Como no podía ser de otra forma, en la comunidad más extensa de la península ibérica hay mucho por descubrir. Aquí tienes una pequeña lista para abrir boca: dos preciosos parques nacionales (Picos de Europa y Guadarrama), tres ciudades declaradas patrimonio de la Humanidad (Ávila, Salamanca y Segovia), cuatro lugares de alto interés para la Unesco (como el yacimiento de Atapuerca y la catedral de Burgos) y una gastronomía deliciosa y contundente. Elige una casa rural con piscina en Castilla y León y ven a descubrir todo este patrimonio cultural, histórico, natural e inmaterial. ¡No te arrepentirás!

Destinos rurales en Castilla y León

Es un hecho indiscutible que Castilla y León es una de las comunidades con mayor oferta de alojamientos rurales de todo el país. La calidad y cantidad de alquileres vacacionales hace que la mayoría de los turistas decidan volver antes de haberse marchado. Y es que aquí podrás encontrar todo tipo de casas: para dos, para cuatro o para cuantas personas necesites; aisladas o próximas a las principales poblaciones; baratas o de lujo. Tú eliges. Y para que la decisión te resulte más sencilla, te comentamos algunos de los destinos más populares de toda la comunidad.

Burgos

Alojarse en una casa rural con piscina en las proximidades de Burgos es una forma excelente de conocer la riqueza arquitectónica de su centro histórico. La visita a la catedral es una de las actividades imprescindibles y, si te interesa la historia, no puedes perderte el Museo de la Evolución Humana, que recoge interesantes hallazgos del sitio arqueológico de Atapuerca.

Valladolid

Si te gusta el vino y el enoturismo, alquilar una casa rural en Valladolid es una idea fabulosa, ya que te permitirá conocer fácilmente hasta cuatro denominaciones de origen de renombre en las tierras castellanoleonesas: Ribera del Duero, Rueda, Cigales y Toro. Planea un día especial con visita y cata a alguna de las bodegas más famosas y termina la jornada con una sesión de piscina en tu casa rural.

Salamanca

La ciudad universitaria por excelencia cuenta con un buen número de casas rurales en los alrededores de la urbe. Reserva una de ellas para conocer lugares tan emblemáticos como la Casa de las Conchas, la plaza Mayor o la catedral. Después de un duro día de turismo, podrás volver a relajarte en la piscina de tu alojamiento de Salamanca.

Segovia

Aunque lo primero que se te vendrá a la cabeza al pensar en Segovia es el acueducto romano y los platos de cochinillo humeante, la ciudad es mucho más que eso. Y es que está situada a los pies de la sierra de Guadarrama, una maravilla natural en la que podrás alquilar una casa rural con piscina y pasar unas vacaciones inolvidables respirando aire puro.

Alquila esta casa rural con piscina

Servicios más solicitados

¿Qué necesitas para que tu estancia sea perfecta? ¿Has pensado qué podría hacer que la experiencia fuera de nivel superior? A continuación, te indicamos algunos de los servicios más solicitados por los usuarios a la hora de reservar una de nuestras casas rurales en Castilla y León.

Piscina climatizada

El invierno en Castilla y León puede tener unas temperaturas muy frías, pero eso no es excusa para no darte un buen baño relajante. Busca una casa rural con piscina climatizada y que no te falte tu sesión diaria de aquagym aunque la temperatura sea de bajo cero. ¿Quién dijo frío?

Jacuzzi

Un jacuzzi puede ser el detalle perfecto si, por ejemplo, estás organizando una escapada romántica o simplemente quieres un elemento de bienestar adicional. Pon algo de música, descorcha una botella y déjate llevar por el cosquilleo de las burbujas. Te sentirás en el paraíso.

Chimenea

Otro de los imprescindibles para una escapada rural a Castilla y León es una buena chimenea. Relájate delante del fuego después de un intenso día de senderismo por unos paisajes naturales preciosos y déjate cautivar durante horas por la magia de las llamas y las ascuas que se deshacen.

Reserva esta casa rural en Castilla y León