Cada vez más, las casas rurales optan también por los ambientes que combinan los elementos arquitectónicos originales con tus gustos y necesidades. Para ello se sirven de colores, mobiliario y una decoración que, en conjunto, exaltan los estilos más vanguardistas, respetando los orígenes rústicos que también buscas. A continuación te damos más detalles sobre los estilos más populares actualmente:

Casas rurales de estilo étnico

Los detalles étnicos otorgan mucha personalidad a una casa, son la imagen de quien tiene un alma viajera y bohemia, y así lo demuestran los destacados colores y la variedad de estilos que conforman esta composición tan exótica y cálida al mismo tiempo:

Colores y exotismo

Alfombras marroquíes, mantas handira bereberes y auténticos muebles de madera indios, mezclados con vivos colores, estampados étnicos y tonos tierra. Estos son algunos de los elementos decorativos que marcan un acento exótico y de aires bohemios y que crean ambientes ideales para relajarse y dejarse llevar por las buenas vibraciones.

Pluralidad de estilos

Este estilo no sigue las reglas, por lo que se mezclan muebles y elementos decorativos de diferentes diseños y colores sobre una base neutra formando una consonancia que aporta una atractiva calidez al ambiente. Alfombras superpuestas y una gran cantidad de cojines de diferentes estampados se cuentan entre los componentes más característicos de este estilo tan visual y cómodo.

Casas rurales de estilo mediterráneo

La piedra, las fachadas encaladas, la madera y los arcos centenarios son algunos de los componentes de la arquitectura tradicional en las costas del Mediterráneo. Además, casados con la decoración contemporánea idónea inspiran serenidad y placidez por todos los costados:

Tradición y minimalismo

Crear espacios sobrios, elegantes y minimalistas, conservando los elementos arquitectónicos rústicos originales como las vigas de madera, los arcos, las bóvedas y las paredes de piedra, es la base de este estilo de aires mediterráneos que combina lo tradicional con lo moderno.

Decoración natural

El estilo mediterráneo prioriza los materiales naturales para dotar sus espacios de paz y tranquilidad. Así, los tejidos como el lino y el algodón, los muebles y lámparas de rattán y los detalles de estilo ibicenco cobran especial sentido para conseguir un ambiente relajante y en perfecta armonía con la belleza del entorno.

Casas rurales de estilo nórdico

Esta popular tendencia nace de la respuesta que dieron los escandinavos a las duras condiciones climatológicas de sus países, que los mantiene mucho tiempo en casa y les lleva a buscar el famoso hygge. Este término danés define la búsqueda de lo sencillo, lo cómodo y lo relajante, y en términos de interiorismo se refleja de la siguiente manera:

Luz natural

El blanco es el aliado ideal para potenciar la luz natural, y cuanto más diáfanos y amplios son los espacios más se potencia esta luminosidad. Si además se combina con elementos textiles naturales (como la lana, la piel o el lino) y con componentes de madera (como vigas y muebles) de color natural, se consiguen espacios cálidos de lo más apetecibles.

Muebles funcionales

Un espacio libre de desorden y elementos innecesarios es sinónimo de relax y comodidad. Para ello, el estilo nórdico opta por muebles funcionales y con gran capacidad de almacenamiento con el fin de optimizar al máximo cualquier espacio, por más reducido que sea, y poder disfrutar de él sin distracciones.