Planificar las distintas visitas, marcar las rutas más prácticas en el mapa, investigar las mejores opciones de transporte, reservar los restaurantes para no quedarnos sin sitio… Aunque también nos encanta conocer grandes ciudades, a veces el cuerpo nos pide alejarnos del mundanal ruido durante un tiempo. Por eso, lo mejor de alquilar una casa rural es que podrás limitarte a descansar, escapar del estrés y, simplemente, disfrutar de esos días libres tan merecidos. Sigue leyendo para descubrir todas las razones para elegir este tipo de alojamiento y algunas recomendaciones para sacar el máximo partido a tu escapada rural.

Contacto con la naturaleza

Con frecuencia, la rutina diaria y las largas jornadas laborales nos impiden relajarnos y disfrutar de nuestras actividades favoritas al aire libre. Al alojarte en una casa rural te despertarás en plena naturaleza, podrás respirar el aire puro y tendrás la oportunidad de volver a sorprenderte con todo lo que te rodea. En Asturias, por ejemplo, encontrarás numerosos alquileres rurales en enclaves naturales privilegiados. ¿Te imaginas amanecer al pie de los Picos de Europa?

Actividades diferentes

Alquilar una casa rural te permitirá practicar numerosos deportes para los que a veces es difícil encontrar tiempo en el día a día, como navegar en kayak, practicar ciclismo de montaña hacer una vía ferrata… ¡La oferta es prácticamente ilimitada! Una opción perfecta para realizar todo este tipo de actividades es alojarte en Huesca, donde podrás practicar rafting y barranquismo en un marco natural incomparable, hacer senderismo en plena "puerta de los Pirineos" o esquiar en algunas de las mejores pistas de España. ¿Qué más se puede pedir?

Comodidad e independencia

Otra de las razones por las que nos encanta alojarnos en casas rurales es la sensación de independencia. De vez en cuando resulta reconfortante alejarse de todo y poder desconectar por fin, eso sí, con todas las comodidades que brinda este tipo de alojamientos. Puedes contar con tu propia cocina, tu propio salón, tu baño propio… Y por qué no, quizá también con un jardín, un porche, o incluso una piscina. ¡Y es que no hace falta renunciar a nada para estar en contacto con la naturaleza!

Reserva ya esta casa rural

En cualquier estación

Las casas rurales son un alojamiento ideal para cualquier época del año. Durante el invierno suponen el lugar perfecto donde volver a descansar después de un largo día de excursiones, de esquí o de otros deportes de nieve. Nada mejor que relajarse frente a una chimenea para dar por concluida una intensa jornada invernal, ¿no te parece? Y durante el verano, los entornos rurales ofrecen un sinfín de posibilidades de ocio. Un plan fantástico para huir de las altas temperaturas veraniegas y las playas más masificadas puede ser reservar una casa rústica con piscina, o buscar tu alojamiento cerca de algún río. Puedes aprovechar para conocer el bonito valle del Jerte y darte un refrescante baño en Los Pilones, por ejemplo.

Encanto

Si ya no recuerdas cuándo fue la última vez que saliste de noche a mirar las estrellas, o que te despertaste con el sonido de los pájaros, alquilar una casa rural te devolverá esa maravillosa sensación de volver a conectar con lo que te rodea. Tanto si buscas una razón para apagar el móvil como si quieres subir las mejores instantáneas a tus redes sociales, las cabañas y casas rústicas rebosan encanto para vivir una experiencia de película. ¿Te faltan razones para alquilar una casa rural en tus próximas vacaciones?

Un sinfín de planes

Tanto si tienes pensado hacer una escapada romántica en pareja, como si vas a viajar con amigos o acompañado de tu familia, este tipo de alojamiento se adapta a todo tipo de planes y de viajeros. Organizar una barbacoa, compartir confidencias junto a la chimenea o descubrir la fauna y la flora autóctonas son algunas de las actividades que podrás realizar desde tu casa rural. Y si te gustan las emociones fuertes, puedes practicar deportes de aventura como el rafting, el barranquismo o lanzarte en parapente. ¿Listo para la aventura?

Alquila esta casa rural

Precio

Otra importante ventaja de alquilar una casa rural es su precio. Y es que, por lo general, suelen ser más económicas que otros tipos de alojamiento vacacional. Se trata de la solución perfecta para no tener que tirar la casa por la ventana o ahorrar durante meses y meses para poder disfrutar por fin de unos días de relax junto a los tuyos.