Las islas Canarias son famosas en toda Europa por ser un balneario volcánico para aquellos habitantes del centro y norte del continente que tienen que soportar duros inviernos en los que la luz natural es un bien que escasea de manera alarmante.

Los vuelos llegan cargados de gente que durante una semana no hace más que tumbarse al sol sobre las arenas de cualquier playa decente que puedan encontrar. No es una empresa difícil, en las Canarias, encontrar playas bonitas. Sin embargo, hay mucho más que hacer en las Islas Afortunadas aparte de la digna tarea de tostarse. Aquí os dejamos diez ideas para sacarle el máximo partido a tu viaje a las Canarias.


1) Parapente en Tenerife

La prohibida sensación de volar como un pájaro es algo que todo ser humano debería probar al menos una vez en la vida.

La pista de despegue del puerto de Izaña te permitirá realizar el salto en parapente con mayor desnivel de toda Europa. Se encuentra a más de 2200 metros sobre el nivel del mar – del Atlántico, en este caso – y durante el vuelo, de casi media hora, tendrás vistas del Teide, el océano y los verdes bosques y plantaciones del valle de Güímar (Tenerife).


2) Surf en Lanzarote

La isla de Lanzarote es una de las de aspecto más fiero y salvaje de las Canarias. Las grandes muestras de su origen volcánico hacen que la mayoría de sus playas sean de arena y roca grisácea, mostrando una costa complicada cuyos dientes desiguales parecen estar desafiando a las bravas aguas del océano.

El resultado de este enfrentamiento entre mar y tierra es un lugar perfecto para el surf por las olas que encontraremos. Un buen lugar para iniciarse en el arte de cabalgar las olas sobre una tabla es la playa de Famara, junto a Caleta de Famara. Esta larga playa de arena blanca puede servirnos de trampolín para marcharnos a La Santa cuando ya dominemos un poco mejor nuestra técnica.


3) Relajación y spas en Gran Canaria

La verde isla de Gran Canaria ha apostado fuerte por un turismo que busca cuidar su salud y reponer energías .

Todos los hoteles más famosos de la isla ofrecen instalaciones de spa y wellness que comienzan a ser centros de salud muy conocidos en toda Europa. Muchos turistas vienen a Gran Canaria expresamente para tratar algunas de sus dolencias físicas. Y aunque no tengas ninguna, a nadie le viene mal relajarse en aguas termales, barros, piscinas de agua de mar, etc.


4) Senderismo en el parque nacional de Garajonay, en La Gomera

Declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1981, este verde parque se encuentra en el centro mismo de la isla, abarcando unos 40 kilómetros cuadrados. Coronado por el pico más alto de La Gomera, el Garajonay, ofrece al viajero un gran número de senderos entre bosques de laurisilva .

Este tipo de vegetación proviene de la Era Terciaria de la Tierra y tan sólo se puede encontrar, a nivel insular, en las islas macaronésicas (Canarias, Azores, Madeira y Cabo Verde). Un ejemplo prehistórico de humedad y verdor que será una explosión para tus sentidos.


5) Buceo en El Hierro

Esta pequeña isla es un paraíso natural en su superficie, pero también por debajo de ella. La isla de El Hierro es el punto más famoso de buceo en toda España.

Uno de los lugares claves es La Restinga, cuyas profundidades ofrecen al buceador paredes volcánicas imposibles y una vida marina que te dejará boquiabierto.


6) Volcán De San Antonio en La Palma

En el término municipal de Fuencaliente (La Palma) se encuentra un bello cráter que fue originado en las erupciones de 1677.

Además de la belleza natural del paraje en sí, su centro de visitantes cuenta con una sala de proyecciones, sismógrafos y más elementos que te harán entender un poco mejor el origen volcánico de las sietes islas. Una visita muy diferente que puede ser complementada con la subida a Roque de los Muchachos, con el observatorio astrofísico más importante de Europa. Verás las estrellas como nunca las viste antes.


7) Kite surf y paraje natural en Corralejo, Fuerteventura

Las dunas y rocas de Corralejo, al norte de la isla de Fuerteventura, ofrece un paisaje por el que merece la pena perderse.

La belleza natural se complementa con la plástica ofrecida por los muchos practicantes de kite surf que vuelan, ayudados por sus cometas, sobre las olas del océano. También a tener muy en cuenta el buen ambiente nocturno e internacional que hay en los muchos bares surferos que pueblan esta parte de la isla.


8) Visita a Jameos Del Agua en Lanzarote

Este centro de arte y cultura, creado por el famoso y polivalente artista canario César Manrique, muestra la sintonía entre naturaleza y arte.

César Manrique utilizó aberturas en la roca para construir un espacio natural que incluye una laguna donde habita una especie endémica de cangrejo albino y ciego que no mide más de un centímetro: el munidopsis polymorpha.

Cabe destacar también su auditorio construido en una de las cuevas. El recogimiento que sentirás en él te hará escuchar las historias que te cuenten las rocas.


9) Kayak y barrancos en Los Gigantes, en Tenerife

Los acantilados de Los Gigantes son unas paredes basálticas de hasta 600 metros de altura que se ubican en el noroeste de Tenerife, en la llamada Punta de Teno.

Es un lugar perfecto para la práctica de actividades como el kayak, senderismo y buceo. Hay excursiones en las que llegas hasta los tremendos muros que emergen del mar con tu kayak para luego caminar por las grietas de barrancos como el de La Masca.


10) Gastronomía en cualquiera de las islas

No caigáis en la trampa del menú barato e insulso que ofrecen a los "guiris" en algunos bares y restaurantes. Las Canarias ofrecen una amplia gama de productos de gran riqueza gastronómica.

Las famosas papas arrugás acompañadas de mojo picón, quesos de las tierras altas de Tenerife, la miel de palma, el gofio (harina de cereales tostada), vinos de Lanzarote... También las carnes y pescados son exquisitos en las islas. El perfecto complemento para cualquier día de actividades en un paraíso terrenal.