Vera es un destino perfecto para una escapada a la costa del Mediterráneo, gracias a sus seis kilómetros de litoral. Sus playas de bandera azul con arena fina y dorada, sus acantilados y sus calas vírgenes bordeadas de vegetación componen un paisaje de postal. Y lo mejor de todo: en Vera hay playas para todos los gustos. Puedes pasar el día solo en una cala salvaje, practicar deportes acuáticos en grandes arenales ideales para las familias o disfrutar de las mejores playas naturistas de España. ¡Todo el mundo es bienvenido! La localidad está formada por Vera Pueblo, en el interior, con un ambiente más tradicional, y Vera Playa, en el litoral y más cosmopolita. Ah, y desde aquí solo tardarás una hora en llegar en coche al espectacular cabo de Gata. ¡Todo un lujo! Aquí te damos ideas sobre lo que puedes hacer en Vera, para que decidas dónde alquilar tu casa rural. ¡Déjate llevar por el espíritu bohemio de Almería!

Alquila esta casa de campo en Vera

Casas rurales en Vera Playa

De pie sobre la suave arena blanca de la playa diriges la vista hacia el horizonte, donde el Mediterráneo se abraza a una colina rocosa con vegetación que parece entrar en el mar. Estás en Vera, uno de los mejores lugares de Andalucía para disfrutar de un espectacular clima, interminables arenales y un mar azul turquesa. Si duermes en una casa rural en la playa de Vera, tendrás al alcance de la mano el espectacular arenal de El Playazo, el más grande de la zona. Todo en esta playa te conquistará: la arena tostada, el agua transparente, las pintorescas y coloridas torres para los guardacostas y el accidentado paisaje que la rodea. Ah, y a tus espaldas tienes el paseo marítimo, perfecto para ver el cómo el sol se sumerge en el Mediterráneo desde una de las terrazas mientras degustas unas tapas. Otra de las playas imprescindibles de Vera es la de Quitapellejos, más tranquila y con un pinar al fondo. ¡Puro relax! También te recomendamos que te acerques a la playa de Puerto Rey, en la desembocadura del río Antas, con una preciosa laguna habitada por patos. Si eres de los que no pueden quedarse quietos en la arena, tampoco te aburrirás: en las limpias aguas de Vera puedes practicar deportes acuáticos de todo tipo, como buceo, surf o tablavela. En la playa de Vera tienes muchas opciones de alojamiento en casas rurales a pocos pasos del mar y con piscina, para que aproveches tus vacaciones al máximo. Además, desde aquí podrás acercarte en coche a otras playas imprescindibles de Almería, como la de Aguadulce, en Roquetas de Mar. Y no olvides que a solo una hora se encuentran el fascinante desierto de Tabernas y el cabo de Gata, un maravilloso parque natural mediterráneo con salinas, calas salvajes y pueblecitos pesqueros. ¿Te hemos convencido ya?

Reserva esta casa rural en la playa de Vera

Casas rurales en Vera Pueblo

La antigua villa de Vera está a solo siete kilómetros de las playas, pero notarás que tiene un ambiente más sosegado y tradicional. Sus calles empedradas conservan el encanto de décadas ya pasadas e invitan a pasear sin prisa. Algunos de sus monumentos más interesantes son construcciones religiosas, como el mirador y la ermita del Espíritu Santo, el convento de los Padres Mínimos o la iglesia de la Encarnación, construida como una fortaleza para defender la ciudad de los ataques de los piratas. También te resultará muy fácil encontrar las huellas de la civilización andalusí mientras callejeas: fíjate en la original fuente de los Cuatro Caños, por ejemplo, construida por los primeros habitantes árabes de la zona. En Vera Pueblo, dormirás cerca de todo lo que necesitas para disfrutar de tu escapada mediterránea, incluso de modernos campos de golf que podrás aprovechar en cualquier época del año. Y si quieres ir más allá, ponte al volante y conduce 20 minutos para descubrir Garrucha, un pueblo tradicional pesquero con una gastronomía exquisita. Otros lugares que merece la pena visitar desde Vera son Mojácar, un pintoresco pueblo situado sobre una colina con una original arquitectura árabe, y Villaricos, que puede presumir de uno de los paseos marítimos más atractivos del litoral. Ah, y si te alojas en una casa rural en Vera Pueblo, podrás comprar verduras de las huertas locales en el mercado tradicional de los sábados para elaborar tus propios platos, cuando te apetezca y olvidándote de los horarios. ¡Cena en el jardín de tu casa rural!