Lanzarote - Simbiosis perfecta entre Arte y Naturaleza

Los 167 kilómetros cuadrados que conforman la isla te dejarán boquiabierto según vayas descubriendo cómo dan de sí. La oferta cultural, paisajística y de ocio que ofrece es increíble y combina a la perfección con sus gentes, costumbres y gastronomía, sin olvidar por supuesto sus maravillosas playas.

Lanzarote se ha convertido en el lienzo principal de la obra de César Manrique, artista polifacético canario que armoniza de manera extraordinaria Arte y Naturaleza. Las pinceladas de su creatividad inundan todos los rincones de la isla, convirtiendo cualquier panorámica en una obra de arte única e irrepetible.

Hacerse con un plano de la isla es primordial. Puedes encontrarlos en cualquier oficina de turismo, en el aeropuerto o en el mismo hotel. Te facilitará mucho el viaje y podrás planificar mejor tu tiempo en la isla, y aprovechar al máximo tu experiencia en Lanzarote. Alquilar un coche para poder moverte con libertad te ayudará a descubrir los rincones más insospechados que la isla del Timanfaya te ofrece. El transporte público,  principalmente autobuses (guaguas en canario), te lleva a los principales puntos turísticos, pero no verías la belleza natural que la isla esconde.

Si es tu primera vez en la isla, debes tener algunas cosas claras:

  1. El clima es muy agradable durante todo el año. Manteniéndose a 23 grados de media.

  2. Olvídate de los horarios de hostelería de la península: No puedes salir a cenar a partir de las 23h, ya que las cocinas cierran antes.

  3. Las papas arrugás con mojo es un plato típico que debes probar, sin olvidar sus pescados y mariscos frescos de los pueblos pesqueros como Famara y la costa del Golfo.

  4. El aloe vera es la planta estrella de Lanzarote.

  5. Lanzarote es una isla volcánica, por lo que disfruta de todos y cada uno de sus paisajes.

La isla es relativamente pequeña si estás acostumbrado a grandes ciudades, por lo que planificar tu viaje por zonas es una buena alternativa. Existen seis puntos turísticos principales para visitar: Los Jameos del Agua, el Jardín de Cactus, La Cueva de los Verdes, el Mirador del Río, el Castillo de San José y el parque del Timanfaya.

El cabildo de Lanzarote ofrece un bono para visitarlos todos por 30 EUR (supone un ahorro de 11 EUR sobre la tarifa normal). No obstante, no olvides visitar también el Monumento al Campesino, La Fundación César Manrique, la casa-taller de César Manrique en el municipio de Haría y  La Geria.


Los Jameos del Agua

Jameo es el nombre técnico que se utiliza para designar al tubo volcánico que ha perdido su techo. César Manrique utiliza esta maravilla de la naturaleza para impregnarlo de su arte, construyendo un asombroso entorno alrededor de una laguna natural.

Dentro de la misma, podemos encontrarnos una especia cavernaria única: los cangrejos blancos. De color blanco puro, albinos, ciegos y con un tamaño máximo de un centímetro de longitud, son una especie única en el mundo que solo puedes encontrar aquí.


El Jardín de Cáctus

Obra paisajística de César Manrique que incluye más de 1100 especies de cactus de todo el mundo: desde las autóctonas hasta de lugares tan dispares como Sudamérica.


La cueva de los Verdes

La cueva de los Verdes es un complejo laberinto volcánico de 7 km de longitud, aunque solo tiene un kilómetro adaptado para los turistas. Consta de una visita guiada de 45 minutos de duración, donde nos adentramos al interior de la misma.

Es un lugar muy interesante para visitar, sobre todo al descubrir el auditorio excavado en la piedra con una acústica increíble que hace de la cueva de los Verdes una localización ideal para conciertos y eventos.


El Mirador del Río

Puedes relajarte en la cafetería y disfrutar de unas increíbles vistas a la isla de la Graciosa a través de los dos enormes ventanales conocidos como los ojos del Mirador.


Castillo de San José. Museo MIAC

En el puerto de Arrecife podemos encontrar el castillo de San José, reconvertido en un maravilloso museo de arte contemporáneo que combina magistralmente unas paredes de piedra con obras de diferentes autores de arte moderno.


Parque nacional de Timanfaya

El parque nacional de Timanfaya, también conocido como las Montañas de Fuego, es el principal atractivo de la isla. Las erupciones acaecidas en el siglo XVIII componen un paisaje único digno de visitar. La parada en el centro de visitantes es altamente recomendada, ya que nos propone una visión científica de lo que posteriormente vamos a ver en vivo y directo.

Cuando llegamos a las Montañas de Fuego, la ruta se hace a través de autobuses que recorren la parte habilitada para turismo. Tras la ruta en guaga, no os perdáis las demostraciones de los géiseres naturales, del calor que irradia la tierra a través de la quema de unas ramas secas y del asador de Timanfaya “vulkan grill”, diseñado por nuestro amigo César Manrique.

Lanzarote tiene millones de rincones para descubrir, pero no puedes abandonar la isla sin visitar dos de las zonas más bonitas que tiene la isla: La zona del Golfo y las piscinas naturales de Órzola.


Otros lugares de interes

  • Las piscinas naturales de Órzola

  • El lago de los ciclos – El Golfo

  • Los Hervideros