Ideas para alquilar una casa rural en la Sierra de Huelva

Puede que, cuando pienses en la provincia de Huelva, lo primero que te venga a la mente sean sus pueblos costeros, pero Huelva no es solo playa y sol. Los pueblos blancos de su sierra conservan el estilo de vida y las tradiciones de antaño, y se encuentran en uno de los parajes naturales más bellos de Andalucía. Los vecinos comparten un entorno privilegiado con los ciervos, los linces y las nutrias que habitan los frondosos bosques de encinas y castaños de la sierra. Lee nuestra guía para decidir dónde alquilar la casa rural de tu próxima escapada a la Sierra de Huelva. Elige entre Linares de la Sierra, al pie de la Sierra de Vallesilos, Zufre, con sus yacimientos arqueológicos, Almonaster la Real, hogar de una fascinante mezquita, o Cortegana, con su majestuoso castillo medieval. Elijas el que elijas, podemos garantizarte paz, vistas espectaculares y mucho relax. ¡Te ayudamos a decidir!

Reserva esta casa rural en la Sierra de Huelva

Casas rurales en Linares de la Sierra

El tiempo parece detenerse cuando llegas al pueblecito de Linares de la Sierra. Este conjunto de casas blancas decoradas con alegres macetas de colores respira paz, y el silencio de sus calles solo se rompe con el tañido de las campanas. Si levantas la vista, verás desde cualquier parte del pueblo la alta torre de la iglesia de San Juan Bautista, un templo del siglo XVIII que se alza en la plaza principal. ¡Pero no pierdas de vista el suelo! Delante de muchas casas, así como en las plazas, encontrarás los llanos, alfombras artesanales de piedra que reproducen motivos religiosos o naturales y que los vecinos se han esmerado en conservar. ¡Hay más de 300 repartidos por el pueblo! Otra de las joyas históricas de Linares de la Sierra es el conjunto de su fuente Nueva y el lavadero circular, que aún sigue en uso y recibe el agua directamente de los manantiales de la zona. La otra gran fuente de Linares de la Sierra, la Vieja, ocupa uno de los rincones más bellos del pueblo, rodeado de muros blancos y árboles frutales. Busca una casa rural en Linares de la Sierra, ¡un pueblo genuino!

Casas rurales en Zufre

El pueblo de Zufre parece colgar de la ladera de la montaña, sobre un enorme pantano de aguas turquesas y las dehesas típicas de la zona. Es un pueblo de raíces árabes, aún visibles en su arquitectura, sus estrechas calles y los restos de una fortaleza almohade. El agua juguetea en las fuentes y los lavaderos que salpican sus plazas y reúnen a los vecinos a su alrededor. ¿Quieres ver la sierra a vista de pájaro? Busca el mirador de la torre de las Almenas ¡y disfruta del paisaje que se extiende ante ti! Si quieres conocer la esencia de la Sierra de Huelva, una buena idea es alojarte en una casa rural en Zufre. ¡Tranquilidad y encanto a raudales!

Alquila esta casa rural en Zufre

Casas rurales en Almonaster la Real

Si te gusta la historia, estás de enhorabuena: en Almonaster la Real puedes encontrar huellas arquitectónicas de las civilizaciones que han pasado por la Sierra de Huelva: una fascinante y sobria mezquita, la única conservada prácticamente intacta en un pueblo de España; un puente romano por el que pasaba la calzada que unía Sevilla con Portugal y la acogedora iglesia de San Martín, de estilo gótico. ¡Olvídate de mapas y déjate transportar al pasado! Si vas a Almonaster la Real, no puedes perderte el cerro San Cristóbal, una de las rutas de senderismo más populares de la zona con una recompensa: las mejores vistas del pueblo y parte de la Sierra de Huelva. ¡No te olvides la cámara!

Casas rurales en Cortegana

El castillo medieval de Cortegana protege la sierra onubense de los ataques de las tropas portuguesas... o al menos eso hacía siglos atrás. Hoy en día, es la fortaleza mejor conservada de Huelva, y te recomendamos no perderte su iluminación nocturna. ¡Una postal de lo más romántica! Si duermes en una casa rural en Cortegana, te despertarás en el corazón del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, rodeado de senderos para descubrir la flora y la fauna de la montaña. ¡No lo pienses más!