Utilizamos cookies para mejorar su experiencia como usuario. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar su configuración.
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia como usuario. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar su configuración.
Verified Review icon check navigate-up navigate-left navigate-right expand mail svg-lightning svg-24hr svg-house svg-sleeps svg-bedrooms svg-bathrooms svg-stay svg-toilet calendar svg-report-flag pet-dog svg-multiunit Default Owner Icon heart-filled
promedio/noche
0
promedio/noche
0
promedio/noche
0
promedio/noche
0
promedio/noche
0
¡Excepcional! 5/5
(14 comentarios)
promedio/noche
14
promedio/noche
0
¡Excepcional! 5/5
(5 comentarios)
promedio/noche
5
promedio/noche
0
promedio/noche
1
promedio/noche
0
promedio/noche
3
promedio/noche
2
 

Opiniones recientes

Un 10!

5 de 5
Recomendable 100%, a la casa Vilamide no le falta un detalle, todo nuevo y comodísimo y en un entorno único: ríos, bosques, árboles frutales por todas partes, naturaleza y paz absoluta, perfecto para nuestro peque y para nosotros. Gracias a los dueños, Rafa y Manuel, nos hemos sentido como en casa, gente hospitalaria, amable y discreta. Seguro que repetimos. Un 10.
  • comentario enviado: Sep 12, 2017
  • Fecha de la estancia: Aug 2017

GRACIAS POR ESTA MAGNIFICA ESTANCIA

5 de 5
Hemos estado en Chandaspuga la última semana de julio dos familias con dos peques y un chaval. Por no repetirnos con las cosas que otros viajeros han puesto en sus opiniones ( que por cierto son todas acertadas y en su momento nos sirvieron de mucho) comentar que reiteramos todas y cada una de ellas, que todas tienen razón e incluso en ocasiones se quedan cortas. Chandaspuga es la casa de tus sueños, es un entorno tranquilo e ideal, es el paraíso de los niños a los que les gusta bañarse y jugar, el de los padres que quieren verles reír y disfrutar, es felicidad, es relax, es descanso, es sol, es calor, es buen rollo, excelente compañía, es buena comida, es sobremesa, es luz y sobre todo, es un pequeño museo lleno de sorpresas y joyas en cada rincón, que vas descubriendo conforme pasan los días y que ninguna te deja indiferente. Todo esto con el beneplácito de unos anfitriones encantadores. ¿ Se puede pedir más? Gracias chicos por todo, ojalá podamos volver a esa vuestra casa que también la habéis hecho nuestra por unos días. Un abrazo desde Miranda de Ebro (Jose, David, Arancha, Adrían, Martín, Valeria y Virginia)
  • comentario enviado: Aug 24, 2017
  • Fecha de la estancia: Jul 2017