Una casa rural en Aínsa, una escapada sin igual

¿Quién no ha soñado con pasar unos días en uno de esos pueblos que parecen arrancados de la época medieval y que, por si fuera poco, están rodeados de maravillosas montañas? Pues esos lugares existen, y Aínsa es uno de ellos. Situado en la comarca de Sobrarbe, en la provincia de Huesca, su ubicación privilegiada a los pies del Pirineo aragonés convierte a este pueblo en un escenario de película, una belleza que se ve aún más ensalzada por sus tradicionales construcciones en piedra con siglos de historia. Lo dicho: si buscas un destino de postal, una casa rural en Aínsa será todo un acierto.

Tu casa rural en Aínsa: los encantos del pueblo

Reserva esta casa rural cerca de Aínsa

Prepárate para unos días que jamás conseguirás borrar de tu memoria. ¿Qué pensarías si te decimos que el casco histórico medieval de Aínsa fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1965 y que el pueblo está incluido en la lista de los más bonitos de España? En principio, promete, ¿verdad? Cualquier paseo que des nada más salir de tu casa rural en Aínsa bastará para que te hagas una idea de los encantos del pueblo, pero te recomendamos que no te pierdas el castillo-fortaleza, donde destaca la Torre del Homenaje y cuya única entrada da a la enorme y encantadora plaza Mayor del pueblo, llena de soportales.

Museos y monumentos imprescindibles en Aínsa

Una vez que ya hayas visitado el castillo y la plaza, deberás seguir tachando de tu lista los infinitos atractivos de este pueblo. La conocida iglesia de Santa María te dará la bienvenida cuando te vayas acercando en coche a tu casa rural en Aínsa, ya que su torre sobresale entre las casas del casco histórico. ¿Te interesan las diferentes culturas que han vivido en España a lo largo de los siglos? Pues no te olvides de visitar el mikvé, los baños judíos encontrados en el año 2015. Y si te gusta visitar museos, te encantarán el museo de oficios y artes tradicionales y el museo de alfarería tradicional aragonesa. A las afueras del pueblo, acuérdate de visitar la cruz cubierta.

La impresionante naturaleza que rodea tu casa rural en Aínsa

Reserva esta casa rural cerca de Aínsa

Como decíamos al comienzo del artículo, la espléndida ubicación de Aínsa convierte a esta villa medieval en todo un lujo para los amantes de la naturaleza. El propio pueblo está enclavado en la confluencia de los ríos Cinca y Ara, y tu casa rural en Aínsa estará rodeada de varios parques naturales que ofrecen infinidad de planes y atractivos naturales. Al norte encontrarás el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, en pleno Pirineo oscense; al sur, el parque natural de la Sierra y Cañones de Guara, con infinitas formaciones kársticas y paisajes moldeados por el efecto del agua; y al noreste, el parque natural de Posets-Maladeta, con muchos de los picos más altos de España.

Practica turismo activo desde tu casa rural en Aínsa

Con tanta naturaleza a su alrededor, era de esperar que una casa rural en Aínsa fuera el punto de partida perfecto para practicar todo tipo de deportes al aire libre. Partiendo de los alrededores del pueblo encontrarás varias rutas de senderismo de diferentes niveles, mientras que en los parques naturales y en el parque nacional tendrás acceso a multitud de deportes de aventura, como barranquismo, rafting, rutas en bicicleta, espeleología, canoa, esquí alpino… La lista sería casi infinita, así que ¿por qué no te animas a descubrirlos por tu cuenta?

Pueblos cercanos a tu casa rural en Aínsa

Alquila este alojamiento rural cerca de Aínsa

Si tu viaje a una casa rural en Aínsa dura varios días y quieres conocer algunos de los otros pueblos con encanto que encontrarás a solo unos kilómetros de tu alojamiento, te contamos cuáles son los que no te puedes perder. En la misma comarca de Sobrarbe, Torla-Ordesa, puerta de entrada al parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, es muy recomendable. También el pequeño pueblo de Abizanda y su castillo, o Boltaña con sus pozas de San Martín, serán un buen plan al que dedicarle un día de tu escapada. Y si tienes tiempo y ganas de más, Jaca, Alquézar o Bielsa te convencerán para que vuelvas a redescubrir esta zona una y otra vez. Un solo artículo no puede abarcar toda la inmensidad de Aínsa y sus alrededores. La única y la mejor forma de conocer a fondo todos los rincones que ofrece esta zona es alquilando una casa rural en Aínsa y comenzando a explorarlo todo por tu cuenta. ¿Te animas?