El placer de descubrir Álava desde tu casa rural

Álava es la más singular de las provincias vascas. Así lo demuestran su pluralidad de paisajes y monumentos históricos, y una gastronomía que marida de forma excepcional con los exquisitos vinos que nacen en estas tierras. Si eres de los que saben disfrutar de los placeres de la vida, Álava será tu destino ideal para unas vacaciones rurales únicas.

Un paraíso natural en el que perderse

Cuando descubras los parajes de cuento que atesora la provincia de Álava, entenderás por qué este pedacito del País Vasco es el paraíso de toda alma senderista y un lugar perfecto donde disfrutar de unas vacaciones rurales, ya sea en familia, en pareja o en solitario. ¡Reserva tu casa rural y deja que Álava abra todos tus sentidos!

Entre parques naturales

Una de las mejores maneras de explorar la magia de estas tierras es a través de los senderos que recorren sus parques naturales. Adéntrate en los bosques de los valles y montañas del parque natural de Izki, donde lo único que escucharás será el murmullo de sus ríos; o piérdete por la gran cantidad de ecosistemas que alberga el parque natural de Valderejo, desde cuyas cumbres tendrás unas vistas espectaculares y donde darás fe de su riqueza de fauna y flora. ¡No puedes perdértelo si te consideras un amante de la naturaleza!

Desde parajes únicos

Los caprichos de la naturaleza han dejado su huella en Álava en forma de singulares paisajes que no encontrarás en ningún otro punto del país. Entre los más impresionantes cuentan la sierra Salvada, una imponente muralla natural por la que se lanza el salto del Nervión, un espectáculo que podrás divisar desde un mirador en época de lluvias. Y en parajes como el lago de Caicedo-Yuso o los humedales de Laguardia serás testimonio de una extraordinaria biodiversidad que hace de estos lares un espacio único para algunas de las especies más inusuales. Un plan de lo más gratificante, ¡sobre todo si viajas con niños!

Reserva esta casa rural en Álava

Un viaje a través de la historia

En tierras alavesas han confluido una gran cantidad de pueblos y culturas, que a lo largo de los años han ido dejando monumentos históricos para que tú redescubras la memoria de esta provincia. ¡A las puertas de tu alojamiento rural en Álava te espera un trepidante viaje a tiempos pasados!

El legado arqueológico

Paseando por el yacimiento arqueológico de Iruña-Veleia volverás a la Edad del Bronce, cuando los indígenas poblaron por primera vez este suelo, dando paso más adelante a las grandes domus que configuraron una importante ciudad romana. En lugares como el castro de Henaio y el poblado de la Hoya también podrás hacerte una clara idea de cómo era la vida en la provincia en tiempos inmemoriales. Una manera muy didáctica de conocer el presente alavés a través de su pasado.

La herencia arquitectónica

La grandeza de la Edad Media también ha quedado registrada en Álava en forma de conjuntos monumentales de un gran valor histórico que harán las delicias de grandes y pequeños durante tus vacaciones rurales en la provincia. Algunos de los más cautivadores son la villa medieval de Antoñana, con sus callejas, sus edificios y su muralla medievales; y las fortificaciones y castillos de defensa repartidos por el territorio, como el de Portilla (representado en el escudo de Álava) y el de Lanos de Ocio. ¡Déjate seducir por la legendaria historia alavesa!

Reserva esta casa rural en Álava

Placeres gastronómicos

Si has alquilado una casa rural en Álava dispuesto a explorar la provincia, ¡no dejes de hacerlo también desde la mesa! Y es que la comarca de Rioja Alavesa tiene guardadas para ti algunas de las mejores experiencias vinícolas y gastronómicas del país, para que saborees estas tierras rodeado de un entorno bucólico sin igual. ¿Listo para sorprender a tu paladar?

El vino como protagonista

La estrella indiscutible de la Rioja Alavesa son los excelentes vinos que nacen en las bodegas de esta comarca. Siguiendo la ruta del vino disfrutarás saboreando la bebida de los dioses al mismo tiempo que vives experiencias únicas relacionadas con el enoturismo, todo ello rodeado de los interminables viñedos que tanto caracterizan la zona. ¿Se te ocurre mejor forma de brindar por unas fantásticas vacaciones rurales?

Álava en tu plato

El arte de la buena mesa está muy arraigado en la cultura alavesa, dando paso a una gastronomía exquisita que no puedes dejar de probar a tu paso por Álava. Productos autóctonos de una gran calidad como el aceite de oliva virgen extra de la variedad Arróniz, la patata alavesa y sus sabrosas carnes dan lugar a platos tan auténticos como las famosas patatas con chorizo a la riojana y el cordero lechal asado entre muchos otros, todos ellos maridados con los deliciosos vinos de Rioja Alavesa. ¡Para que saborees Álava desde la mesa!