Date un baño de vida alquilando casas rurales en Alicante

La costa mediterránea es una de las zonas con más tirón de España y de Europa, y Alicante está situada en la columna vertebral de este paraíso. Además de ser un atractivo para quienes buscan sol y playas infinitas, alquilar una casa rural en Alicante te permitirá descubrir numerosos municipios con tanto o más encanto que la propia capital, como es el caso de Benidorm, Calpe o Denia, destinos turísticos de primera categoría que pueden presumir de disfrutar de más de 300 días de sol al año. ¿Qué más se puede pedir para una escapada?

Conoce la capital alquilando casas rurales en Alicante

Reserva este alojamiento en San Fulgencio, Alicante

¿Quieres diversión al máximo? Alquilar casas rurales cerca de Alicante te permitirá acercarte a una ciudad llena de vida, pero también repleta de atractivos que bien merecen una visita, como es el caso del castillo de Santa Bárbara del siglo IX, situado en el monte Benacantil, desde donde podrás contemplar la mejor vista de Alicante. Una vez en la ciudad, no puedes perderte el famoso barrio de Santa Cruz, una maraña de casitas blancas con toques de color de estilo mediterráneo, entre las que se encuentra la iglesia más importante de la ciudad: la concatedral de San Nicolás. En Alicante hay una infinidad de actividades para hacer, pero si no te acabas de decidir, lo que no te puedes perder es su precioso paseo marítimo, especialmente al atardecer.

Pueblos que visitar desde nuestras casas rurales en Alicante

Si por algo destaca la provincia de Alicante es por ofrecer un sinfín de pueblos y ciudades muy bien preparados para el turismo. Acertar con una de nuestras casas rurales en Alicante es muy sencillo, ya que cada rincón es digno de visitar y siempre tienes otros pueblos muy cerca para hacer pequeñas escapadas. Entre los pueblos con más encanto están Jalón, con su preciosa iglesia de Santa María, Altea y su encantador casco antiguo blanco, o Torrevieja y sus extensas playas. Elijas el que elijas, que no te quepa duda de que podrás disfrutar de jornadas veraniegas en casi cualquier época del año, lo que es todo un lujo para descubrir todos y cada uno de los tesoros de Alicante.

Casa rural en Moraira: el último escondite

Alquila este alojamiento en Novelda, Alicante

Alquilar una casa rural en Moraira es una de esas cosas que hay que hacer alguna vez en la vida. Se trata de uno de los pueblos más pequeños de la Costa Blanca y, a pesar de su crecimiento en los últimos años, ha sabido mantener su fantástico entorno prácticamente intacto. Moraira es un lugar en el que podrás desconectar por completo mientras disfrutas del Mediterráneo. Pero no solo el entorno y las vistas son impresionantes; te gustará saber que el municipio cuenta además con un castillo del siglo XVIII y con la torre vigía de carácter defensivo del Cap d'Or, construida en pleno acantilado y con once metros de altura. ¿Todo a punto para un viaje inolvidable?

Alquila una casa rural en Altea y relájate por su puerto

¿Te gustan los pueblos pesqueros? Altea es uno de esos destinos que te enriquecen por dentro, ya que mezclan tradición y modernidad a partes iguales. Con una cultura pesquera muy arraigada en sus gentes, dar un paseo por su puerto será una experiencia relajante y placentera. Pero alquilar una casa rural en Altea no solo te acercará al mar Mediterráneo; el pueblo tiene también un casco histórico muy rico y variado, donde podrás visitar, por ejemplo, la iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, con la cúpula del Mediterráneo. Si continúas caminando, llegarás a una preciosa plaza desde donde se ve todo Altea, una experiencia que seguro que recordarás para siempre.

Una casa rural en Benissa: un regalo para los sentidos

Alquila este alojamiento en Benissa

Benissa es una ciudad ideal para pasear sin mapas ni horarios. Alquilando una casa rural en Benissa disfrutarás de maravillosas playas y calas, como la playa Fustera o la cala Pinets, donde además de darte un refrescante baño podrás practicar distintos deportes acuáticos. Para dar un paseo con unas vistas mágicas, busca el paseo ecológico, una preciosa ruta por el litoral. Y si lo que buscas es turismo cultural, piérdete por su casco antiguo medieval y visita monumentos como la parroquia de la Puríssima Xiqueta y San Pedro Apóstol, una iglesia de estilo neogótico que destaca por la belleza de su cimborrio central, o la casa museo Abargues Benissa, que muestra la vida pudiente en el siglo XVIII. Empieza ya a buscar entre nuestras casas rurales en la provincia de Alicante y atrévete a descubrir por tu cuenta la magia que esconde su territorio. Alicante te estará esperando con los brazos abiertos.