Tu casa rural y los tesoros del sur de Francia

No tienes que irte hasta la otra punta del mundo para evadirte, relajarte y viajar hasta tiempos lejanos. A nuestra vecina Francia no le faltan motivos para convencerte de que, muy cerca de tu casa, puedes descubrir la esencia del carpe diem: disfrutar de la vida tranquila, de tiempo de calidad con los tuyos, de los placeres de la tierra ¡y de tu casa rural en Francia!

Lugares de interés en el sur de Francia

Escaparte a esta región del país galo es una fantástica idea para tus vacaciones, tanto si viajas con tu familia como si estás de fin de semana romántico con tu pareja. La mejor manera de hacerlo sin duda es en coche, que te dará la libertad que necesitas para recorrer sus innumerables pueblos de postal, acceder a playas paradisíacas y llegar hasta legendarios castillos medievales. Sigue estas recomendaciones y averigua por qué el sur de Francia es tan apreciado por quienes lo visitan.

En la histórica Occitania

Estamos ante una de la regiones favoritas de quienes, como tú, buscan un oasis de tranquilidad y de belleza en Francia. En ella encontrarás algunos de los pueblos y ciudades más fotografiados del país, como Belcastel, un diminuto y encantador pueblo de casitas de piedra a orillas del río Aveyron, o la majestuosa ciudad de Montpellier, en cuyas callejuelas medievales podrás perderte y descubrir su casco antiguo, sus placitas escondidas y sus bonitos cafés. Pero no te olvides de explorar los impresionantes castillos cátaros que vigilan la región desde lo alto de sus montañas, como el de Peyrepertuse, el de Quéribus o el de Montségur. Todos ellos esconden secretos y leyendas de las cruzadas contra los cátaros del siglo XIII y te guiarán en un viaje digno de las más fascinantes novelas medievales. ¡Quedarás atrapado por la magia de estas tierras!

Alquila esta casa rural en Occitania

En la ensoñadora Nueva Aquitania

En esta antigua provincia romana descubrirás una gran cantidad de pueblos que parecen sacados de una postal y, sobre todo, podrás catar algunos de los mejores vinos franceses procedentes de sus exquisitas bodegas. En Burdeos, capital de la región y declarada patrimonio mundial de la Unesco, te quedarás prendado de su corazón histórico y de sus pintorescas calles medievales. Y si estás por la zona, tienes una cita obligada con el pueblo vecino de Saint Émilion, donde el tiempo se detiene para que puedas visitar su iglesia monolítica excavada en la roca de un acantilado, pasear entre sus milenarios viñedos y disfrutar de un buen vino en alguna de sus terrazas mientras contemplas la vida local. ¡No querrás despertar!

En la Costa Azul

No te va a costar averiguar por qué estas tierras mediterráneas son mundialmente conocidas como la Riviera Francesa: cuando veas sus extensas playas de arena fina, como la de Pampelonne, y sus calas salvajes escondidas en las rocas entre Marsella y Cassis, lo que más te apetecerá será darte un refrescante chapuzón. Pero esta costa de gran valor ecológico tiene muchas más sorpresas guardadas para ti. Siéntete como una estrella de cine en las glamurosas Cannes y Saint-Tropez, pasea tranquilamente por las encantadoras callejuelas de Juan-les-Pins, Sainte-Maxime y Hyères, y practica deportes acuáticos como kitesurf, kayak o paddle surf en sus cristalinas aguas. Y para ponerle la guinda al pastel, te recomendamos que te acerques hasta la histórica región de la Provenza y sus espectaculares campos de lavanda. ¡Unas vacaciones que abrirán todos tus sentidos!

Reserva esta casa rural en la Costa Azul