Cuenca capital es famosa por su encanto y por monumentos tan emblemáticos como las Casas Colgantes. Sin embargo, esta vez te proponemos un plan diferente para tus próximas vacaciones. ¿Se te ocurre algo mejor que relajarte en el ambiente tranquilo de alguno de los pueblos más bonitos de la provincia? Olvídate de las preocupaciones y vive un viaje tan especial como las sorpresas que te esperan en estos pueblos. Y para una estancia perfecta, te recomendamos que busques una casa rural en Cuenca para disfrutar de tus vacaciones a tu aire.

Casas rurales en Alarcón

Alarcón es un pequeño pueblo lleno de tesoros. Se encuentra en lo alto de un promontorio sobre el río Júcar, coronado por un imponente castillo. En su origen fue una fortaleza musulmana construida en el siglo VIII, pero durante la época cristiana se amplió y se reforzó. Además, en el pueblo se halla un gran número de edificios de interés artístico, como la iglesia de San Juan Bautista, que alberga unas impresionantes pinturas murales. ¿Te lo vas a perder?

Casas rurales en Belmonte

Belmonte posee muchas riquezas culturales y naturales, pero este pequeño pueblo manchego destaca por dos edificios en concreto. El primero es la colegiata de San Bartolomé, un templo gótico que se asienta sobre los restos de una antigua iglesia visigoda del siglo V. El segundo es el castillo, que data del siglo XV y es de estilo gótico-mudéjar. ¡No olvides fijarte en los artesonados mudéjares!

Reserva ya esta casa rural en Villar de la Encina

Casas rurales en Uclés

Uclés es un pueblo lleno de historia, tal y como atestiguan los numerosos restos que pueblan sus calles. El más importante es el castillo, que en realidad fue una fortaleza árabe cuyo origen se remonta al siglo IX. De esta fortaleza solo se conservan las murallas y tres torres, puesto que se destruyó parcialmente en el siglo XVI para construir el actual monasterio católico. Cerca del pueblo también podrás ver restos de épocas anteriores, como una necrópolis romana o un ara votiva dedicada a un dios celtíbero.

Casas rurales en Mota del Cuervo

Mota del Cuervo, debido a su emplazamiento, recibe el nombre de "el balcón de La Mancha", ya que se halla a los pies de una colina desde la que se ven las tierras de la zona. Además, en la cima encontrarás el atractivo más emblemático del pueblo: los siete molinos de estilo tradicional que vigilan el pueblo que se alza a sus pies. Eso sí, solo uno de ellos es original, pues los demás se reconstruyeron utilizándolo como modelo. Asimismo, Mota del Cuervo forma parte de la Ruta de Don Quijote, así que estos molinos seguro que te harán sentir parte de las aventuras del famoso hidalgo.

Alquila ahora este alojamiento rural en Mota del Cuervo

Si después de leer esta lista aún no te has convencido de que Cuenca es un destino fantástico para tus próximas vacaciones, recuerda que nos hemos dejado fuera muchos pueblos igualmente sorprendentes. Así pues, te recomendamos que aproveches la oportunidad y explores la provincia a tu ritmo. ¡Seguro que te encantará desconectar y relajarte en el entorno rural de Don Quijote!