Cuatro destinos donde alquilar una casa rural en Huelva

La provincia de Huelva te asombrará con sus contrastes: escarpadas cumbres en sus parques naturales, dehesas de encinas, campos de viñedos que se pierden en el horizonte y, por supuesto, kilómetros de playas de arenas blancas y tostadas bañadas por el océano Atlántico. Pero además, esta provincia andaluza cuenta con un rico patrimonio histórico de pueblos milenarios. Las huellas de los imperios fenicio, romano y árabe en estas tierras aún son visibles en mezquitas, castillos y palacios. Ah, y no olvidemos que en Huelva puedes visitar algunos de los parajes naturales más bellos de España, como el Parque Nacional de Doñana o la Flecha del Rompido, una playa única en la costa andaluza. Inspírate con nuestra guía sobre Huelva, El Rompido, Islantilla y El Rocío para alquilar la casa rural de tus sueños. ¿Te lo vas a perder?

Reserva esta casa de campo en Huelva

Casas rurales en Huelva

La ciudad marinera de Huelva, con siglos de historia, se abre al Atlántico y conserva con orgullo su espíritu portuario. Descubre las historias que ocultan las fachadas de los centenarios conventos y palacios de la plaza de las Monjas, en el centro de la ciudad; después, acércate al enorme monumento a Cristóbal Colón, que rinde homenaje a este aventurero que recorrió la ciudad buscando apoyos para su viaje de descubrimiento. Sigue recorriendo la ruta colombina visitando el monasterio de Santa María de la Rábida, en Palos de la Frontera, un lugar lleno de historia que te emocionará. Para comprender la esencia de la Huelva actual, nada mejor que explorar el mercado del Carmen y elegir algunos de los productos típicos de la zona, como el famosísimo jamón de Jabugo, la mojama de atún o la gamba blanca. ¡Degústalos en tu casa rural cuando te apetezca! Para rematar un día redondo, pasea por el fascinante muelle de Riotinto y empápate de la historia minera de la ciudad. ¡Un plan perfecto!

Casas rurales en El Rompido

La joya natural de El Rompido es la playa de la Flecha, una espectacular lengua de arena que separa el Atlántico de las aguas del río Piedras. El mejor plan para disfrutar de la naturaleza de la costa onubense es pasar un día relajándote sobre la arena de la Flecha y, después, perderte por sus marismas observando el vuelo de las aves sobre los árboles. Si duermes en una casa rural en El Rompido, tendrás este oasis muy cerca y podrás disfrutar de relajantes cenas en tu propio jardín con piscina. ¡Un acierto seguro!

Alquila esta casa rural en El Rompido

Casas rurales en Islantilla

Paragraph: Islantilla, que abarca los pueblos costeros de Lepe e Isla Cristina, es un destino ideal para alquilar una casa rural cerca de la playa: ofrece a los viajeros todos los servicios que puedan necesitar, a la vez que permite disfrutar de un entorno natural perfectamente conservado. Si quieres ver en persona de dónde vienen los deliciosos ingredientes marinos de la gastronomía onubense, acércate a la lonja de Isla Cristina para asistir a la subasta del pescado. ¡Una experiencia única! Al caer el sol, dirígete al paseo marítimo de Isla Cristina para no perderte uno de los atardeceres más hermosos de Andalucía, un espectáculo en tonos naranjas y dorados que ha inspirado a numerosos poetas y artistas. Si te alojas en una casa rural en Islantilla, dormirás muy cerca del mar y los campos de golf de la zona. Ah, y, a solo una hora en coche, tendrás el paradisíaco Algarve portugués y la majestuosa ciudad de Sevilla. ¡Un plan perfecto!

Casas rurales en El Rocío

El Rocío es una pintoresca e histórica aldea en la que no encontrarás... asfalto. Y es que las calles están cubiertas de suave arena, para que los caballos que los vecinos emplean como medio de transporte troten cómodamente. Este pueblecito blanco es muy popular por su romería, que atraviesa el Parque Nacional de Doñana y congrega a miles de fieles venidos de todo el país. Pero El Rocío es mucho más: si te adentras en este rincón de Andalucía, te conquistará su tranquilidad, su ambiente familiar, los potrillos que pastan junto al agua de las marismas, su espíritu flamenco y los bosques de pinos de Doñana. Por supuesto, no puedes irte sin visitar la famosa ermita del Rocío, una gran construcción que te recordará a un típico cortijo blanco andaluz. ¡Un pueblo con mucho encanto!