bautizar a tu hijo o quieres celebrar un cumpleaños a lo grande pero en un ambiente íntimo, alquilar un grupo de cabañas te resultará mucho más económico que si haces la celebración de manera tradicional. Hay conjuntos de cabañas en los que los dueños te pueden facilitar carpas y mesas para que puedas dar el convite en el exterior y que también ofrecen servicio de catering a muy buen precio para tí y tus invitados. El éxito de tu fiesta está asegurado, y resultará inolvidable para todo el mundo.

Aquí tienes todas las cabañas de España >


Una cabaña

En definitiva, lo mejor de pasar las vacaciones en una cabaña, es que vas a sentirte uno con la naturaleza y, a la vez, disfrutarás de todas las comodidades que tendrías en un chalet de lujo, unido a la originalidad de quedarte en unas estancias salidas de una novela de Mark Twain.