5 pueblos para alojarse en casas rurales en Mallorca

Ya lo dijeron unos sabios: será maravilloso viajar hasta Mallorca. Y es que una isla con esas playas, esas cuevas y esa sierra de Tramontana, que es Patrimonio de la Humanidad, tiene que visitarse, como mínimo, una vez en la vida. Mallorca, la isla más extensa del archipiélago balear y también de toda España, es el destino ideal para cualquier época del año, y es que permite disfrutar tanto del turismo de sol y playa como del turismo cultural y de montaña. Hablando de montaña, debes saber que el alquiler de casas rurales en Mallorca es de lo más popular gracias al auge del agroturismo. ¡Sigue leyendo para saber más!

Agroturismo en Mallorca

El agroturismo es un tipo de turismo que se lleva a cabo en una casa rural y que brinda la oportunidad de participar de forma activa en las actividades agrícolas, como pueden ser trabajar el huerto, llevar a pastar a los animales, etc. ¿Te imaginas dejar atrás el ajetreo de la ciudad durante unos días y alojarte en una casa rural en Mallorca para conectar con la naturaleza? ¿O a tus hijos, aprendiendo y jugando con los animalitos? Con el alquiler de una casa rural en Mallorca, ¡es posible!

Casas rurales en Mallorca

Como te decíamos antes, Mallorca es una isla muy grande. ¿Dónde es mejor hospedarse para disfrutar de unos días de desconexión? A continuación, te proponemos una serie de municipios que no te querrás perder.

Casas rurales en Campos

En el municipio mallorquín de Campos, en el sur de la isla, se encuentra el único balneario de aguas termales de todas las islas Baleares: los baños de Sant Joan de la Font Santa. ¿Cómo resistirse a unos días de relax? Campos también destaca por sus yacimientos arqueológicos, así como por la emblemática playa de Es Trenc, de arena blanca y aguas turquesa. ¡Reserva tu casa rural en Campos y disfruta de todo esto y mucho más!

Reserva esta casa rural en Campos, Mallorca

Casas rurales en Santanyí

Santanyí es el municipio más meridional de toda la isla de Mallorca. Destaca, entre otras cosas, por el espectacular parque natural de Mondragó, un área protegida de 785 hectáreas de extensión en la que podrás recorrer varios itinerarios para poder admirar su flora y su fauna. Y si eres más de playa que de montaña, nada como un buen baño en cala Figuera o cala Santanyí. Con una casa rural en Santanyí, tendrás todos estos atractivos a tu alcance.

Casas rurales en Felanitx

Felanitx, en el sureste de la isla, es un municipio que puede presumir de contar con una buena batería de playas y calas: ¡tiene un total de siete! Aunque las hay más y menos frecuentadas, podemos recomendarte, por ejemplo, cala Brafi, rodeada de rocas en un entorno virgen y con una afluencia de bañistas bastante baja. En el apartado arquitectónico del municipio destaca el castillo de Santueri, construido sobre las ruinas de una fortificación árabe.

Casas rurales en Lloseta

Lloseta, en el noroeste de Mallorca, es otro municipio ideal para alquilar una casa rural. Se encuentra al sur de la sierra de Tramontana y es conocido por albergar la Mare de Déu de Lloseta, una talla de madera del siglo XII, la más antigua de la isla. Esta se encuentra en el oratorio del Cocó, una bonita ermita enclavada en un entorno natural espectacular. Además, desde tu casa rural en Lloseta podrás practicar varias rutas por la sierra, tanto a pie como en bici.

Reserva ya esta casa rural en Lloseta, Mallorca

Casas rurales en Manacor

Por último, Manacor, en la zona este de la isla, tampoco te defraudará si decides alquilar una casa rural allí. Cuenta con la friolera de 19 calas, aunque, con una temperatura media de casi 23 grados durante los meses de entre junio y septiembre, está claro que frío no vas a pasar. Eso sí, ¡te faltarán días para visitarlas todas! Y eso no es todo, pues también merecen la pena otros atractivos como las cuevas dels Hams o el Museo de Historia de Manacor, instalado en una casa señorial del siglo XIV.