Alquiler vacacional en Oria: todos los alquileres de vacaciones

Opiniones recientes

  • Encantadora casita
    5 de 5

    Estuvimos en la Casa al Revés, acogedora y con una decoración muy divertida, todo muy limpio y cuidado hasta el más mínimo detalle. Nuestra estancia fue breve, de sólo 2 noches, y tuvimos la mala suerte de sufrir nada más llegar una avería en el impresionante jacuzzi de la casita. En todo momento la dueña, Antonia, se desvivió por solucionar el problema, pero como resultó imposible, nos permitió usar también otra casita, en la cuál disfrutamos muchísimo el jacuzzi con nuestra pequeña Gema, y nos compensó con una noche más, que por problemas nuestros de agenda ha quedado pendiente. También tienen una fantástica piscina muy bien cuidada con unas espectaculares vistas a la sierra, qué también hemos usado bastante por el calor de la época en la que hemos ido. Nuestra única pega es que nos quedamos con las ganas de probar el menú del restaurante de Antonia ( que también resulta ser el único del pueblo) del que otros clientes tan bien han opinado, ya que cerraban justo los días que fuimos, o de tomarnos alguna tapa en el bar del pueblo (que también es el único y tuvimos la mala suerte de encontrarlo cerrado). En definitiva, a todos los viajeros recomendamos este precioso cortijo por su encanto y por la amabilidad y simpatía de Antonia y Claudia (hasta la perrita Cuqui resultó ser simpática y nuestro perro Noah quedó prendado de ella), pero sobre todo por la profesionalidad que han demostrado. Un fuerte abrazo y esperamos volver pronto para probar vuestra apetecible carta.

    Fecha de la estancia: Jul 2016
  • Encantadora casita
    5 de 5

    Estuvimos en la Casa al Revés, acogedora y con una decoración muy divertida, todo muy limpio y cuidado hasta el más mínimo detalle. Nuestra estancia fue breve, de sólo 2 noches, y tuvimos la mala suerte de sufrir nada más llegar una avería en el impresionante jacuzzi de la casita. En todo momento la dueña, Antonia, se desvivió por solucionar el problema, pero como resultó imposible, nos permitió usar también otra casita, en la cuál disfrutamos muchísimo el jacuzzi con nuestra pequeña Gema, y nos compensó con una noche más, que por problemas nuestros de agenda ha quedado pendiente. También tienen una fantástica piscina muy bien cuidada con unas espectaculares vistas a la sierra, qué también hemos usado bastante por el calor de la época en la que hemos ido. Nuestra única pega es que nos quedamos con las ganas de probar el menú del restaurante de Antonia ( que también resulta ser el único del pueblo) del que otros clientes tan bien han opinado, ya que cerraban justo los días que fuimos, o de tomarnos alguna tapa en el bar del pueblo (que también es el único y tuvimos la mala suerte de encontrarlo cerrado). En definitiva, a todos los viajeros recomendamos este precioso cortijo por su encanto y por la amabilidad y simpatía de Antonia y Claudia (hasta la perrita Cuqui resultó ser simpática y nuestro perro Noah quedó prendado de ella), pero sobre todo por la profesionalidad que han demostrado. Un fuerte abrazo y esperamos volver pronto para probar vuestra apetecible carta.

    Fecha de la estancia: Jul 2016
x