Descubre Gerona alquilando una casa rural en la Costa Brava

El norte del Mediterráneo español tiene unas características muy diferentes a las de las zonas más al sur, con paisajes únicos que hacen que la montaña y el mar se unan, lo que nos regala una naturaleza impresionante que parece sacada de una postal. Alquilar una casa rural en la Costa Brava es una experiencia natural y cultural única, con preciosas calas que parecen esconderse entre las rocas y pueblos costeros que mantienen intacta su esencia pesquera. ¿Te animas a conocer una de las costas más bonitas de España?

Alquila una casa rural en la Costa Brava y conoce sus calas

A todo el que piensa en esta zona le vienen a la cabeza sus maravillosas playas, y alquilar una casa rural en la Costa Brava desplegará ante ti un sinfín de posibilidades para descubrir sus calas más idílicas. Algunas de las más conocidas son la cala de Illa Roja, con su enorme roca de tonos rojizos, la cala Montjoi, perfecta para hacer esnórquel, o la cala de Sa Futadera, una de las más salvajes de toda la Costa Brava cuyas aguas turquesas y su paisaje de pinos la convierten en un espectáculo irreal. Pero lo mejor será que cojas el coche, vayas recorriendo la costa y descubras por tu cuenta todos los tesoros que esconde esta zona.

Reserva ya este alojamiento rural en la Costa Brava

Pueblos para visitar desde tu casa rural en la Costa Brava

La Costa Brava es conocida internacionalmente por sus playas paradisiacas y con cierto estilo salvaje, pero sus pueblos no tienen nada que envidiarles en cuanto a belleza. Alquilar una casa rural en la Costa Brava te permitirá conocer a fondo pueblos fascinantes, entre los que no pueden faltar Calella de Palafrugell, con sus casas blancas y sus calles estrechas, donde se respira un aire marinero por todas partes, Tossa de Mar, uno de los más conocidos y de los que más ambiente tienen, o Figueres, un rincón donde Dalí dejó su impronta y donde podrás visitar un Teatro-Museo dedicado enteramente al pintor.

Viaja en el tiempo alquilando una casa rural en Pals

¿Te gustan los pueblos en los que parece que el tiempo se ha detenido? Alquilar una casa rural en Pals es todo un regalo para los amantes de la arquitectura medieval, ya que pocos pueblos han conservado tan bien la historia y el patrimonio como este bonito municipio catalán. Declarado Sitio de Interés Histórico en 1973, Pals conserva un casco histórico construido íntegramente en piedra, con numerosos arcos y balcones con flores que dan vida a cada rincón. Y, por si todos estos atractivos fueran poco, cuenta también con una extensa playa de arena blanca situada a solo tres kilómetros del pueblo. La combinación perfecta entre historia y relajación.

Reserva ya este alojamiento rural en la Costa Brava

Alquila una casa rural en Cadaqués, el preferido de Dalí

Considerado por muchos como el pueblo más bonito de España, Cadaqués es uno de esos destinos que no defrauda a nadie, no solo por su belleza y su inmejorable ubicación, sino porque conserva un patrimonio de gran valor, entre el que se encuentra la casa del mismísimo Salvador Dalí, quien lo consideraba el pueblo más bonito del mundo. Desde tu casa rural en Cadaqués podrás disfrutar de todos sus monumentos, como su increíble iglesia de Santa María, situada en lo más alto del pueblo, y de sus estrechas calles blancas repletas de flores. Sin duda, el lugar donde vivió Dalí no puede faltar en tus planes.

Alquila una casa rural en Begur, un pueblo de película

Entre un precioso castillo y unas playas de ensueño se encuentra el pueblo de Begur, un pequeño municipio que atesora con esmero sus costumbres y su patrimonio. Alquilar una casa rural en Begur es un plan que no falla. Lo primero que llamará tu atención son sus torres de vigilancia de piedra del siglo XVI, construidas para proteger el pueblo de piratas. Entre sus calles encontrarás casas señoriales de indianos y fachadas muy variopintas, ya que hay zonas donde reina el colorido y otras donde solo está presente el color de la piedra. Otra actividad que no te puedes perder es subir andando a su castillo, ya que es tan interesante la llegada como el propio camino de ascenso.

Reserva ya este alojamiento en la Costa Brava

Historia a raudales, monumentos de todas las épocas y de distintos estilos, pueblos pesqueros llenos de paz y calas que enamoran a primera vista. ¿Todo listo para una escapada rural para conocer en profundidad la Costa Brava?