Vive la arquitectura mudéjar con una casa rural en Teruel

Teruel es conocida a nivel mundial por tres cosas: por su gran cantidad de arquitectura mudéjar, por ser la ciudad del amor y por ser cuna de dinosaurios. Sí, has leído bien, y alquilando una casa rural en Teruel también te acercarás al extraordinario mundo de los dinosaurios con Dinópolis, un parque temático paleontológico apasionante para niños y no tan niños. ¿La ciudad del amor? Ya lo decían en el siglo XIII con Los amantes de Teruel. Y, todo esto, en un entorno repleto de huellas de estilo mudéjar en perfecto estado de conservación. Todo un regalo para la vista y los sentidos, vaya.

Siente la historia con una casa rural en Teruel capital

Reserva esta casa rural en Teruel

Nada más llegar a la ciudad de Teruel, lo primero que te dará la bienvenida será la maravillosa Escalinata, una construcción de estilo neomudéjar del siglo XX que te dejará sin palabras y que es una forma inmejorable de comenzar una visita. Si continúas tu paseo, pronto te toparás con la catedral de Santa María, que aconsejamos visitar también por dentro para ver el techo de madera mudéjar de 32 metros de largo, decorado hasta el último centímetro. Tampoco pasarás por alto la preciosa torre de El Salvador, que probablemente conforma la imagen más representativa de esta histórica ciudad. Como ves, alquilar una casa rural en Teruel es siempre una buena idea.

Alquila tu casa rural en Teruel y conoce sus famosos pueblos

Si por algo es conocida esta provincia es por la cantidad de pueblos de primer nivel que se pueden visitar, lo que hace que alquilar casas rurales cerca de Teruel sea siempre un acierto. Es imposible hablar de todos los pueblos que merecen la pena, pero vamos a quedarnos con ejemplos como el de Valdelinares, que es el pueblo más alto de la Península y cuenta con un precioso casco urbano y una estación de esquí alucinante justo al lado. Otros pueblos imprescindibles son Albarracín, con su espectacular muralla de la Edad Media, y Mora de Rubielos, con su maravilloso castillo.

Recorre la muralla de Albarracín con tu casa rural en Teruel

Reserva esta casa rural en Albarracín

¿Un castillo y un yacimiento de la época medieval en pleno casco histórico? Eso y mucho más puedes encontrar alquilando una casa rural en Teruel, concretamente en Albarracín, uno de los pueblos más famosos de Aragón. Sorpréndete con su enorme e intacta muralla, que data de la Edad Media y que protegía al pueblo y su castillo del Andador. La cantidad de monumentos que esconde este pueblo es inusual para su tamaño: además de contar con una bonita catedral del siglo XVI situada en lo más alto del pueblo, sus calles están repletas de mansiones señoriales en muy buen estado de conservación que te permitirán sumergirte en cómo era la vida hace unos cuantos siglos.

Una casa rural en Mora de Rubielos: descubre su castillo

Al este de la provincia de Teruel se encuentra otro de sus pueblos con encanto de parada obligatoria: Mora de Rubielos. Alquilando una casa rural en Mora de Rubielos tendrás a tu alcance su impresionante castillo del siglo XII. De origen musulmán y conquistada por Alfonso II, esta fortaleza ha presenciado y sufrido muchas de las luchas entre los reinos de Castilla y Aragón. A unos pocos metros te encontrarás con la antigua colegiata de Santa María, un monumento que data de la Baja Edad Media y que bien merece una visita tanto por su exterior como por su interior.

Respira aire fresco desde una casa rural en Valdelinares

Reserva este alojamiento muy cerca de Valdelinares

Si te apasionan la montaña y el esquí, alquilando una casa rural en Valdelinares acertarás de pleno. ¿Buscas un lugar tranquilo y apacible para deshacerte del estrés diario? Esta localidad rodeada de montañas te ofrecerá una escapada perfecta, ya que pasear por sus calles hará que te sientas como en un pueblo de película, sobre todo en época de nieve. Este municipio es el pueblo más alto de toda la Península, por lo que podrás llenar tus pulmones de aire fresco a 2000 metros de altitud. Además, es un destino ideal para practicar deportes de invierno, ya que está muy cerca de la estación de esquí que lleva su nombre. ¿Qué más se puede pedir? ¿Ya te estás imaginando lo fantástica que sería una escapada a esta provincia? ¡Pues deja de soñar y empieza a buscar tu casa rural en Teruel! Seguro que volverás con las pilas cargadas y ganas de repetir.