10 lugares para visitar en China que quizá no conozcas

Cuando la gente me pregunta por China, siempre me gusta hacer la analogía de que es como Europa pero en grande. China es un país mucho más diverso culturalmente de lo que pensamos en occidente. La mayoría de turistas internacionales que viajan a China hacen el llamado triangulo de oro, es decir: Pekín, Xi'an y Shanghái. Hay algunos que incluso visitan Guilin, famoso por sus paisajes, Datong o Pingyao. Los amantes de los pandas quizás también visiten Chengdu. Sin embargo, China ofrece muchos otros lugares tan espectaculares como estos o más. En este artículo he seleccionado 10 lugares poco conocidos por los turistas internacionales, muy diferentes entre sí y que quizá se puedan incluir en tu viaje.


1) Qingdao

Qingdao es una ciudad costera situada en la provincia de Shandong y es considerada una de las ciudades chinas con mayores estándares de calidad de vida, pero si por algo es famosa esta ciudad es por su cerveza. La cerveza Tsingdao es sin lugar a duda la cerveza china más consumida internacionalmente.

Qingdao es ideal para visitar en verano, cuando la ciudad se llena de terrazas que ofrecen marisco fresco y cerveza a muy buen precio. Además, de eso ofrece algunas bonitas playas, algo no fácil de encontrar en China. Sin embargo, uno de los mayores atractivos es el Festival Internacional de la Cerveza, que aunque no sea muy internacional, es un espectáculo digno de ver.

¡Atención, Qingdao no es una ciudad para asociales! La cerveza hará que muchos chinos pierdan su timidez innata y quieran hablar contigo e invitarte a tomar algunos tragos con ellos.


2) Dali

Dali es una de las perlas de la provincia de Yunnan y la capital de la minoría étnica Dai, siendo mucho menos turística que su vecina Lijiang .

Dali tiene una atmósfera peculiar que ha enamorado a mucha gente. Aquí, no es raro ver algún hippie perdido en el tiempo. Además, desde aquí se puede subir al Monte Cang, que a diferencia de las otras famosas montañas en China, no está atestado de turistas.


3) Kashgar

Situada en la provincia musulmana de Xinjiang, Kashgar es capital histórica de la minoría étnica uigur y quizás uno de los pocos enclaves vivientes de la antigua Ruta de la Seda. Kashgar a día de hoy sigue siendo uno importante centro de comercio en Asia central.

Sus barrios tradicionales son algunos de los mejores conservados de toda la provincia y sus bulliciosos mercados recuerdan mucho a los que fue la ciudad durante el apogeo de la ruta de la seda. Entre todos ellos el mercado de ganado es un espectáculo digno de ver.


4) Tianjin

Situada a tan solo 30 minutos en tren de Pekín, Tianjin es la tercera ciudad más grande de China. Sin embargo, es una ciudad relativamente tranquila e ideal para escapar durante un día del bullicio de la capital China.

Tianjin ofrece un bonito paseo a orillas del río rodeado de edificios que alternan arquitectura moderna, colonial y tradicional china. Además, su gastronomía es famosa en todo el país.


5) Luoyang

Situada convenientemente a medio camino entre Pekín y Xi'an, Luoyang es una de las antiguas capitales del país y es considerada como el lugar de origen del taoísmo.

La ciudad es rica en cultura e historia, pero si por algo destaca Luoyang es por las impresionantes grutas de Longmen, un enorme complejo de alrededor de 1400 cuevas que contienen unas 100 000 esculturas budistas talladas en la roca. Las grutas de Longmen son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Para los amantes de las artes marciales, desde Luoyang se pueden tomar autobuses para visitar el templo Shaolín.


6) Dunhuang

Dunhuang, situada en la provincia de Gansu y a orillas del desierto del Gobi, fue un importante oasis en la ruta de la seda y un lugar de peregrinación para los monjes budistas.

Muy cerca de Dunhuang se encuentran las cuevas de Mogao, un complejo de más de 700 cuevas repletas de frescos y esculturas budistas que ha sido declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco. Además, aquí también se encuentran los restos de la sección más occidental de la Muralla China.


7) Huangshan

Huangshan o Monte Amarillo esta situado en el sur de la provincia de Anhui y en 1990 fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

El Monte Amarillo es uno de los lugares escénicos más espectaculares y famosos de China y por eso es uno de los motivos más usados en la pintura clásica china.


8) Lago Lugu

El lago Lugu se encuentra a 2650 metros sobre el nivel del mar, en la frontera entre Yunnan y Sichuan, y está rodeado de colinas y bosques. Es un lugar especial, ya que es uno de los pocos lugares en China, donde el “progreso” (léase contaminación) aún no ha llegado.

Aquí habita la minoría étnica Mosuo, una de las últimas sociedades casi totalmente matriarcales que existen en el mundo.


9) Harbin

Cada invierno, Harbin aparece en los noticiarios de todo el mundo cuando tiene lugar su festival de esculturas de hielo y nieve.

En este festival se usan bloques de hielo y luces para construir una ciudad entera que deja en evidencia sus equivalentes en Canadá, Rusia o Suecia.

Situada en el noreste de China, Harbin fue una importante parada del tren transiberiano, por lo que esta ciudad ofrece una curiosa mezcla entre las cultura china y rusa. En verano también destaca su Festival Internacional de la Cerveza.


10) Jingdezhen

Situada en la provincia de Jiangxi, Jingdezhen es famosa por su porcelana, cuya calidad es reconocida mundialmente. Aquí se puede encontrar porcelana china de primera calidad a muy buen precio.

Además, Jingdezhen tiene fácil conexión con Huangshan y Wuyuan, un pequeño pueblo de canales, famoso por su arquitectura tradicional (una de las mejor preservadas del país) y por estar rodeado de campos que en primavera se llenan de flores amarillas.


Sobre el escritor

Sborto Zhou trabajó en China como investigador más de cuatro años, ahora intenta compaginar su carrera con su afición por escribir en la web Sapore Di Cina sobre la vida y cultura en el Reino del Medio.