Justo en el centro de la comarca de Liébana, la histórica villa de Potes y sus alrededores te esperan para que te adentres en su legado patrimonial y exquisita gastronomía, y para ello te proponemos también las mejores formas de hacerlo. ¡Sigue leyendo si quieres saber lo que te espera a las puertas de tu casa rural en Potes!

Todo lo que te espera en Potes

Los encantos arquitectónicos de esta villa a las puertas de los Picos de Europa, las maravillas naturales que la rodean y una arraigada tradición culinaria serán los encargados de que tus vacaciones rurales en Potes sean de máxima calidad. Unos días de calma en este pequeño tesoro cántabro que podrás disfrutar tanto en familia como en pareja, ¡y hasta con tu perro! Sigue leyendo y descubre por qué Potes es de visita obligada si andas por estas tierras:

La villa de los puentes y de las torres

En el punto de encuentro entre los ríos Deva y Quiviesa, Potes es uno de los pueblos más encantadores de Cantabria por el espectacular paisaje que lo rodea y por los tesoros que guarda. Cruza sus puentes hasta el casco antiguo medieval, donde parecerá estar viajando a tiempos pasados paseando por sus laberínticas callejuelas y calzadas, desde las que llegarás a la iglesia de San Vicente y sus valiosos retablos barrocos. No te pierdas tampoco la torre del Infantado, antigua cárcel de la villa, en lo alto del cual tendrás unas vistas impresionantes del pueblo, los ríos y las montañas que la rodean.

Unos alrededores de película

A muy poca distancia de Potes te esperan muchas más maravillas que admirar, como son el monasterio de Santo de Toribio de Liébana, que conserva el mayor fragmento que existe de la Cruz de Cristo; o la cueva de El Soplao, una joya geológica en la que te fascinarán las excéntricas formas y juegos de luces y sombras de su interior, una visita muy recomendable sobre todo si viajas con niños. Y ya que estás recorriendo la zona, atrévete a subir en teleférico hasta Fuente Dé, en el corazón de los Picos de Europa, y regálate un momento para contemplar las impresionantes vistas desde el espectacular mirador.

Reserva esta casa rural en Potes

Una gastronomía que quita el sentido

Estás en las fértiles tierras de la comarca de Liébana, donde abundan productos de primera calidad que dan paso a una riquísima cocina tradicional. No te costará encontrar un restaurante donde saborear un buen cocido lebaniego con sus verduras, legumbres y carnes de la tierra, un rico lechazo o sus típicos embutidos como el borono. El toque dulce lo pondrán los postres con un exquisito canónigo, y para que baje todo termina tu comida con un orujo de alquitara, muy popular en la zona. ¡Tesoros para tu paladar!

Las mejores formas de explorar la comarca de Liébana

Por la elección de tu destino rural podemos deducir que eres un amante de la naturaleza y los pueblos con historia. ¡Estupendo!, y es que desde tu casa rural en Potes podrás recorrer la villa y sus alrededores a pie, en bicicleta o en coche, según tus preferencias y las de tus acompañantes:

Rutas a pie

Si viajas con niños agradecerás el entorno natural de Potes, ya que existe una gran cantidad de rutas a pie que podrás emprender con toda la familia y empaparte de la naturaleza cántabra. Por ejemplo, la ruta de las ermitas, de dificultad baja y apta para niños, te llevará por algunas maravillas románicas de la zona como la Cueva Santa y la ermita de Sant Miguel. Una buena excusa para olvidarte del coche, hacer ejercicio en familia y recorrer la comarca.

Rutas en bicicleta

Si eres un amante del deporte y te apetece desconectar con una sesión de BTT, en Potes confluyen una serie de rutas de ciclismo de diferentes distancias y niveles por las que podrás practicar esta actividad al mismo tiempo que recorres la región a través de sus verdes paisajes y encantadores pueblos. ¡Desconecta pedaleando!

Rutas en coche

Potes se encuentra en el epicentro de los cuatro valles de la comarca lebaniega, y desde él parten carreteras que te conducirán hasta algunos de los pueblos más pintorescos de la región, como Mogrovejo y Bejes, y por las que podrás llegar a los mejores miradores, como el de Santa Catalina, desde el que disfrutarás de unas fantásticas vistas del desfiladero de la Hermida. ¡Una opción genial para viajar cómodamente y no perderte nada!

Reserva este alojamiento rural en Potes