Cinco destinos para alquilar una casa rural en La Coruña

Te presentamos las mejores ideas para alquilar la casa rural de tus sueños en La Coruña. ¿Aún no conoces la ciudad de La Coruña? Descubre su espíritu popular, animado, monumental e histórico. ¿Prefieres empaparte del paisaje? Alójate en la villa costera de Arteixo o en el municipio de Paderne, en un entorno privilegiado muy cerca del mar y de frondosos bosques. Alójate en una casa rural en Carballo para disfrutar a tu aire de los mejores paisajes del litoral gallego o en Bergondo, en plena ría de Betanzos.

Casas rurales en La Coruña

El corazón de La Coruña es sin duda la plaza de María Pita, reconocible por los bajos porticados de los edificios y por el modernista Palacio Municipal que la domina. Busca una mesa en una de las terrazas y empápate de su arquitectura y ambiente. Sigue tu recorrido visitando el símbolo de la ciudad: la misteriosa Torre de Hércules. Esta construcción es el faro romano más antiguo del mundo, además del protagonista de numerosas leyendas transmitidas de generación en generación. Desde aquí, recorre el paseo marítimo que transcurre entre playas y acantilados hasta llegar al Castillo de San Antón, situado en la bahía de La Coruña. ¿Quieres poner un broche de oro a tu día? Elige una de las tabernas que ofrecen los platos tradicionales de la ciudad y prueba sus dos manjares más famosos: el pulpo y el marisco. Después, regresa a la tranquilidad de tu casa rural y relájate en tu terraza o jardín privado alejado de los ruidos urbanos. ¡Todo un lujo!

Casas rurales cerca de La Coruña

Si quieres combinar lo mejor de la ciudad de La Coruña y la naturaleza, te recomendamos que alquiles una casa rural en uno de los pueblos de los alrededores. En una casa de piedra blanca o una coqueta construcción de madera, con un sombreado jardín o una terraza con vistas... ¡Sigue leyendo para planear tus vacaciones en Arteixo, Carballo, Bergondo o Paderne!

Reserva esta casa rural en La Coruña

Casas rurales en Arteixo

A menos de media hora en coche desde La Coruña encontramos la villa costera de Arteixo. Estamos muy cerca de la Costa da Morte y el paisaje lo delata... Solitarias playas en las que la vegetación casi alcanza el mar azul profundo, acantilados sobre un oleaje incesante, ríos transparentes... En Arteixo no solo puedes disfrutar del agua del mar, también puedes visitar su balneario del siglo XVIII, un oasis en el que dedicarte unas horas a ti mismo. Los amantes del surf tienen un paraíso en la ventosa playa de Barrañán, un arenal con hermosas dunas de arena blanca que conserva su espíritu salvaje. Si quieres empaparte de la naturaleza gallega y tener todo lo que puedas necesitar muy cerca, te recomendamos que te alojes en una casa rural en Arteixo con jardín. ¡Desayuna con vistas a las montañas!

Casas rurales en Carballo

Las calles del tranquilo pueblecito de Carballo van llenándose de atareados vecinos con el paso de las horas. Únete a ellos y pasea por las calles del centro histórico para recorrer el pueblo casi sin darte cuenta. Olvídate de las prisas y tómate algo en una de sus terrazas antes de dirigirte al interesante Museo de Bergantiños, dedicado a la historia y las tradiciones de la región. Pasea por la playa de Razo, un extenso arenal que abraza el Atlántico, o dirígete a la laguna de Baldaio, un fascinante paisaje que solo podrías encontrar en las Rías Altas. ¡Desconectarás!

Alquila este alojamiento rural cerca de Carballo

Casas rurales en Bergondo

En plena Comarca das Mariñas, llamada así por sus marismas, y a solo 20 minutos en coche desde La Coruña, encontramos Bergondo. Admira la sosegada vista desde la ribera, con el espectacular puente del Pedrido de fondo, y descubre sus históricos pazos e iglesias. Si te gusta desayunar y cenar al aire libre o sueñas con refrescarte en una piscina privada rodeada de un paisaje típicamente gallego, no lo pienses más: alquila una casa rural en Bergondo y disfruta de unos días de relax total.

Casas rurales en Paderne

¿Sueñas con desconectar de todo? ¿Qué te parecería dormir en una finca tradicional gallega con piscina y barbacoa? Puedes hacer tu sueño realidad alquilando una casa rural en Paderne, a solo media hora de La Coruña en coche. Pasea por sus tranquilas playas salpicadas de rocas cuyo color oscuro contrasta con el tono blanco de la arena. El río Mandeo atraviesa el pueblecito creando unas riberas con rocas cubiertas de musgo, refrescantes piscinas naturales y pequeñas cascadas que te enamorarán. ¡Un paisaje de cuento!