Cinco destinos para alquilar una casa rural en Granada

La Alhambra es lo primero que acude a la mente cuando hablamos de Granada, pero esta provincia andaluza tiene muchos atractivos además del monumento nazarí. Te invitamos a descubrir todos sus encantos, desde las callejuelas de la capital granadina hasta las frescas fuentes del pueblo de Lanjarón; desde el vertiginoso barranco de Poqueira en Capileira hasta el altísimo Trevélez, pasando por las cuevas de Castril. ¡En Granada hay algo para cada viajero!

Reserva esta casa rural en Granada

Casas rurales en Granada

Ubicada sobre una ladera de la Sierra Nevada, esta fascinante e histórica ciudad atrae a miles de visitantes cada año. La majestuosa Alhambra es su monumento más conocido, pero no puedes perderte el Generalife, con sus frescos jardines, los palacios nazaríes ni la catedral. Granada también es conocida por otros atractivos, como su animado ambiente universitario y su enorme oferta de restaurantes de tapeo. Ah, y a solo media hora en coche de la ciudad, puedes ponerte los esquís y descubrir de la manera más divertida los blancos paisajes de Sierra Nevada. Si quieres alojarte cerca del centro de Granada pero lejos del bullicio, te aconsejamos que busques una casa rural: tendrás un jardín para desayunar tranquilamente, e incluso tu propia piscina. ¡Una idea genial!

Casas rurales en Lanjarón

Lanjarón, en plena Sierra Nevada, es una de las localidades más pintorescas de la Alpujarra granadina. Mientras te acercas al pueblo por carretera, te resultará imposible no ver su castillo, encaramado en una rocosa colina. A sus pies corren los frescos riachuelos, creados por el deshielo, cuyo murmullo puedes oír por los rincones del pueblo. Pasea por el tranquilo barrio de Hondillo, el casco histórico de Lanjarón, con sus vigas de madera y sus tinaos típicos de la Alpujarra. Prueba la famosa agua del pueblo en una de las fuentes que salpican sus calles y admira la cuidada decoración de las fachadas blancas de las casas. Si sueñas con dormir entre cultivos y desayunar con vistas a la sierra, una buena idea es buscar una casa rural en Lanjarón. ¡Vive la magia de la Alpujarra granadina!

Casas rurales en Trevélez

Otro de los pueblos más bonitos de la Alpujarra se encuentra en las faldas del alto pico del Mulhacén y en pleno Parque Nacional de Sierra Nevada. El laberinto de callejuelas empinadas y casas de arquitectura alpujarreña que es Trevélez está rodeado de un entorno natural de gran belleza salpicado de lagunas, cascadas, bosques y barrancos. Por ello, es el punto de partida de muchos aficionados al senderismo para descubrir Sierra Nevada. Elige una ruta para llegar al majestuoso valle de Siete Lagunas, el pico del Rey, Vacares o el cerro Pelao. Los más valientes pueden incluso subir el Mulhacén, la cumbre más alta de la península ibérica. La mejor manera de descubrir el espíritu de Trevélez es alquilar una casa rural con decoración típica de la zona y vistas de película. ¡Inolvidable!

Reserva esta casa rural en Granada

Casas rurales en Castril

Este sosegado pueblecito blanco hace equilibrios para adaptarse al terreno rocoso de la sierra de Castril, llena de rincones mágicos. Cuevas, grutas, cascadas, corrientes de agua que discurren por estrechos barrancos, puentes colgantes sobre el río y galerías excavadas en la roca: un paisaje abrupto y escarpado de excepcional belleza que te enamorará. Después de explorar la sierra, ¿te apetece refrescarte? Acércate al enorme embalse del Negratín y date un baño o alquila una piragua para recorrer sus tranquilas aguas. También te recomendamos el pantano de la Bolera, a solo 20 minutos en coche desde Castril; junto a sus aguas turquesa puedes incluso comer en un restaurante para descubrir la gastronomía de la zona. ¡Un día redondo!

Casas rurales en Capileira

El pequeño pueblo de Capileira se encuentra en uno de los entornos naturales más extraordinarios de la Alpujarra granadina: el barranco de Poqueira. Asómate a su mirador y busca en el horizonte los tejados de los pueblos vecinos, los picos de Sierra Nevada e incluso las cumbres africanas. El pueblo está formado por callejuelas peatonales y cuidadas casitas blancas de techos planos, la arquitectura tradicional alpujarreña. ¿Quieres vivir una experiencia auténtica en Capileira? Alquila una casa rural en el pueblo y empápate del espíritu de la Alpujarra alojándote en una vivienda tradicional decorada con materiales naturales, como madera, piedra y barro, con chimenea para las noches frías y terraza para disfrutar del buen tiempo. ¡No querrás irte!