Casas rurales para dos personas: recomendaciones según el tipo de escapada

Tu pareja, un familiar, un amigo… A veces solo necesitamos a esa persona especial con la que nos encanta compartir nuestro tiempo, esa persona con la que atesoramos miles de recuerdos o alguien a quien acabamos de conocer y que ya se está haciendo un hueco importante en nuestra vida. Sea quien sea tu acompañante, hemos preparado una pequeña lista de destinos perfectos para dos personas en función del tipo de vacaciones que busquéis. Porque no es lo mismo un fin de semana romántico que unos días llenos de deporte y adrenalina, una escapada cultural o unas vacaciones de puro relax, te damos todas las claves para que tu próxima escapada rural sea inolvidable para ambos.

Reserva ya este alojamiento

Casas rurales para una escapada romántica

¿Por fin tienes unos días de desconexión junto a esa persona especial y quieres que todo salga perfecto? Pues una cabaña o casa rural pequeña será la excusa perfecta para disfrutar de unos días inolvidables: acurrucaros junto a la chimenea, observar las estrellas de madrugada o compartir confidencias en el jacuzzi. ¡Las vacaciones son vuestras! Si necesitas ayuda para decidir destino, te confesamos uno de nuestros favoritos: Cangas de Onís. Este hermoso pueblo asturiano, ubicado a los pies de los Picos de Europa, es una auténtica maravilla: el puente romano sobre el río Sella, los impresionantes lagos de Covadonga… ¡Imposible no caer rendido ante sus encantos!

Casas rurales para practicar turismo activo

Si vuestro plan es muy distinto y lo que queréis es vivir unos días de aventuras y actividades al aire libre, alojaros en una casa rural será la mejor opción, ya que os encontraréis en plena naturaleza. En España hay numerosos destinos para practicar todo tipo de deportes, por lo que todo dependerá de vuestras preferencias. Si os gustan los deportes acuáticos, por ejemplo, el municipio mallorquín de Pollença ofrece un marco incomparable para montar en kayak, bucear, practicar barranquismo o hacer senderismo por la sierra de Tramontana. ¡Ahí es nada! Para los amantes del surf, en cambio, las playas de Cádiz son un auténtico paraíso. Y si te vas más el esquí, lo tenemos claro: la impresionante Sierra Nevada, en la ciudad de Granada, es el destino perfecto para tu escapada en pareja.

Reserva ya este alojamiento

Casas rurales para empaparte de cultura

Las vacaciones no son solo para desconectar, y muchas veces nos gusta aprovechar estos días libres para conocer el patrimonio histórico y cultural de otros lugares. Si este es tu caso, te recomendamos echar un vistazo a nuestras casas rurales en la pintoresca Cuenca, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta ciudad, famosa por las casas colgadas que se asoman al río Huécar, cuenta con un impresionante conjunto monumental y resulta ideal para una escapada cultural en pareja. Y es que no hay nada mejor al terminar una larga jornada de turismo que recorrer junto a esa persona el centro antiguo de la capital, que te trasladará directamente al medievo.

Casas rurales para disfrutar de unos días de relax

Por último, pero no por ello menos importante, la mejor razón para reservar una casa rural en pareja es, sin duda, ¡el relax! Seguro que llevas ya un tiempo soñando con disfrutar de esos días de vacaciones para desconectar de las obligaciones diarias y disfrutar de un rato a solas con esa persona tan especial. Dormir sin poner el despertador, desayunar con el sonido de los pájaros, pasear sin prisas ni mapa y tener tiempo para recordar lo que de verdad importa son algunos de esos placeres que podrás disfrutar en una casa rural. ¿Qué te parecería alojarte en el agradable valle de Ricote? Ubicada en la región de Murcia, bañada por el río Segura, esta comarca te ofrece rincones mágicos en los que huir del estrés. Relajarte en el balneario de Archena, disfrutar de las hermosas vistas del valle en Blanca o seguir la popular Ruta de las Norias, de época árabe, en Abarán, son algunos de los planes que te proponemos para disfrutar de la tranquilidad y el sosiego del apacible valle de Ricote.